Cineastas de México triunfan en el Festival Internacional de Cine de Venecia

La edición número 77 del Festival Internacional de Cine de Venecia, la primera bajo la nueva normalidad tras la emergencia sanitaria por COVID 19, trajo buenas noticias a dos directores mexicanos.

Michel Franco, originario de la Ciudad de México, se llevó el León de Plata, Gran Premio del Jurado por su película Nuevo orden, producción que aborda el racismo y las desigualdades sociales. Aunque la realización de la película comenzó hace cinco años, el cineasta declaró que no consideraba que ese mundo distópico que imaginó iba a parecerse a la realidad. Por el contrario, había decidido crear una antiutopía para mostrar lo que no quiere que suceda.

“Este filme lo hice para que las cosas cambien”, afirmó el director de Chronic y Las Hijas de Abril. Franco, al recibir el premio, pidió que los apoyos al cine mexicano continúen para seguir llevando buenas noticias. Nuevo orden, protagonizada por Diego Boneta, Dario Yazbek y Naian González Norvind, comienza con una boda que se ve interrumpida a causa de una revuelta social. La película ganadora aún no tiene fecha de estreno en México.

Por su parte, la directora Yulene Olaizola compitió en la sección Horizontes con su película Selva trágica. La road movie, ambientada en 1920, se llevó el Premio del Jurado de Críticos Independientes a la Mejor Dirección y el Sorriso Diverso a la Mejor Película Extranjera de interés social en el Circuito Alternativo del festival.

La película de Olaizola, cineasta egresada del Centro de Capacitación Cinematográfico (CCC), se sumerge en la selva de la frontera de México con Belice para seguir a un grupo de trabajadores mexicanos recolectores de chicle. La directora comentó sentirse complacida de compartir un poco de la cultura Maya, así como su mensaje de que la criatura más peligrosa es el ser humano y debemos detener la destrucción hemos hecho contra el mundo.

Yulene Olaizola es directora de Intimidades de Shakespeare y Víctor Hugo (2008), Paraísos artificiales (2011), Fogo (2012), y codirectora de Epitafio (2015).