White Zombie: los muertos vivientes antes de George A. Romero

Por: Isaac Avila (@elpinshidiablo

White Zombie (Halperin, 1932), traducida al español como, Spoiler alert:  La Legión de los hombres sin alma, fundó las bases, junto a otras obras de la época, para el terror, el melodrama tenso y por supuesto, el cine de zombies de nuestro amado Romero.

Nos encontramos con el testigo en celuloide del fundador de muchas de las convenciones para narrar una historia sobre muertos vivientes. La iluminación hacia los personajes para mostrar cambios en su humor o de su estado viviente-no viviente, la transformación hacia el mundo de los caminantes, el maquillaje sombrío y los mega close up a modo de inserts para mostrar el cómo funcionan las cosas.

¿Pero de qué va White Zombie? Bueno, una joven y feliz pareja llega a los confines haitianos para encontrarse con un entierro a mitad del camino, el conductor advierte de las tradiciones locales y siguen su camino tras interrumpir el rito. Después se encuentran al antagonista de nuestra trama y a los personajes que dan el peso a la historia: zombies. A partir de este momento comienzan los convencionalismos narrativos que se han mantenido hasta ahora. La toma de decisiones absurdas, el forzar las acciones por el bien de la narrativa y una variedad de subtramas que no terminan de cerrarse del todo.  

Murder Legendre, por medio de una especie de escopolamina y un ritual budú aprendido de su viejo maestro, es capaz de extraer el alma de sus víctimas para mantenerlas bajo control. En este punto me gustaría hacer una anotación, ya que estrictamente no hablaríamos de zombies, sino de ghouls, seres sin consciencia que fijan su devoción en un poderoso ente que los obliga a hacer su voluntad y cuyo vínculo sólo se mantiene atado a la vida del mismo. Esto da pie para que los móviles de cada personaje se mantengan, el amor para los protagonistas y la pertenencia para aquellos que se interponen en su relación.

Te puede interesar: Cinco de tripa: las imperdibles del cine gore

Es, aparentemente, una fuerte crítica al esclavismo, a la percepción sobre los demás y a la idea de las posesiones. No sólo a las evidentes posesiones místicas, sino a las de poseer a una persona para estar junto a ella. El tema del vudú matiza la situación de los oprimidos y confirma la imposición y mezcla que se origina de los procesos de colonización del nuevo mundo o sólo quiere contar una historia de amor en un ambiente terrorífico y de suspenso.

Es un gran clásico que te recomiendo revisar para entender las bases de una industria muy rentable que nos ha contado historias en manga, anime, cine, videojuegos, libros y series.  

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s