Las mejores actuaciones de Adam Sandler

Si hablamos de figuras influyentes en el cine estadounidense desde hace ya 30 años, el nombre de Adam Sandler indiscutiblemente debe aparecer. Puede gustar lo que hace o no, pero el tipo es una garantía de dos cosas: una taquilla por demás favorable y una crítica apabullante. El emblema de la dualidad existente en el “cine comercial”.

Surgido como muchos otros de las filas de Saturday Night Live, Sandler despegó en los años noventa como uno de los cómicos más reconocidos y rentables. Sin embargo, con el pasar de los años, las historias en las que participaba -casi todas producidas por él- decrecieron en calidad y establecieron al actor como una figura bipolar en su recepción. Lo amas o lo odias.

Ahora se concibe casi únicamente como un intérprete de churros, en los cuales no tiene que hacer prácticamente nada más que ser él mismo, pero eso no es totalmente cierto.

Aquí enumero algunas de las mejores actuaciones de Sandler. No todas son melodramas o tragedias; dentro de los propósitos de la trama, Sandler ha elevado su personaje para alzar la película en cuestión. Este criterio omite a clásicos modernos como Como si fuera la primera vez.

Mención honorífica: El aguador (Frank Coraci, 1998)

Sandler es conocido por la comedia de adultos inadaptados con conductas infantiles que, con un desarrollo mínimo de personaje, terminan realizándose dentro de los límites de su entorno. Comedia simple, slapstick franco y muchos chistes situacionales. Esta historia de un joven quien, sobreprotegido por su madre (Kathy Bates, para que vean), no logró desarrollar sus habilidades sociales como una persona regular, encontrando refugio como aguador de un equipo universitario, al cual logra ayudar en su juego después de una serie de eventos.

Aunque el fútbol americano ha sido abordado en muchas ocasiones por el cine estadounidense, estoy plenamente convencido que esta es una de las películas que manejan el deporte con más soltura en su forma de sátira, lo cual ha derivado en una serie de referencias populares acreditadas en la cultura general estadounidense.

  1. Happy Gilmore (Dennis Dugan, 1996)

Junto a Billy Madison (1995), este es uno de los títulos que dieron nombre a la productora de Sandler, Happy Madison. Asimismo, es una de las mejores -si no es que la mejor- comedia deportiva. 

Construida alrededor del jugador de hockey Happy Gilmore, cuenta sobre un adulto con problemas de ira, quien tras ver perdida la casa de su abuela, incursiona en el golf para obtenerla de vuelta.

Imagine que una película sobre el golf sea hilarante, conmovedora y con un argumento lo suficientemente completo para no caer en el exceso de comedia sin sentido. Cada quien a lo que le sabe y Sandler, al menos durante los 90, sabía hacer reír y encantar al público con su sola interpretación que es casi todo.

  1. Siempre hay tiempo para reír (Judd Apatow, 2009)

De aquí ya empezamos con los “roles serios”. Dirigida por el sensei Judd Apatow, esta es la historia de George Simmons (Adam Sandler autorreferencial), un cómico en decadencia, quien un mal día descubre que tiene cáncer. Con el tiempo en contra, Simmons decide poner su vida en regla acompañado de su fiel escritor y compinche Ira Wright (Seth Rogen, para que vean).

Entre el melodrama y la comedia leve, Sandler encarna -quizá con demasiada naturalidad- el papel de este cómico egoísta quien, por supuesto, se ajusta a él. Además, la trama ofrece picos dramáticos interesantes con un desarrollo lo suficientemente conmovedor y extenso.

  1. Embriagado de amor (Paul Thomas Anderson, 2002)

Hasta hace pocos años, Paul Thomas Anderson no sólo era uno de los mejores cineastas con vida, también el único que “había logrado que Adam Sandler actuara” -cosa que, ya vimos, es totalmente falsa-. Esta historia sobre un pobre diablo -dimensión social cómoda para los personajes de Sandler-, abusado psicológicamente por sus hermanas quien encuentra el amor de una manera totalmente increíble, es el argumento más arriesgado en el cual el actor se ha visto involucrado.

Aquí, por supuesto, no podemos dar todo el crédito al cómico judío como en los dos primeros puestos, pues mucho tiene que ver la dirección de Thomas Anderson. Si bien no considero que el trabajo de Sandler sea tan virtuoso como en los peldaños anteriores, el mérito recae en ajustarse al manejo actoral de PTA y a las demandas de un rol que exigía fuerte contención, así como chispazos de desquicio. Título nominado a la Palma de Oro y con el cual Paul Thomas Anderson ganó el premio a Mejor Director en Cannes. Ahí nomás.

