Saltar al contenido

‘Don’t Worry Darling’: las controversias que acompañan su estreno

Don't Worry Darling: las controversias que acompañan su estreno

Por: Mónica Castellón

Don’t Worry Darling se exhibió por primera vez en el Festival Internacional de Cine de Venecia con críticas mixtas y una serie de escándalos que generaron los protagonistas de la cinta y su directora, Olivia Wilde.

El drama distópico está protagonizado por Florence Pugh y Harry Styles como Alice y Jack Chambers, una joven pareja feliz que vive en lo que parece ser un paraíso de la década de 1950, hasta que sucesos extraños llevan a Alice a dudar de la naturaleza utópica de su vida. La película también cuenta con las actuaciones de Chris Pine, KiKi Layne, Nick Kroll y Gemma Chan.

En un principio, la película era muy esperada por la interesante historia que planteaba y por ser el regreso de Wilde como directora después de estrenar su ópera prima Booksmart en 2019, con la cual obtuvo nominaciones en los premios BAFTA a Mejor Guion Original y en los Critics Choice Awards como Mejor Película de Comedia.

Sin embargo, Don’t Worry Darling comenzó a generar polémica a principio de sus filmaciones en el 2020 porque el actor elegido en un principio para protagonizar el filme, Shia LaBeouf, salió de la producción. Fue así como la propia Wilde propuso al cantante Harry Styles por su trabajo previo en Dunkerque (Christopher Nolan, 2017).

Unos meses después de su publicitada salida, la exnovia y cantante de LaBeouf, FKA Twigs, presentó una demanda contra el actor por agresión sexual y violencia. Al respecto, en una reciente entrevista para Variety, Wilde explicó que tomó la decisión de “despedir” a su protagonista para mantener a Pugh segura. “En última instancia, mi responsabilidad es con la producción y el elenco para protegerlos. Ese era mi trabajo”.

No obstante, LaBeouf salió a desmentir esta historia y señaló que salió de Don’t Worry Darling por decisión propia debido a “falta de tiempo de ensayo”. Además, publicó un video en donde Wilde le pide que reconsidere su decisión y se quede en la película. “Siento que todavía no estoy lista para rendirme, y también tengo el corazón roto y quiero resolver esto”, dice la cineasta en el video, y agrega: “sabes, creo que esto podría ser una pequeña llamada de atención para la señorita Flo”.  

Florence Pugh molesta con la directora

Los rumores sobre una posible pelea entre Florence Pugh y Olivia Wilde comenzaron luego de que se estrenará el trailer de Don’t Worry Darling durante la CinemaCon 2022. En ese entonces, Pugh no publicó nada de la película y prefirió promocionar en sus redes sociales Oppenheimer, el próximo filme de Christopher Nolan en el que también participa.

Sumando a esto, la publicación del tráiler provocó comentarios en redes sociales en donde destacan el interés por ver a Styles “desnudo”. Por su parte, Pugh declaró para Harper’s Bazaar que le molestaba esta situación dado que la historia era más importante que sus escenas sexuales. “Cuando se reduce a las escenas de sexo, o ver al hombre más famoso del mundo haciendo sexo oral a alguien más, no es esa la razón por la que lo hacemos. No es esa la razón por la que estoy en esta industria”. 

Finalmente, cuando se anunció que la película llegaría al Festival Internacional de Cine de Venecia, circularon informes de que Pugh ya no asistiría a la conferencia de prensa antes del estreno mundial y sólo se limitaría a participar en la alfombra roja y proyección de la cinta.

Don't Worry Darling controversias

Durante el festival, Wilde aprovechó para aclarar que no tenía ningún problema con Pugh y que la razón de su demora se debía a que se encontraba filmando la segunda parte de Dune. «Florence es una fuerza», dijo. «Estamos muy emocionados de celebrar su trabajo. En cuanto a todas las interminables tonterías y chismes de los tabloides y el ruido, Internet se alimenta a sí mismo”.

Sin embargo, aunque la directora intentó negar los rumores de un posible problema en la producción, diferentes cibernautas en redes sociales comenzaron a hacer viral un video en donde aparentemente Harry Styles le escupe a su coprotagonista Chris Pine antes de sentarse para disfrutar de la proyección de la película. Al respecto, los representantes del cantante negaron esta versión y explicaron que se trataba de un mal entendido.

Recepción en la crítica

La crítica especializada que ya vio la película en el Venecia comenzó a criticarla negativamente y, hasta el momento, acumula un 42% de aprobación en Rotten Tomatoes.  

Entre los comentarios que se destacan se encuentra el de Owen Gleiberman de Variety, que escribió: Para que realmente funcionara, la película necesitaba atraernos lentamente, ser insidiosa y sorprendente. En cambio, es ominosa de una manera obvia”.

Mientras que Stephanie Zacharek de la revista TIME comentó que Don’t Worry Darling termina “en el lugar equivocado” y que requiere de “un giro brusco hacia el triunfo feminista que se siente reparado y fácil”.

Don’t Worry Darling se estrena en México el próximo 22 de septiembre 

Categorías

Noticias

Deja un comentario