¡Cineteca Nacional reanudará actividades! Aquí todo lo que debes saber

La reapertura de la Cineteca Nacional era la noticia que muchos cinéfilos esperaban. Esta tarde, el recinto de Xoco ha confirmado que abrirá sus puertas el miércoles 12 de agosto.

A pesar de que la reanudación de actividades de los cines sería cuando la capital llegará al semáforo amarillo, el 7 de agosto el Gobierno de la Ciudad de México anunció que, aun en semáforo naranja (en el cual se encuentra la capital), se permitirá la apertura de diversos lugares, entre ellos los cines.

En un comunicado, la Cineteca Nacional ha informado que cada función operará a un máximo del 30% de capacidad y sólo se habilitarán siete de las 10 salas. Asimismo, ha compartido las medidas sanitarias que se implementarán:

-El personal que está en contacto directo con los usuarios manejará en todo momento equipo de protección: cubrebocas y caretas faciales.

-Respecto al uso de butacas, habrá dos espacios entre persona y persona.

-El recinto contará con despachadores de soluciones desinfectantes, o cloro comercial, en espacios públicos, además de contar con la instalación de barreras de acrílico (taquillas, recepción, dulcerías y cajas registradoras).

-El uso del cubrebocas es obligatorio para ingresar al recinto.

-Aunque habrá venta normal en taquilla con cobro en efectivo, se recomienda usar los servicios de venta en línea o pagar en taquilla con tarjeta bancaria.

-En caso de asistir con acompañantes, se recomienda que sea una sola persona la que realice la compra en taquilla o dulcería.

-Al finalizar la función, se deberán seguir las instrucciones del personal, que optimizará la salida ordenada de las salas.

-Se podrá consumir alimentos, pero se recomienda que se consuman una vez realizada la limpieza de manos y un retiro adecuado de cubrebocas.

Algunas de las películas con las que la Cineteca Nacional reabrirá sus puertas, son: El acusado y el espia (Roman Polanski, 2019), Familia de medianoche (Luke Lorentzen, 2018), Los Miserables (Ladj Ly, 2019), Retrato de una mujer en llamas (Céline Sciamma, 2019) y la versión en blanco y negro de Parasite (Bong Joon-ho, 2019).

CONSULTA AQUÍ MÁS INFORMACIÓN

Estrenará Cineteca Nacional versión blanco y negro de ‘Parasite’

A partir del miércoles 12 de agosto, los cines de la Ciudad de México reanudarán actividades después de cuatro meses de haber cerrado sus puertas ante la pandemia por COVID-19.

Cuando se dio la noticia el 7 de agosto, la pregunta de muchos cinéfilos fue, ¿la Cineteca Nacional también abrirá sus puertas?, ¿con qué títulos reanudará su cartelera? Esta tarde, el recinto ha confirmado que a partir del 12 de agosto retomará actividades en siete de sus 10 salas, y una de las sorpresas es que exhibirá la versión en blanco y negro de Parasite (2019), la elogiada película de Bong Joon-ho.

Tal entrega se estrenó el pasado 22 de enero en el Festival Internacional de Cine de Rotterdam. Lo que impulsó al cineasta a realizar esta versión, con ayuda de su cinefotógrafo Hong Kyung-Pyo, fue su amor por el cine clásico.

Una de las impresiones del director ante la película, que ahora podrán disfrutar los espectadores de la Ciudad de México, fue que le parecía más cruel porque se podía apreciar más las diferencias entre ricos y pobres.

En su comunicado, la Cineteca Nacional ha informado que operará a un máximo del 30% de capacidad y se implementará un estricto protocolo de sana distancia e higiene.

Compra aquí tus boletos para Parasite b/n

Consulta aquí la cartelera completa de la Cineteca Nacional 

Walter Mercado: un documental con mucho, mucho amor

Mucho, Mucho Amor, el documental sobre la vida de Walter Mercado, ha llegado a Netflix tras ser anunciado poco después de la muerte del astrólogo.

Contrario a la sinopsis que ofrece la plataforma, la cual afirma que se trata sobre la repentina desaparición del astro en el punto más alto de su fama, la entrega se centra en la construcción de Walter Mercado como personaje, desde sus inicios como “niño milagroso” a su consolidación como estrella televisiva, para concluir en un homenaje en la ciudad de Miami por sus 50 años de trayectoria, su primer y último gran evento tras vivir tranquilamente en su mansión de Puerto Rico.