  1. Diamantes en bruto (Josh y Benny Safdie, 2019)

Los hermanos Safdie ya habían “levantado” a otro actor de “dudosa reputación” en Robert Pattinson con la maravillosa Good Time (2017), su mejor película, indudablemente.

Ahora, siguiendo con lo que parece será cimiento en su estilística, tomaron a Adam Sandler para interpretar a Howard Ratner, un pobre diablo adicto a la adrenalina y a las apuestas que sobrelleva su decadente vida con las emociones fuertes. De nuevo, el actor neoyorquino sostiene muy bien el papel ciertamente poco convencional y tiene momentos brillantes como vemos en una de las escenas pivotales, donde Howard se desmorona en su oficina tras saberse un perdedor solitario.

  1. Los Meyerowitz: la familia no se elige (historias nuevas y selectas) (Noah Baumbach, 2017)

Originalmente titulada de forma mucho más simple The Meyerowitz, Noah Baumbach dirige a dos actores conocidos por su entorno en la comedia y/o en el melodrama ligero como son Ben Stiller y Adam Sandler, dos nombres que suelen relacionarse y hasta confundirse, haciendo de hermanos.

La cinta va alrededor de los vaivenes familiares de los Meyerowitz, familia llena de secretos, personalidades y traumas, donde Sandler hace del resentido Danny, el hijo apestado de la familia por ser concebido como un fracasado e inadaptado.

La actuación de Sandler sostiene y enmascara en buena medida al más matizado Stiller, especialmente en las escenas de tensión fraternal, apoyado enormemente por el ingenioso guion de Baumbach quien maniobra con las formas fílmicas para crear un excelente melodrama familiar con notas altísimas en todo aspecto.

Adam Sandler es un actor competente. No posee el rango más completo ni la carrera más ilustrada, pero es erróneo encasillarle en la comedia boba únicamente. Y, aún si así fuera, varias de sus comedias bobas son bastante graciosas. Una figura más completa de lo que normalmente se entiende y presente en la memoria fílmica de mucha gente.

 

https://www.youtube.com/watch?v=ihalG3Rw_QA&t=197s

Lo que debes conocer de ‘Dune’ la próxima película de Denis Villeneuve

Por: Rubí Sánchez (@rubynyu)

Crecen las expectativas por uno de los estrenos más esperado del año, la nueva adaptación de Dune, obra ganadora del Premio hugo y Premio Nébula. Desde que se confirmó que Denis Villeneuve desempeñaría el papel de director, los seguidores de la ciencia ficción se mostraron entusiasmados al tener como antecedentes Arrival (2016) y Blade Runner 2049 (2017), películas que sorprendieron a público y críticos por igual.

La primera parte, de lo que se pretende sea una bilogía, presentará la mitad de la novela escrita en 1965 por Frank Herbert y cuya adaptación corrió a cargo de Eric Roth, guionista de Forrest Gump (1994) y Múnich (2005)

En cuanto a la cinematografía, un elemento que resalta en la obra de Villeneuve, el responsable es Greig Fraserquien dirigió la fotografía de Rogue One: A Star Wars Story (2016) y de la serie The Mandalorian (2019); Fraser también está a cargo de la próxima película de The Batman, protagonizada por Robert Pattinson. Por el lado musical, el Score fue compuesto por Hans Zimmer. 

La historia de Dune plantea un universo religioso y sociopolítico, donde una sustancia es esencial para la existencia, puesto que extiende la vida humana, permite el viaje interestelar y eleva el pensamiento. Lord Leto Atreides se convertirá en el encargado de custodiar dicha sustancia, quien junto a su familia deberá viajar al planeta desierto Arrakis, de donde proviene la sustancia que es producida por unos gusanos de arena. Su hijo, Paul Atreides, jugará un papel clave para la historia del universo.

El reparto es otro de los atractivos de esta nueva versión: Timothée Chalamet, encarnará a Paul Atreides, el actor seguirá cosechando éxitos como ya lo hizo en Call me by your name (2017) y Little Women (2019). Lord Leto será interpretado por Oscar Isaac, quien se acercó a la ciencia ficción en Ex−Machina (2015) y ha comentado: 

“Es una cosa totalmente diferente a todo. No puedo imaginarme a nadie más adecuado con el tono de las novelas de Frank Herbert que Denis. Hay cosas que, a falta de una palabra mejor, serán pesadillescas… Hay ese tipo de brutalismo inherente. Es impactante. Es aterradora. Es muy visceral. Y sé que, definitivamente, entre Denis y yo, y Chalamet, y Rebecca Ferguson como el núcleo familiar, hemos buscado la emoción de todo. Estoy abrumado por la emoción que tengo. Creo que es bueno que sea único, especial…”

Fotogramas

Otro de los papeles principales será encarnado por Rebecca Ferguson, conocida por su trabajo en las últimas Mission Imposible; ella interpretara a Lady Jessica, madre del protagonista. Dave Bautista, quien ya trabajó con Villeneuve en Blade Runner 2049, interpretará a Glossu Rabban, el sobrino del barón Harkonnen, representado por Stellan Skarsgård, el principal enemigo de la familia.  

