Saltar al contenido

«Fue una tortura»: Malcolm McDowell sobre su participación en ‘La naranja mecánica’

"Fue una tortura": Malcolm McDowell sobre su participación en 'La naranja mecánica'

Por: Eduardo Carrasco Díaz (@drfarabeuf)

Mirar al pasado para recordar lo vivido es un ejercicio que la memoria siempre exige. Para algunos, ver hacia atrás puede ser un acto de melancolía; para otros la evocación de algunos infiernos. Esto último parece sucederle al actor británico Malcolm McDowell, interprete de uno de los papeles más icónicos de la cinematografía mundial: Alex DeLarge en La naranja mecánica (1971).

Y es que con el motivo de la publicación de un box set por el 50 aniversario del mítico filme de Stanley Kubrick, McDowell fue entrevistado por el semanario NME. En esa charla, el actor comentó que todo lo que vivió durante el rodaje de la película fue bastante complicado. Desde costillas rotas, hasta daño ocular por la famosa escena de rehabilitación, donde Alex es obligado a mantener lo ojos abiertos mientras mira pietaje violento y recibe solución salina en la córnea. Esto en gran medida por las exigencias de Kubrick, quien no tenía reparos en repetir tomas hasta sacar de quicio a sus colaboradores.

Malcolm McDowell en La naranja mecánica

Sobre el impacto mediático de La naranja mecánica 

Aparte del daño físico que sufrió el joven interprete, también se le puede agregar la atención mediática que tuvo el largometraje por parte de los medios de comunicación. Censura y reclamaciones públicas por inducir a realizar actos violentos fueron algunos de los resultados que dejó esta cinta que explora la vida de una pandilla que aterrorizaba las calles. Sobre este tema, Malcolm McDowell dice que nunca consideró que la película fuera tan violenta. Para él, los crímenes que se le imputaron a la película fueron exageraciones, ya que: «tratar de sujetar cualquier responsabilidad sobre el arte como la causa de la vida…pone el caso de la manera equivocada». A decir verdad, la realidad era más cruda: «Hubo más violencia en las noticias, era la época de Vietnam».

En esa misma conversación, McDowell menciona que los primeros diez años después de su interpretación, simplemente odiaba lo que había hecho. Cuando lo entrevistaban era inevitable que lo cuestionaran sobre La naranja mecánica. Él, harto de la situación, siempre daba evasivas.

Sin embargo, con el paso del tiempo se dio cuenta que había participado en «una obra maestra», por lo que tuvo que aceptar su papel sin sentirse tan mal. De hecho, en esta época contemporánea ve la cinta de Kubrick como una «advertencia» a todo lo que ha sucede en el mundo.

Categorías

Noticias

Etiquetas

Deja un comentario