Saltar al contenido

«La película no es tan buena como la actuación de Fraser»: críticas sobre ‘The Whale’

Brendan fraser the whale darren aronofsky

Darren Aronofsky, cineasta neoyorquino conocido por Réquiem por un sueño (2000) y El cisne negro (2010), presentó en la Bienal de Venecia 2022 su nuevo largometraje como director, The Whale, producido por su compañía Protozoa Pictures y A24, empresa con la cual colabora por primera vez. 

La película es una adaptación de la obra de teatro homónima del estadounidense Samuel D. Hunter y tiene la característica haber sido filmada prácticamente en una sola locación. Sobre este punto, el director compartió en entrevista con Vanity Fair que su mayor victoria fue lograr que la película no se sienta claustrofóbica como temía, sino emocionalmente expansiva dentro del escenario único.

The Whale muestra la historia de Charlie, un hombre de 270 kilos recluido en su apartamento que come sin parar y está desesperado por reencontrarse con su hija, de quien hace mucho tiempo se separó. Pronto contacta con ella sólo para darse cuenta que es una adolescente infeliz.

Brendan Fraser (Viaje al centro de la Tierra) es el protagonista del proyecto que marca el regreso de Aronofsky como director después de Madre! (2017). Sobre la elección del actor, quien ha vuelto a la pantalla tras haber sufrido diversos abusos por parte de la industria, el cineasta neoyorquino compartió que nadie lo convencía para el papel. “Pensé en todas las estrellas de cine interpretando a Charlie, y nunca tuvo sentido ni funcionó, hasta que me vino a la mente Fraser”.

Al terminar la función de The Whale, el público de la Bienal de Venecia ovacionó el resultado en pantalla, a lo cual Brendan Fraser respondió con una conmovedora expresión que inundó las redes sociales.

Así recibió la crítica a The Whale en Venecia 2022

Pero ¿qué ha dicho la crítica? En general los comentarios aplauden la actuación de Brendan Fraser, quien se alejó del cine después de sus destacadas participaciones a finales de los 90 y principios de los 2000. Sin embargo, las primeras publicaciones no se limitan a hablar de la buena actuación, sino que señalan otros elementos que no terminan de funcionar.

Leila Latif escribe para IndieWire que Fraser interpreta a un hombre comprometido con su soledad que se mueve en un viaje hacia autodestrucción a través de “una actuación imponente en todos los sentidos […] divertida y devastadora”.

Si bien la crítica destaca lo realista que son los prostéticos que usa el actor, también dice que hay razones válidas para pensar que la película “tiene matices y posiciones inaceptablemente gordofóbicas”. Particularmente, Latif apunta a una escena en la que se parece sugerir que una persona podría sufrir una sobredosis de mayonesa como si fuera heroína.

En el caso de Variety, Owen Gleiberman dice que aunque en The Whale resalta la interpretación intensamente vivida y conmovedora de Fraser, hay elementos narrativos que entorpecen la trama, como el hecho de nunca saber por qué padre e hija han estado tan separados. Gleiberman también crítica la participación del joven misionero Thomas (Ty Simpkins), que aunque cumple con su actuación, su papel en la historia no se siente convincente.

“La mayor parte de The Whale simplemente no es tan buena como la actuación de Brendan Fraser”, sentencia el crítico, quien aun con ello dice que es un trabajo que merece ser visto.

David Rooney de The Hollywood Reporter habla de cómo Aronofsky adapta la obra de Hunter apoyándose en su teatralidad, “sumergiéndonos en la claustrofobia que se ha vuelto ineludible para el personaje de Fraser, Charlie”. En ese sentido, reconoce la lograda estructura de un personaje central confinado en pocas habitaciones mientras que los personajes secundarios van y vienen, “sigue siendo una estructura muy parecida a la de una obra de teatro”.

Lo único que cuestiona Rooney son las partituras del compositor Rob Simonsen, a las cuales llama exageradas. Según el crítico, la función de dichos elementos musicales se le debió confiar a los actores.

Más detalles deThe Whale 

Brendan Fraser contó, igualmente en entrevista con Vanity Fair, algunas de las dificultades que surgieron en el proceso de filmación. Además de hablar de lo agotador que se sintió al final del rodaje (recordemos que los prostéticos que usó eran pesados), contó cómo aun cuando había ensayado una escena desgarradora, no logró hacerla. “Me sentía mal, habría sido un fracaso”, recordó.  “Darren dijo: ‘Vamos a volver y hacer esto mañana. Llegaste a tu punto máximo.Pasa, alcanzaste tu punto máximo’”.

“Esta puede ser la primera y la última vez que vuelva a hacer esto, así que di todo lo que tenía”, agregó Fraser, quien también forma parte del elenco de The Killer of the Flower Moon, la próxima película de Martin Scorsese. “Y lo hice. Eso es todo lo que tengo”.

En el elenco de la película también figuran Hong Chau (Watchmen), quien encarna a la mejor amiga del personaje principal, y Sadie Sink (Stranger Things), actriz que interpreta a la hija. Otros papeles fueron dados a Ty Simpkins (conocido por la franquicia de La noche del demonio), Samantha Morton (Mister Lonely) y Sathya Sridharan (Bikini Moon).

The Whale Darren Aronofsky
Sadie Sink en The Whale

Te puede interesar: “Hay mucha gente allá afuera que te ama”: fan de Brendan Fraser durante encuentro virtual

El propio Samuel D. Hunter participó en la adaptación del guion cinematográfico de The Whale, la cual compite por el León de Oro con títulos como Bardofalsa crónica de un puñado de verdades (Alejandro G. Iñárritu) y White Noise (Noah Baumbach). “Adaptar mi obra a un guion ha sido una verdadera labor de amor para mí”, dijo el dramaturgo.

“Esta historia es profundamente personal y estoy muy agradecido de que tenga la oportunidad de llegar a un público más amplio. Soy fan de Darren desde que vi Réquiem por un sueño cuando era estudiante de primer año en la universidad escribiendo mis primeras obras de teatro, y estoy muy agradecido de que haya aportado su singular talento y visión a esta película”, añadió.

En cuanto al crew, Matthew Libatique (El cisne negro) se encargó del departamento de fotografía, en tanto que Jurasama Arunchai (El ferrocarril subterráneo) de la dirección de arte. Danny Glicker (Milk) estuvo detrás del diseño de vestuario, Adrien Morot (El faro) del uso de prostéticos y Andrew Weisblum (La crónica francesa) de la edición, por mencionar a algunos colaboradores.

The Whale aún no tiene fecha de estreno en cines.

Deja un comentario