Otras adiciones son; Charlotte Rampling como Gaius Helen Mohiam, una religiosa de una orden Bene Gesserit. Zendaya, en el papel de Chani, hija del planetólogo imperial, mientras que Javier Bardem, Josh Brolin y Jason Momoa fungirán como aliado de los Atreides. 

La adaptación de 2020 será la cuarta ocasión en la que el universo de Dune se lleva a un medio audiovisual, esto sin contar el intento de Alejandro Jodorowsky en los años 70 con la participación de Orson Welles, Salvador Dalí y Mick Jagger, que nunca llegó a filmarse.

La cinta de 1984 de un joven David Lynch y protagonizada por Kyle MacLachlan, no entusiasmó a nadie. En 2000 se transmitió Frank Herbert’s Dune, serie considerada por los fanáticos como la más fiel al libro. En 2003, el canal SYFY estrenó Children of dune, una miniserie ubicada en la segunda y la tercera novela, con las actuaciones de James McAvoy y Susan Sarandon.

A principios de enero, a través de Reddit, se dieron a conocer algunas imágenes (que posteriormente fueron eliminadas) del rodaje realizado en Jordania:

Lo último que se sabe de la película a estrenarse el 18 de diciembre, es que Brian Herbert, hijo del escritor, pudo asistir a una proyección de la que salió muy satisfecho, alabando el vestuario, las actuaciones y la mezcla de ensueño y realismo. 

 

Mientras dure la guerra: un alivio que sólo dure dos horas

Irving Javier Martínez (@IrvingJavierMtz)

España, 1936. El intelectual, escritor y rector de la Universidad de Salamanca, Miguel de Unamuno (Karra Elejalde), apoya abiertamente el golpe de Estado contra la Segunda República y se niega a reconocer la violencia desatada por las tropas sublevadas. Mientras tanto, los golpistas son presionados por los alemanes para elegir a un jefe de Estado; Millán-Astray (Eduard Fernández) comienza una campaña interna para imponer a Francisco Franco (Santi Prego) como regente máximo. 

España tiene una gran tradición de cine histórico centrado en la Guerra Civil; sin embargo, durante la última década parecía haber quedado en el pasado. Este año se estrenaron tres largometrajes importantes: La trinchera infinita (Aitor Arregi, Jon Garaño y Jose Mari Goenaga, 2019), Sordo (Alfonso Cortés-Cavanillas, 2019) y Mientras dure la guerra (2019). La producción de Alejandro Amenábar (quien venía de hacer el ridículo con Regression) es una majestuosa pretenciosidad que recuerda a los éxitos noventeros de Trueba, Saura o Cuerda. 

A pesar de los intentos de Amenábar por dotar a la trama de “modernidad”, el corte final resulta bastante rancio y plano (haciendo ver a Dolor y Gloria, su competencia en Los Goya, como una película juvenil y fresca). La película tiene la rigidez escénica de una pastorela de colegio, debido a la simulada rigurosidad histórica, sin licencias dramáticas que brinden color al relato. Un fallo ejemplar es la poca relevancia de la esposa de Franco. Con el discurso del Día de la Raza, la anécdota central, es extraña la aparición secundaria de Carmen Polo (Mireia Rey), ya que es ella el verdadero conector entre Unamuno y el gobierno. Habría valido la pena profundizar en este tipo de vínculos, más personales e íntimos en la vida del escritor y sustituir a los sobrantes episodios políticos (como la inconexa traición a Cabanellas).

Cuando el realizador intenta cocinar momentos emotivos, se le va la mano con el azúcar. Muy aplaudida fue la escena entre Unamuno y Vila (Carlos Serrano-Clark, el más sobreactuado del elenco), pero tiene el estilo de un sitcom ochentero barato. En lugar de desarrollar una discusión agresiva entre dos generaciones, se da un ping pong de berrinches (pésimamente interpretado) que termina siendo nublado por la intrusiva música “épica” compuesta por Amenábar (muy en la melosa escuela de Garci). Definitivamente, el silencio era una mejor opción. Esa exagerada nostalgia (también presente en las conversaciones con la hija y el nieto) contradice el tono serio y formal de la subtrama militar.

