El demonio neón

image3

 

“La belleza no es lo más importante, es todo.”

 

Por: Sebastián Ortiz Casasola 

Después del fracaso en taquilla y las críticas hacia Only God Forgives (2012) el director danés Nicolas Winding Refn presenta su nueva obra que se ha distinguido por una gran campaña de difusión: Neon Demon (2016).

La película nos lleva a la ciudad de Los Ángeles, donde Jesse (Elle Fanning) llega para cumplir su sueño de convertirse en modelo. Se da cuenta que todas las personas que la ven, confirman que es perfecta. Consigue el amor de los representantes, fotógrafos y diseñadores, pero la envidia del resto de las modelos, quienes harán lo que sea para obtener su belleza, inclusive comerse a Jesse.

poster the neon demon

Refn nos invita a este submundo desconocido de Los Ángeles, donde llegar a las pasarelas es una carrera en la que absolutamente todo se vale. Aquí destaca el personaje de Fanning, una chica inocente que confía en su belleza natural, la cual es abrumadora para una ciudad como LA.

La fotografía es uno de los ganchos, con planos bien definidos y con juegos de luces que se complementan de una manera sorpréndete y enfatizan algunas acciones. La actuación de Elle Fanning es del estilo de Winding Refn, con poco diálogo y expresiones faciales discretas pero que refuerzan la actuación.

Otro de los logros significativos es la música, responsabilidad de un viejo conocido: Cliff Martínez, quien inunda los oídos con sintetizadores y música electrónica sombría que embona perfecto con la fotografía de Natasha Braier.

Pero la película tampoco es perfecta, y no porque esté de acuerdo con la calificación que recibió en el infame sitio Rotten Tomatoes, pero The Neon Demon adolece del guion; en algunos momentos la historia está planteada en un momento definido del tiempo y después encontramos eventos que se salen completamente, estos sin duda llega a confundir al espectador ¿son secuencias oníricas o es parte del tiempo?, lo que lleva al segundo problema: aun con planos de gran calidad, se llega a abusar de lo contemplativo.

Y no me mal interpreten, NWR da la sensación de transición de la subida del éxito de Jesse (Elle Fanning) con efectos de luz que dan el nombre a la película, y sobre todo se siente la necesidad de las demás modelos para tener la belleza sin bisturí que ha llegado a la ciudad.

Como bien nos tiene acostumbrados, el realizador presenta planos incómodos y provocadores tales como intentos de violación, escenas de necrofilia, asesinatos y antropofagia, todo por el inalcanzable sueño de la belleza perpetua.

A grandes rasgos es un excelente trabajo, que cojea en el departamento de guion, pero nos da la visión de lo que poco se ve y sobre todo se sabe del mundo de la moda. Supera el ejercicio pasado y rescata algunos elementos que presentó en Drive (2011), lo cual hace de The Neon Demon toda una experiencia visual y sonora. No se la pierdan en pantalla grande. Calificación 2/5. 

 

 

Ficha técnica

Director: Nicolas Winding Refn.

Guion: Mary Laws, Nicolas Winding Refn, Polly Stenham.

Música: Cliff Martínez.

Fotografía: Natasha Braier.

Reparto: Elle Fanning, Jena Malone, Christina Hendricks, Karl Glusman, Keanu Reeves.

País: Francia, Dinamarca, Estados Unidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s