La reseña completa en nuestro canal Cine para Todos.

¿Tienes un documental? ¡Mándalo a este concurso de la UNAM!

Desde 1997 la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), reconoce e impulsa al cine documental mexicano con el Premio anual José Rovirosa al Mejor Documental Mexicano, y desde 2008, amplia su reconocimiento a la comunidad estudiantil con la categoría al Mejor Documental Estudiantil Mexicano.

A través de la Filmoteca de la UNAM, la Escuela Nacional de Artes Cinematográficas (ENAC) y Cultura UNAM, este año se abre la convocatoria, disponible hasta el 18 de septiembre, para documentales realizados entre el 2 de junio de 2019 y el 1 de junio de 2020 hablados en español o subtitulados. La duración mínima de las obras estudiantiles debe ser de 10 minutos y máximo de 120, mientras que las de la categoría Mejor Documental Mexicano debe de ser mínimo de 30 y máximo de 120 minutos. 

Debido a la contingencia sanitaria por la COVID-19, la inscripción y recepción de las obras concursantes se hará únicamente de manera virtual.

Por segunda ocasión, los trabajos inscritos en la categoría Mejor Documental Estudiantil Mexicano serán exhibidos en la plataforma en línea Cultura en Directo UNAM (culturaendirecto.unam.mx), como parte del Segundo Festival José Rovirosa de Documental en Línea y podrán participar por el Premio del Público.

El ganador de la categoría Mejor Documental Mexicano será acreedor a 60 mil pesos, mientras que el Mejor Documental Estudiantil Mexicano obtendrá 30 mil pesos. Con respecto al Premio del Público, el monto será de 10 mil pesos.

Consulta más información y la convocatoria completa aquí. 

A partir del 12 de agosto podrán reabrir cines en la Ciudad de México

En conferencia de prensa, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ha anunciado diversas actividades que se permitirán realizar a partir del 10 de agosto, aun con que la Ciudad de México se encuentra en semáforo naranja. Entre ellas se contempla la reapertura de cines.

Será a partir del 12 de agosto cuando los cines podrán abrir sus salas después de cuatro meses de su cierre debido a la pandemia por COVID-19. El aforo estará limitado a un 30% y se deberán seguir medidas sanitarias como el uso del cubrebocas durante toda la función y la constantemente aplicación de gel antibacterial. Asimismo, tendrán que estar señalizados los asientos no disponibles, esto para asegurar la sana distancia.

También se invitó a no acudir en grupos grandes y a fomentar la compra de boletos en línea por parte de los cines. Con respecto a otras medidas dentro de las instalaciones, se tendrá que usar un solo sentido en la entrada y salida, letreros para señalar el recorrido y los lugares de espera en cajas y/o filas; también se deberá de desinfectar y limpiar constantemente el sistema de filtros y ventilación.

“Si seguimos bajando en hospitalización y en número de contagios, estaremos en condiciones la próxima semana de seguir abriendo algunas otras actividades”, señaló Claudia Sheinbaum.

“Hay que perder el miedo a hacer esa primera película”: lecciones de un cineasta independiente

Por: Karla León (@klls_luu)

En 1989, Alan Gutiérrez, quien con tan sólo doce años de edad ya incursionaba en el mundo de la actuación, decidió poner el dedo sobre el renglón y tomar al cine como su profesión gracias a su participación como parte del elenco de la película Bandidos (1991), un western situado en la Revolución Mexicana y una de las primeras cintas escritas, dirigidas y producidas por Luis Estrada dentro del periodo del llamado nuevo cine mexicano. 

Inspirado por la pasión y el increíble talento que demostraron en el set figuras como Emmanuel “El Chivo” Lubezki, Brigitte Broch y Guillermo Del Toro, el ahora cineasta, productor y guionista, continúa manteniendo como eje creativo la ilusión y la entrega por contar historias.

Tales elementos le permitieron consolidar la producción de su ópera prima, Síncopa, película independiente que, contra toda predicción, logró ser filmada en tiempo récord con un presupuesto mínimo y un crew conformado (en su mayoría) por estudiantes. 

Con más de dos décadas de trayectoria en cine, teatro y televisión, Alan se ha desarrollado multidisciplinariamente en diversos rubros de la producción audiovisual, lo que le ha permitido especializarse y comprender a profundidad las necesidades particulares de cada proyecto. El Disfraz (1999), Animecha Kejtzitakua (2008), Contacto (2016) y Ambiente Hostil (2017), son sólo algunos de los títulos que, de manera independiente, ha presentado en numerosos festivales y muestras de cine, tanto nacionales, como internacionales. 

“Lo que más admiro del cine es que es un arte. Hacemos cine porque lo amamos; los primeros pasos están motivados por ese amor y pasión por contar historias. Creo que eso es lo que nos mueve a todos, aunque sí considero que nos tendría que ir a todos bien dentro de la industria para vivir de esta labor”, menciona Alan, quien asegura que sus logros más importantes en el cine se resumen en disfrutar cada etapa, desde terminar un guion, hasta juntar un crew para filmar.

“El proceso de filmación es el más corto, se reduce a unas pocas semanas todo lo que preparaste meses atrás, incluso todo lo que se estudió para lograrlo. Cuando comienzas, existe esa adrenalina por filmar bajo presión, contra el tiempo, contra las adversidades y, cuando terminas la última toma, viene ese momento que es maravilloso y que no termina ahí. Llega la etapa de postproducción, que requiere de mucho trabajo y en el que comienzo a contar la historia”. 

La libertad de contar historias

“¿Qué es lo que hace al cine independiente maravilloso? La libertad que tienes al hacerlo”, expresa Alan, quien, sin catalogarse exclusivamente como un cineasta independiente, encuentra grandes virtudes dentro de este concepto que ya rondaba entre los productores estadounidenses a principios de los años 20, y que más tarde se consolidó con las nuevas olas de cine francés, inglés y americano, entre la década de los 50 y 70, respectivamente. 

“Al ser independiente, muchas veces no cuentas con el presupuesto que, probablemente, necesitarías, sin embargo, tienes la libertad de contar la historia como tú quieres, algo más arriesgado, más íntimo y alejado de lo convencional. En ese sentido, tratamos de que sea más artístico. Algunas (películas) podrían caer en ‘baja calidad’ por cuestiones de presupuesto, sin embargo, hay grandes ejemplos que nos han demostrado actuaciones fantásticas, o una fotografía y edición impecable”, aclara. 

Desde su perspectiva, los estudios y plataformas han sido más convencionales con aquello que les ha funcionado a lo largo de los años, incluso, en la forma en la que guían a las producciones, por ejemplo, a través de la imposición de actores, cambios y repeticiones de escenas, reportes semanales rigurosos, o modificaciones en la historia durante la postproducción. “Al final, son ellos los que están pagando, los que tienen el presupuesto y demás”. 

“En México tenemos el caso de las comedias románticas. Las estadísticas hablan de que les va bien; no se trata de criticarlas, pero me parece que tienen un público que funciona, por eso las grandes productoras tienden a preferir este tipo de historias, un poco menos arriesgadas. Cuando voy a hacer una película independiente, prácticamente hago la historia que yo quiero contar, de la manera en la quiero contarla. Es una libertad tremenda para tener diferentes tipos de historias”, explica. 

Grandes retos

Durante años, el problema más significativo para el cine independiente -y el cine mexicano en general-,  ha sido la distribución y la exhibición. De acuerdo con el Anuario Estadístico de Cine Mexicano 2019, publicado por el Instituto Mexicano de Cinematografía, se produjeron 216 películas nacionales, de las cuales 101 fueron estrenadas; de estas, únicamente el 45% logró exhibirse en 10 pantallas o menos y el 30% tuvo actividad publicitaria en medios impresos y electrónicos. Así mismo, 49% de las películas fueron producidas por estímulos fiscales. 

El reto, declara Alan, no reside en el presupuesto o en la realización, sino en darlas a conocer al público. “Son películas a las que les va muy bien en festivales, me parece que ponen muy en alto el nombre de México y se nota en los resultados, sin embargo, llegan a muy pocas salas y audiencias. Nuestra área de oportunidad es encontrar la manera de llegar a más personas, que se sepa que también se hace un buen cine independiente mexicano, que hay una industria, o que tratamos de levantar una industria que apuesta por otro tipo de historias”. 

“El 2020 ha sido catastrófico para todo el cine. Venían creciendo círculos y clubes independientes que proyectaban otro tipo de películas. Me parecía muy interesante el tener estos foros en desarrollo. Esperamos que sobrevivan y que venga, nuevamente, esa evolución, porque hay un público que ha ido creciendo también y que busca estas nuevas propuestas”, menciona, al mismo tiempo que reflexiona que los realizadores independientes también deben de buscar los medios y unir esfuerzos para llegar a los espectadores. 

“No estoy peleado con los distribuidores, porque al final es un negocio para ellos, pero sí debemos de crear nuestros propios recursos. Muchas veces, el pretexto es que la gente no acude y se basan en estadísticas. ¿Cómo vamos a crear más público si no le damos una oportunidad al nuevo contenido? Culturalmente, estamos acostumbrados a repetir fórmulas de Hollywood que funcionan, que son más comerciales y a las que sí se acude; repetimos y repetimos, no nos arriesgamos a algo nuevo”, puntualiza. 

Para el cineasta, Amores Perros (2000), escrita por Guillermo Arriaga y dirigida por Alejandro González Iñárritu, es un gran ejemplo de cine independiente que, en su momento y bajo iniciativa privada, marcó una línea narrativa arriesgada, diferente y que se sostenía por sí sola, a tal grado que tuvo éxito en festivales nacionales e internacionales y fue del agrado del público, de tal modo que hoy es un referente absoluto del cine mexicano. 

“Debemos de generar una cultura de la mano de los distribuidores y exhibidores, incluso, con los apoyos del IMCINE, me parece que deberían distribuirse de una manera mucho más competitiva. No se trata de imponer, pero sí de darnos más espacio, si contamos solamente con el 10% de los exhibidores, estamos en desventaja, y no vamos a generar una audiencia. No creo que deba ser impositivo, personalmente disfruto mucho del cine extranjero, pero sí debemos estar más protegidos y apelar a nuevas y más propuestas de cine nacional”, clarifica. 

Un gran debut

Síncopa es un término musical que se utiliza mucho en el género jazz, y cuya esencia consiste en ir en contra del ritmo. Justo así, y como símbolo de una metáfora, Síncopa (una película que para algunos productores era imposible de realizar) se llevó a cabo en tan sólo unos meses, con un presupuesto muy bajo, un crew conformado, en su mayoría, por estudiantes de las industrias creativas y un cast que recorrió más de 50 locaciones nacionales y extranjeras, entre ellos, Osvaldo de León, Irán Castillo, Antonio Monroi, Mauricio Argüelles, César Rodríguez, Juan Vera y Roger Montes. 

“La historia de Síncopa tiene mucho que ver en cómo estamos haciendo esta película. Fuimos en contra de todo lo establecido, de por sí es complicado hacer cine independiente, la manera en la que realizamos esta cinta lo fue aún más. Para mí, el dirigir esta película no sólo se logró a partir del tiempo en el que me tardé escribiéndola o preparándola, viene de mucho antes, de ese momento, en el set de Bandidos (1991), cuando decidí que quería hacer cine y contar historias. Gracias al amor de todo el crew y el cast se cumplió. En su momento, no había forma de hacerla con el tiempo y el presupuesto que se tenía, pero lo logramos y nos queda esa satisfacción de haber contado la historia de la mejor manera posible”, afirma. 

En proceso de postproducción y con un estreno postergado por la contingencia de salud a nivel mundial, Alan plantea este sueño como el primero de muchos por delante. “Cierro un ciclo de mucho años con Síncopa, sin embargo, vienen otros. Cada película es un nuevo sueño, una nueva meta por realizar, porque todas son diferentes y eso es lo que me sigue motivando. Son años de trabajo. Había participado como actor en películas, jugado otros roles en la producción, pero no había hecho mí película, la historia que yo quería contar, no la había dirigido, hasta ahora”. 

Perder el miedo

Inspirado por el cine independiente de directores como Steven Soderbergh, Luis Estrada, Fernando Eimbcke, David Lynch, François Truffaut y Jean-Luc Godard de la nueva ola francesa, además de Akira Kurosawa, Ingmar Bergman, Andréi Tarkovski y Woody Allen, Alan asegura que el primer paso para hacer cine, independientemente de un rol en la producción, es ponerse a contar historias. 

“En México, podría decirse que casi prácticamente todos iniciamos como independientes. Yo duré años tratando de buscar una oportunidad, perdí tiempo, e incluso, tampoco me sentía preparado, tenía miedo. Hay que perderlo, empezar a contar historias de  la mejor manera posible. No sé si en diez años yo vea Síncopa y me arrepienta, o piense que me faltó experiencia u otra cosa, pero no depende de mí. Hay que prepararse y hacerlo”. 

Como realizador, Alan considera que lo más importante para un cineasta es no seguir reglas, pero sí buscar, dentro de las posibilidades, el trabajo colectivo, la confianza dentro del set, la entrega y la pasión por contar historias, el ser responsables y respetuosos, así como disfrutar cada momento a la hora de filmar. “Siempre trato de transmitir el practicar y experimentar, eso te hace cada vez mejor.”

“Aconsejo estudiar. Muchas veces, tenemos entendido que grandes cineastas no estudian, por ejemplo, Iñárritu y Tarantino. Nos ponen sobre la mesa que son extraordinarios y no han estudiado, aquí confundimos; no han ido a una escuela, pero sí han estudiado. Estudia cómo realizarás tu película, ve entrevistas, platica con gente; en mi caso, trato de tomar talleres interesantes, hay que encontrar la manera y la oportunidad de prepararse; esto nos va a resolver muchos problemas”, comparte. 

Con una amplia trayectoria como profesor de Cine, Guionismo y Dirección y Puesta en Escena en el Tecnológico de Monterrey, Alan encuentra en las escuelas de cine una guía sólida e importante para los realizadores, no obstante, también opina que muchas veces se desmotiva, desalienta y no se prepara debidamente a los alumnos para incorporarse tempranamente a un set. “Existe una gran área de oportunidad en la educación de cineastas, a mí me gusta involucrar para generar experiencia, aprendizaje, toma de decisiones, e incluso,  para perder el miedo al fracaso.”

“Probablemente mi primer corto me quede muy mal, pero eso me ayudará a que el segundo no sea tan malo como el primero, y así sucesivamente. La práctica y la intención pueden cumplir sueños. Hay que aprender y hacer al mismo tiempo para aplicar el conocimiento. Hay que perder el miedo a hacer esa primera película, y contar lo que traes en este momento. No importa lo que van a decir los demás, no todo se atreven y eso es un logro. No sabremos si será un éxito comercial, qué tal le vaya, cómo será tratada por la crítica o por la audiencias, no depende de nosotros. Cuenten historias, trabajen y pierdan el miedo”, finaliza Alan Gutiérrez, un cineasta con un gran debut. 

Celebra Disney Channel 14 años de ‘High School Musical’ con maratón

High School Musical, reconocido musical producto de Disney Channel, está por cumplir 14 años de su primera emisión en el canal televisivo para América Latina, por lo que cada día se transmite una película de la saga.

Los festejos iniciaron con High School Musical (Kenny Ortega, 2006) y High School Musical 2 (Kenny Ortega, 2007). Hoy 5 de agosto es el turno de High School Musical 3 (Kenny Ortega, 2008) y el jueves 6 habrá un maratón de las versiones sing along de las tres entregas, el cual iniciará a las 8:15 y a las 20:00 transmitirán de nuevo la primera parte de este formato.

La fiesta termina el viernes 7 con el spin-off La fabulosa aventura de Sharpay (Michael Lembeck, 2011), historia separada con la villana de la trilogía como protagonista.

High School Musical, la primera entrega de esta trilogía fue, al momento de su estreno, la película original de Disney Channel más exitosa de su historia. Con un presupuesto de 4.2 millones de dólares, logró juntar un total de 7.7 millones de televidentes en Estados Unidos, un récord para el año 2006. Con la segunda película se rompió esta marca con creces, amasando un total de 17.2 millones de espectadores. En ese momento, se coronó como la emisión más vista en la historia de la televisión restringida. El total de público, tomando en cuenta los tres showings que hubo, fue de más de 33 millones de personas

El tercer y último largometraje, High School Musical 3, fue el único contemplado para estrenarse en salas. Se trata de la entrega más cara de la trilogía, así como la que obtuvo mejores comentarios de la crítica profesional que destacó el mejoramiento de la narrativa, así como de los valores de producción.

Todas la emisiones serán a las 20:00, hora de la Ciudad de México, en el canal Disney Channel.

 

Elenco de ‘Malcolm el de en medio’ festejará 20 años de la serie con reunión virtual

Los 2000 arrancaron con una de las series más queridas del milenio: Malcolm el de en medio. Fue el 9 de enero de dicho año cuando se emitió el primer capitulo de la comedia protagonizada por Frankie Muniz, quien interpretó durante seis años a Malcolm, un niño superdotado que posteriormente atraviesa los dilemas de la adolescencia: la incertidumbre ante el futuro, las relaciones de pareja, y sobre todo, los conflictos con una familia que parece no entenderlo, pero que siempre está a su lado.

Como festejo de los 20 años del estreno de Malcolm el de en medio, el elenco se reunirá virtualmente el 8 de agosto para leer el episodio piloto de la serie. Así lo anunció en su cuenta de Instagram Bryan Cranston, quien se ganó rápidamente el cariño del público con su personaje de Hal.

 “Si te has perdido una dosis de tonterías en tu vida, échennos un vistazo este sábado 8/8 para una celebración del vigésimo aniversario del estreno del programa. ¡El elenco ha vuelto!”

La reunión se realizará en la plataforma Zoom y es organizada por Linwood Boomer, creador de la serie. El objetivo es recaudar fondos en beneficio de la organización Healing California, la cual brinda atención dental, médica y oftalmológica gratuita.

Te puede interesar: Malcolm llegará a Amazon Prime Video 

Para conocer más detalles del evento y cómo puedes acceder a él, consulta aquí toda la información. 

Disney+ ya tiene fecha de lanzamiento en México y Latinoamérica

Después de su lanzamiento en Estados Unidos en noviembre de 2019, y de rumores desmentidos sobre fechas que indicaban que llegaría en marzo pasado, la plataforma de streaming Disney+ tendrá su lanzamiento oficial en Latinoamérica el próximo mes de noviembre.

Así lo ha informado Bob Chapek, CEO de Disney, en el marco de la presentación de los resultados de las ganancias del tercer trimestre de la empresa. Hasta este momento no se ha especificado qué día estará disponible el servicio que reúne contenido de Disney, Pixar, Marvel, Star Wars, National Geographic y algunas de las producciones de Fox.

El aviso se da el mismo día que se ha anunciado que la entrega live action de Mulan, película cuyo estreno se ha retrasado por la pandemia, tendrá su estreno en Disney+ el próximo 4 de septiembre. El costo será de $29.99 dólares y estará disponible en Estados Unidos, Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Alemania, Italia, Suiza y España.

Disney+, compañía que hasta el 3 de agosto de 2020 ha acumulado 60.5 millones de suscriptores, se perfila como la principal competencia de Netflix.

Bradley Cooper está en platicas para protagonizar la nueva película de P.T Anderson

De acuerdo con The Hollywood Reporter, el actor Bradley Cooper (Nace una estrella, El Francotirador) se encuentra en conversaciones para participar en la próxima película de uno de los cineastas más aclamados del cine contemporáneo: Paul Thomas Anderson.

El diario estadounidense no ha reportado detalles del papel que Cooper interpretaría; recordemos que de la película tampoco se ha dado a conocer más información, además de que será una producción bajo la distribución de MGM Focus Featured (mismo de El hilo fantasma) y que estará ambientada en la década de los 70 en el Valle de San Fernando, California (donde el cineasta vivió sus primeros años) y contará la historia de un actor infantil quien cursa la secundaria.

Se contempla que la película, aún sin título, inicié su producción en el otoño de este año, si es que las condiciones son adecuadas. Por su parte, Bradley Cooper tiene pendiente la finalización del rodaje de Nightmare Alley, la próxima película dirigida por Guillermo del Toro y en la cual se verá al estadounidense junto a otros actores como Cate Blanchett, Rooney Mara, Ron Perlman, Richard Jenkins y Willem Dafoe.

Otro de los proyectos de Bradley Cooper es la biografía del director de orquesta estadounidense Leonard Bernstein, la cual dirigirá y protagonizará. Como productores de esta historia, que será para Netflix, se encuentran Todd Phillips, Martin Scorsese y Steven Spielberg.