En el polo opuesto, debido a un suspenso mal hilado, jamás apreciamos la amenaza del franquismo aproximándose. Me viene a la mente La Historia Oficial (Luis Puenzo, 1985), donde un personaje (ensimismado en su privilegiada cotidianidad) va adquiriendo conciencia sobre los crímenes a su alrededor. Contrario a la película argentina, en Mientras dure la guerra no existe una atmósfera opresiva latente, aunque todos los recursos se encuentran en la historia (el fanatismo religioso, las desapariciones o la propaganda simbólica). Hay una tenebrosa escena con la bandera monárquica siendo colgada en un balcón (mientras los soldados cantan la Marcha Real) y eso es todo. El director no juega con los elementos para crear una perspectiva hostil y pesimista.

Incluso, Amenábar se toma la libertad de ser benévolo con la imagen de Unamuno (defendiendo su obstinación como una aceptable vacilación ideológica). En tiempos de tóxicos “señores” como Pérez-Reverte o Vargas Llosa, se debería ser más crítico con el conservadurismo intelectual de Unamuno. Inofensiva para los hijos del Valle de los Caídos, la película está suspendida entre las dos Españas actuales, perdiendo la oportunidad para hablar a las nuevas generaciones “progres” sobre los peligros de alinearse a la ultra-derecha. En otras palabras, Mientras dure la guerra se encuentra muchos pasos atrás de clásicos como ¡Ay, Carmela! (Carlos Saura, 1990) o El espíritu de la colmena (Víctor Erice, 1973).    

Analizando su filmografía, tampoco es la mejor obra del cineasta. Los momentos oníricos y poéticos son repetitivos y con relamidos planos mal ejecutados (como la visión de Concha en el árbol y los soldados reflejados en los lentes de Unamuno). No obstante, este título tiene el logro de ser una obra legible para los espectadores de cualquier parte del mundo (con las referencias suficientes y un contexto claro); por esa razón, la producción se pasa de académica y se olvida de la emotividad intimista (opacada por las intrigas políticas). La anécdota de Mientras dure la guerra es unidimensional y sin atractivos juegos narrativos, muy similar a las revisiones históricas en el cine mexicano. Amenábar no arriesga y su nombre ya sólo es el recuerdo de una joven promesa ahogada en sus aspiraciones hollywoodenses. 

Revelan primer vistazo a Robert Pattinson como Batman

Matt Reeves, director la próxima película del universo extendido de DC, compartió a través de su cuenta de Twitter un video en el que se observan la primeras imágenes de Robert Pattinson como Batman.

Con luz rojiza y música del compositor Michael Giacchino, se presenta a Pattinson en una prueba de cámara que está despertando gran expectativa entre los fans.

Los más recientes títulos en los que Matt Reeves estuvo a cargo como director son El amanecer del planeta de los simios (2010) y La guerra del planeta de los simios (2017). The Batman planea estrenarse el 25 de junio de 2021.

Aquí te contamos todo lo que se ha dado a conocer de esta película. 

 

El escándalo: entre la justicia y el poder

Por: Karla León (@klls_luu)

En plena campaña del partido republicano para nombrar al próximo candidato por la presidencia de los Estados Unidos, la periodista Megyn Kelly, de la cadena Fox News, planteó en la agenda mediática las acusaciones de violación y acoso en las que se vio involucrado, años atrás, el magnate y contendiente Donald Trump. Pronto, la que se veía como una película en contra del ahora presidente, se transformó en una vívida y superficial trama sobre lo que atormentó, por años, a las mujeres del medio dirigido por Roger Alies. 

Dirigida por Jay Roach, El escándalo retrata uno de los más grandes escándalos mediáticos de los últimos años, cuando la exconductora Gretchen Carlson (Nicole Kidman), denunció al ahora exdirector de Fox News, Roger Alies (John Lithgow), por acoso sexual, hecho que animó a más de una veintena de mujeres a seguir sus pasos para levantar la voz en contra de las conductas que, tanto directivos como colegas, realizaban de manera cotidiana. 

Así, con un guion de Charles Randolph que perfila la fuerza del movimiento #MeToo, pero que resulta un tanto tradicional y, a ratos, confuso por la gran cantidad de subtramas y personajes involucrados, El escándalo sobresale por los hechos reales, el diseño de producción y las grandes actuaciones de la no tan reconocible Charlize Theron en el papel de Megyn Kelly, Nicole Kidman y Margot Robbie, quien encarna a un personaje que no corresponde a una persona real, pero que, al final, desarrolla y experimenta el sentir de las mujeres que ofrecieron sus testimonios. 

