Saltar al contenido

Cinco madres del cine que no son perfectas

madres en el cine

Por: Rubí Sánchez (@rubynyu)

Durante muchos años el papel de la madre en el cine pareció dividirse entre la madre coraje, que da todo por sus hijos, y aquella en el extremo del rechazo y  mala maternidad.  Sin embargo, como nada es blanco o negro, se pueden encontrar cada vez más personajes complejos que no necesitan estar en ninguno de los extremos.

Esta selección presenta algunas madres de la pantalla grande que se muestran como seres humanos complejos en su relación con sus hijas e hijos.

Lady Bird (2017)

El primer trabajo en solitario de la directora Greta Gerwing centró su historia en Christine o Lady Bird, como prefiere que la llamen, una adolescente de inicios de milenio que deambula buscando su lugar en el mundo, aunque no con los mejores resultados. Saoirse Ronan, una de las actuales jóvenes prometedoras en la actuación, encarna a Christine; por tal participación fue nominada al Oscar por Mejor Actriz. 

Un punto importante de la historia es su relación con su madre Marion (Laurie Metcalf), ya que la necesidad de individualidad de la protagonista la lleva a rechazar todo lo que su madre representa. Marion se nos presenta desde su mirada, de ahí que parezca una madre entrometida que sólo busca molestar y avergonzar a su hija.  Sin embargo, el amor por de su madre nunca flaquea y la relación entre ambas evoluciona, pues como toda relación real tiene sus altos y sus bajos.

Fue nombrada una de las 10 mejores películas del 2017 por la revista Time. 

Disponible en YouTube 

Kill Bill Vol. 1 y 2 (2003 y 2004)

La historia dividida en la que Quentin Tarantino se engolosina de sus influencias del cine asiático pareciera no mostrar señas de una maternidad deseada. Vemos a La novia (Uma Thurman) en su búsqueda de venganza contra el grupo de las Serpientes Asesinas; su objetivo máximo es recuperar a su hija, arrebatada desde su nacimiento por Bill, antiguo jefe y amante.

Rescatamos que su maternidad no la aleja de su personalidad feroz, más aún usa esas habilidades para poder llegar a su hija. La historia está llena de peleas memorables y cambios que tienen su punto de partida en la maternidad; este aspecto fue destacado incluso en la crítica del momento; A. O. Scott de The New York Times escribió: «La innegable pasión que da impulso a Kill Bill es fascinante, incluso, queda extraño decirlo, adorable».

Disponible en YouTube

The Florida Project (2017)

La segunda película dirigida por Sean Baker sigue a Monee (Brooklynn Prince), una niña que vive en un motel de Florida a las afuera de la tierra prometida Disneylandia. La mirada de la niña es la que nos guía en su vida de juegos, inocencia y diversión, en contraste con la realidad que la rodea y de la cual es parte. 

Halley (Bria Vinaite) es su madre, una joven de 22 años que la ama aunque no pueda darle una vida ordenada y controlada. Sus fuentes de ingresos no son las más tradicionales, pero sí muy reprobables según la sociedad. Su amor por Monee es latente, y lo demuestra de las maneras en las que mejor puede: un desayuno soñado, juegos compartido y una libertad desmedida.

Sin duda es una de las duplas madre e hijas más entrañables del cine actual. La producción tiene el sello de A24. 

Disponible en Amazon Prime Video.

Postcards from the Edge (1990)

Dirigida por Mike Nichols y basada en la novela homónima y autobiográfica de Carrie Fisher sobre su relación con su madre, la también actriz Debbie Reynolds.

Vemos a Suzanne Vale (Meryl Streep), una actriz vetada por su adicción a las drogas y quien tiene que volver a casa de su madre, pues necesita que alguien sea responsable de ella. Al mismo tiempo, su madre Doris Mann (Shirley MacLaine) sobrevive de las glorias de su pasado y su gusto extremo por el alcohol.

A pesar de sus enfrentamientos, será el entendimiento del ambiente en el que se mueven lo que las una. El lado competitivo de su madre cae al empatizar con Suzanne, y ella comprende mejor las acciones de su madre al vivir casi las mismas experiencias.

La buenas maneras (2017)

La película brasileña de Juliana Rojas y Marco Dutra es una fiesta de géneros cinematográficos que no teme acercarse al musical, la animación, el terror y el drama. Hacia la mitad se adentra en una historia de maternidad impuesta, pero deseada. La relación de Clara (Isabél Zuaa) con Joe (Migue Lobo) es un ejemplo de amor maternal que llega sin la necesidad de la procreación, pero que nunca cede.

Clara no sólo debe proteger a su hijo del mundo exterior, sino de sí mismo y de la verdad de su origen. La sobreprotección la lleva a encadenarlo, y las consecuencias de sus actos pronto llegarán.  Un ejemplo de los límites del cuidado.

Bonus:

Better Things (2016 – 2020)

Serie de FX, escrita y dirigida por Pamela Adlon, quien también le da vida a Sam Fox. En cuatro temporadas la hemos visto desarrollarse como una actriz de doblaje que lleva el cuidado de sus tres hijas, su madre y la enorme fila de mascotas que desfilan por su casa.

La serie es uno de los mejores retratos de la maternidad actual: no teme presentar los errores que una madre puede cometer y las frustraciones que llegan, sin olvidar de los momentos cotidianos que colman la vida de alegría.

Sam no es perfecta, pero el amor por sus hijas vive en sus acciones. Sin olvidarse de su papel como mujer de mediana edad, con todo y sus crisis e inseguridades.

Categorías

Top 5

Deja un comentario