Saltar al contenido

Cuando Fritz Lang y Jean-Luc Godard platicaron ante la cámara

Cuando Fritz Lang y Jean-Luc Godard platicaron ante la cámara

Por: Miguel Sandoval

En 1967,  Fritz Lang y Jean-Luc Godard se sentaron a conversar durante una hora sobre sus quehaceres cinematográficos; bajo el título de El dinosaurio y el bebé, la charla consta de algunas reflexiones sobre los tiempos que a cada uno le tocó vivir, así como de las transformaciones del séptimo arte.

Te puede interesar: Ve la charla en la que Jean-Luc Godard habló de las últimas películas que planea

Cinco puntos destacados de la plática entre Fritz Lang y Jean-Luc Godard

1

De acuerdo al alemán, un cineasta es un trabajador que domina su campo de acción, si bien el público considera que es una tarea fácil. Por otro lado, opina que el realizador debe ser un psicoanalista, quien se meta en la piel de un actor; debe conocer, en este sentido, las motivaciones de sus personajes en el entramado. Declara que quizás un día haya alguien que los analice (al igual que a sus pasiones) y que pueda decir porqué hacen cine de la manera en que lo hacen.

2

En un aspecto distinto, Lang expresa que el cine es un arte para la gente joven. Asimismo, reflexiona sobre la rapidez de las películas y asevera que mientras más veloces son nuestros estilos de vida, lo son también más las historias. Por otra parte, afirmó pertenecer a una generación de exploradores, debido a que no había una apertura política, concentrándose en lo cinematográfico.

3

Respecto al legado de un filme, cuestionó cuántas películas podrían considerarse obras de arte, como Napoleón (Abel Gance, 1927), sobre lo cual coincidió con Jean-Luc Godard que M, el vampiro de Düsseldorf(1931) lo es. El francés, por otro lado, menciona que, al cine, pensándolo como un arte de jóvenes, no se le toma tan en serio, a lo que Fritz respondió que siempre hay que luchar contra la tiranía y la censura.

Cuando Fritz Lang y Jean-Luc Godard platicaron ante la cámara

4

Acerca de lo anterior, Godard declara que hay ciertas temáticas que no puede abordar en determinados países, a decir lo bélico en Francia; del mismo modo, expresa que a los franceses no les gustan los documentales. No obstante, Lang menciona que toda buena cinta sobre una época conocida o vivida es un documental, debido a su acercamiento con la realidad.

5

En un ámbito diferente, el alemán manifiesta creer en el público, trabajar para él; bajo este contexto, confía en su buen criterio, porque de lo contrario —admite— no tendría derecho a hacer películas. Acerca de sus obras menores, Fritz también acepta que tienen vida propia y que con el paso de los años las acepta mejor. Por otra parte, afirma temer la desconexión con los jóvenes, si bien un par lo instaron a seguir en la dirección durante un encuentro en la Cinemateca Francesa.

Ve aquí El dinosaurio y el bebé, conversación entre Fritz Lang y Jean-Luc Godard completa

 

 

Categorías

Noticias

Deja un comentario