Bajo la cinematografía de Barry Ackroyd, quien también colaboró en The Big Short (2015) y Detroit (2017), la producción presume una buena calidad técnica, aunque algunos espacios no son de lo más atractivos y en momentos de tensión -principalmente del equipo de redacción-  se abusa de los movimientos de cámara bruscos y zooms injustificados. 

Al dejar atrás la polémica ante la dirección masculina de una película que requería perspectiva de género para no caer en estigmatismos sociales o en personajes poco profundos que no plasmaran la esencia de las consecuencias por la violencia y acoso, El escándalo deja claro, desde el primer segundo y con el recorrido de Theron por las instalaciones de Fox (donde rompe la cuarta pared para explicar a detalle el conglomerado de Rupert Murdoch) que la crítica va más allá de estos casos.

De esta forma, el también director de Trumbo (2015), se toma el tiempo para exponer y esbozar las ambiciones laborales, la presión, el silencio, la incomodidad, la impunidad, así como la poca solidaridad femenina que se vive -hasta cierto punto, de manera muy generalizada-  en uno de los medios estadounidenses más importantes en el mundo. 

Con un final agridulce, en el que la justicia es un tanto desconcertante y de términos medios, la película logra que el espectador (con múltiples vaivenes), comprenda el mítico emporio apegado al discurso de Donald Trump y la historia de cientos de mujeres que viven día con día algún tipo de violencia o acoso en sus lugares de trabajo. Si hay algo que debemos aplaudir, es que El escándalo se atrevió a tocar uno de los temas más difíciles dentro de la industria cinematográfica y los medios de comunicación, así como la falta de empatía y descaro que resalta, incluso, desde las trincheras del actual gobierno norteamericano. 

Escucha la canción de Billie Eilish para ‘No time to die’, lo nuevo de James Bond

El 14 de enero, la cuenta oficial de James Bond en Twitter confirmó que Billie Eilish interpretaría la canción principal de No Time To Die, dirigida por Cary Fukunaga (Beasts of No Nation, True Detective) y protagonizada por Daniel Craig, quien regresa para su quinta película como el personaje de Ian Fleming, James Bond 007.

La canción ya se ha dado a conocer en el canal de Billie Eilish:

 

La cantante estadounidense de 18 años fue la encargada de escribir el tema en colaboración con su hermano Finneas O’Connell. Con este trabajo, Billie Eilish, quien saltó a la fama en 2016 con el sencillo Ocean Eyes, se convierte en la artista más joven en escribir y grabar un tema de James Bond.

Otros artistas que han participado en la música de James Bond, son: Sam Smith con Writing’s on the Wall para Spectre (2015), Adele con Skyfall (2012), Alicia Keys, Jack White y Chris Cornell con Another Way to Die en Quantum of Solace (2008) y Chris Cornell y David Arnold con You Know My Name enCasino Royale (2006).

La banda sonora de No Time To Die, que se estrena el 8 de abril, estará a cargo de Hans Zimmer; esto como remplazo de Dan Romer.

Primer trailer de ‘The Green Knight’ lo nuevo de David Lowery (‘Historia de fantasmas’)

Después de Historia de fantasmas (2017), las expectativas ante el trabajo de David Lowery no sólo crecieron, sino que dicho título lo terminó de posicionar como uno de los cineastas más propositivos del reciente cine independiente de Estados Unidos.

Y es nuevamente que bajo el sello de A24 (cuyo título más reciente es Uncut gems), Lowery presenta su largometraje número seis: The Green Knight, adaptación de un poema de Arthurian, romance métrico de finales del siglo XIV.

La película está protagonizada por Dev Patel como Sir Gawain, sobrino del Rey Arturo (Sean Harris), quien se embarca en una búsqueda para derrotar al extraño homónimo de piel verde. El elenco se complementa con Joel Edgerton, Barry Keoghan, Alicia Vikander, Ralph Ineson y Kate Dickie (estos últimos vistos en The witch).

Historia de fantasmas no sólo se alzó con la aceptación de la crítica, sino que tuvo una recaudación positiva en taquilla con $1.9 millones de dólares frente a un presupuesto de $ 100,000. Su siguiente película, The Old Man & the Gun (2018) estuvo a cargo de Fox Searchlight Pictures, por lo que The Green Knight representa el regreso de Lowery a un perfil más independiente que lo ha caracterizado desde Ain’t Them Bodies Saints (2013). 

La épica The Green Knight mezcla la fantasía y el humor, como se observa en el primer trailer: