World Press Photo: entre el arte de la luz y la polémica

Por: Karla León (@klls_luu)

La controversia no sólo se ha desatado dentro del concurso, recientemente el World Press Photo facilitó un debate sobre la ética periodística de los fotógrafos y de la organización, al publicar la serie Dreaming Food (2018) de Alessio Mamo, a quien se le concedió el segundo premio en la categoría Personas, por mostrar a niños y adultos de zonas rurales en la India con la cara cubierta y una mesa de comida falsa frente a ellos. La organización publicó un comunicado con la disculpa del fotoperiodista, así como sus argumentos sobre la importancia de presentar este tipo de trabajos.

Sin duda, la World Press Photo ha fungido como un espacio noble para el arte de la luz, donde historias de vida se impregnan para mostrarle al mundo la nueva realidad y la cotidianidad de nuestros tiempos. No obstante, también es cierto que la polémica nunca se separará de dicho certamen porque, con alteraciones o no, el periodismo nació para incomodar. 

Te puede interesar: Mexicanos galardonados en el World Press Photo 2019

Aquí te presentamos las fotografías más polémicas que han opacado a esta importante organización en los últimos años. 

Gaza Burial (2012)

Galardonada en la categoría Noticia de actualidad, y reconocida como Foto del Año, el sueco Paul Hansen desató polémica en la 56° edición del World Press Photo, luego de que el analista de imágenes, Neal Krawetz, afirmó una supuesta falsificación de la fotografía con superposiciones y retoque en los rostros para dramatizar la escena. 

La imagen, que muestra los cuerpos amortajados de dos menores que son trasladados a una mezquita para su funeral, fue sometida a valoración para comprobar las alteraciones. Sin embargo, más allá de comprobar la postproducción al cambiar la densidad de la luz, no se encontraron modificaciones en cuanto al supuesto montaje. 

La WPP se deslindó de las críticas al asegurar el endurecimiento de los protocolos para la selección de las fotografías, además de la asesoría de expertos en el tratamiento de imágenes.

Te puede interesar: Fotografías del Pulitzer sobre infancias quebrantadas

The Dark Heart of Europe (2015) 

Aunque en 2013 se reforzaron las medidas para la selección de las fotografías, la 58° edición del World Press Photo fue cuestionada por la revocación del primer lugar a la serie fotográfica The Dark Heart Of Europe del italiano Giovanni Troilo, de quien afirmaron, tergiversó la ubicación y organizó las acciones dentro de las tomas. 

La controversia estalló cuando se demostró que en una fotografía de la serie que participó en la categoría de asuntos contemporáneos, en la que se muestra un encuentro sexual dentro de un automóvil, se empleó un flash de control remoto para iluminar el asiento trasero, de esta forma, el jurado determinó una violación a las normas básicas del concurso. 

An Assassination in Turkey (2016)

El cuerpo del embajador ruso Andréi Kárlov junto a Mevlüt Mert, su agresor y quien sostenía en arma mientras una mirada iracunda penetraba a través de la lente de los periodistas, fueron los elementos que le dieron a Burhan Ozbilici el reconocimiento a Foto del Año en la 59° edición del World Press Photo. 

La elección de la fotografía dividió al jurado y más tarde a los espectadores, quienes iniciaron un debate en torno a si debían galardonar el evidente odio y violencia que existe en nuestra época. No obstante, el acto del Ozbilici fue reconocido por capturar un momento significativo en la historia de Turquía, además de demostrar la ardua y difícil labor de los fotoperiodistas. 

An Iranian Journey (2017)

Hossein Fatemi obtuvo el segundo premio en la categoría Proyectos a largo plazo por la seria An Iranian Journey, trabajo en el que mostró a la sociedad iraní desde un punto de vista diferente y acentuando las actividades de las mujeres jóvenes, quienes, desde la perspectiva del autor, no parecen sufrir las consecuencias de un estado apegado a la religión. 

Aunque pesar se presentaron varias pruebas para demostrar que las acciones dentro de las tomas fueron planeadas y que, incluso, Fatemi compartió el montaje con la fotógrafa iraní Mojgan Ghanbari, la WPP expuso un comunicado en el que se determinó que tales argumentos no contaban con el fundamnto para determinar el fraude de las imágenes. Tras el escándalo y la nominación, una persona decidió presentar una denuncia en contra de Fatemi por retratarla sin su consentimiento.  

The Lake Chad Crisis (2019)

Este año la controversia no se separa del certamen que ya exhibe el material galardonado en el Museo Franz Mayer de la Ciudad de México. En esta ocasión no se trata de ninguna fotografía seleccionada, sino de la trayectoria del italiano Marco Gualazzini, quien participó con una serie sobre la crisis humanitaria en el lago Chad, lo cual lo llevó a conseguir el primer premio en la categoría Medio Ambiente y una nominación a Foto del Año e Historia del Año. 

En 2017, miembros del gremio cuestionaron su ética como periodista al presentar un reportaje sobre mujeres que habían sido víctimas de abusos sexuales en la India, en el que, aseguran, puso en peligro la vida de las afectadas al exponer sus rostros en las imágenes, además de mostrar a algunas menores, lo cual, representa un delito grave. 

Las investigaciones comprobaron que la historia construida en torno a esta situación no fue del todo verídica, ya que al menos una de las protagonistas del reportaje no tenía la edad que aseguraba Gualazzini y, sobre todo, no era víctima de ningún tipo de abuso o violencia, incluso, la joven aseguró que él le pidió posar para retratarla. 

Los mexicanos ganadores en el World Press Photo 2019

El World Press Photo, el concurso anual que desde 1955 premia a lo más destacado del fotoperiodismo a nivel mundial, este año reconoce el trabajo de dos mexicanos: Pedro Pardo y Yael Martínez. Sus labores se ha enfocado en diversos puntos del estado de Guerrero, por lo que revisar la obra de ambos es indispensable para mirar la urgencia que requiere el problema de la violencia en los lugares más recónditos, vulnerables, y con más pobreza en nuestro país.

Ambos manifiestan a la fotografía lejos de la barrera que la visión purista coloca entre los sujetos fotografiados y quien está detrás de la cámara, ya que esa violencia que retratan también ha trastocado su vida, y justo esa sensibilidad abona a la contundencia de sus imágenes. A continuación te cuento un poco más del trabajo de cada uno.

Yael Martínez

La mirada del fotógrafo guerrerense exhibe las secuelas del clima de violencia que caracteriza a su estado natal, centrándose en aquello que causa una ruptura en la vida de los pobladores: las carencias económicas, las enfermedades y la muerte inesperada de un miembro de la familia. Son retratos de un aura oscura, pero Yael aguarda a encontrar algo más. Y entonces su cámara también atestigua lo más valioso, los lazos que impiden el quebrantamiento, los pilares que sostienen el día a día.

Te puede interesar: Una mirada a las cinefotógrafas mexicanas

En 2016 Yael obtuvo la beca Magnum Emergency Fund 2016, que otorga la Agencia Magnum Photos. En ese año también fue seleccionado en el 4th Annual New York Portfolio Review del New York Times. En esta edición del World Press Photo obtuvo el segundo lugar en la categoría Proyecto a largo plazo, por su serie La casa que sangra. En ella se reflejan diversas historias de familias de Guerrero que viven en la incertidumbre por la desaparición de un familiar. Incluso una de ellas refiere a una situación cercana: la desaparición de tres de sus familiares.

Otras de sus series son Mujer estrella, La raíz oscura y La raíz rota, las cuales puedes ver en su sitio web.

Pedro Pardo

Es uno de los fotoreporteros mexicanos más destacados en la actualidad, ya que ha evidenciado el estado latente de guerra en el que se encuentra México. Su trabajo es una referencia de la ola de violencia en Guerrero, especialmente en los años 2011-2012, cuanto éste se convirtió en el segundo más violento del país a partir de los enfrentamientos entre cárteles de la droga y el ejército. Sus fotografías exhiben hasta qué nivel la violencia y la inseguridad se apoderó de la vida cotidiana de los pobladores.

En la más reciente edición del World Press Photo el fotógrafo originario de Puebla obtuvo el tercer lugar en la categoría Noticias del momento por una imagen en la que vemos cómo una familia intenta cruzar la frontera en Tijuana. Esta fotografía fue tomada en noviembre de 2018 dentro de su labor como corresponsal de Agence France-Presse (AFP) mientras documentaba a un grupo de migrantes Centroamericanos, en su mayoría hondureños, quienes escalaban la barrera que separa a México de Estados Unidos.

Este galardón se une al que recibió en 2012 en la categoría Historias contemporáneas por su serie La guerra de los cárteles de la droga, en la que documenta las muertes que desató el narcotráfico en diversos puntos de Acapulco, Guerrero.

“Creo que es lo mismo vivir la violencia en Guerrero como periodista o como persona porque aquí la violencia es tan próxima, la tenemos tan de frente, pues es una experiencia que vivimos en primera persona”

Pedro Pardo en entrevista con Testigos presenciales

Mexicanos galardonados en el World Press Photo

 Por: Ana Laura Pablo

World Press Photo, el concurso anual más importante del fotoperiodismo, nos muestra las mejores historias retratadas a nivel internacional. Un jurado independiente selecciona los más destacados relatos contados con una imagen. Fotógrafos independientes, de periódicos y revistas participan en las distintas categorías: noticias, temas de actualidad, vida cotidiana, retratos, naturaleza, temas contemporáneos, etc.

En repetidas ocasiones México ha logrado tener un lugar en dicho certamen con fotoperiodistas y fotógrafos como Daniel Aguilar Rodríguez, Anuar Patjane, Sergio Tapiro, Christopher Vanegas, entre otros.

Aquí una selección de las fotografías más sobresalientes que han representado al talento mexicano en una de las exposiciones más esperadas en 40 países.

Antonio Zazueta Olmos

Obtiene el primer lugar en la categoría “Gente en las noticias” en el año 2001. En la fotografía un jovencito está colgado en la parte trasera de un camión durante una procesión fúnebre de Zyad Khalil Abu Jazr, quien había sido asesinado el día anterior, el 26 de septiembre de 2000, durante enfrentamientos con el ejército israelí.

Te puede interesar: Una mirada a las cinefotógrafas mexicanas

Posteriormente, en enero de 2014, el fotoperiodista logra sacar su primer libro: The Landscape of Murder, en el cual exhibe todos y cada uno de los asesinatos ocurridos en Londres entre 2011 y 2012.

Carlos Cazalis

Ganador del primer lugar en la categoría “Temas de actualidad”, en el año 2009. En la fotografía, un hombre totalmente cubierto duerme frente a la puerta del Jockey Club de Sao Paulo, Brasil, el 19 de Julio de 2008. En julio de 2013, Cazalis publica Occupy São Paulo, libro en donde retrata la escasa población, el estrés, la pobreza y la delincuencia que se vive en Sao Paulo, Brasil. Otro de sus trabajos posteriores es Sangre de Reyes, ejemplar en el que plasma al torero madrileño José Tomas.

Anuar Patjane Floriuk

Reconocido con el segundo lugar en la categoría “Naturaleza” en el año 2016. En la imagen vemos a una ballena jorobada y su cría recién nacida, rodeadas por buzos. La escena tuvo lugar cerca de Roca Partida, la isla más pequeña del Archipiélago de Revillagigedo, frente a la costa del Pacífico de México el 28 de enero de 2015. Anteriormente, Anuar publicó su libro Antropología Del Turismo en Chichén Itzá, un estudio etnográfico de tres poblaciones dentro de esta región.

Sergio Tapiro

Ganador del tercer lugar en la categoría “Naturaleza” en 2016. Desde 2002, se ha dedicado a hacer fotografía de volcanes y también realiza trabajos de fotoperiodismo, sin embargo, después de 20 noches bajo el Volcán de Colima, logra capturar el momento en que éste entra en erupción con duchas rocosas, relámpagos y caudales de lava el 13 de diciembre de 2015; Sergio la nombra “la fotografía más maravillosa de su vida”.

Christopher Vanegas

Obtiene el tercer lugar en la categoría “Temas contemporáneos” en en 2014. Se ha dedicado más de 10 años al periodismo y actualmente trabaja como reportero en el periódico Vanguardia. La escena: la policía descubre cinco cuerpos bajo puente Saltillo, al noreste de México, a las primeras horas del ocho de marzo del 2013.

Javier Manzano

Los combatientes libres del Ejército sirio están de guardia en el barrio de Karm al-Jabal de Alepo, mientras la luz entra por una pared salpicada de balas. El hecho ocurrió el 18 de octubre de 2012, y con tal imagen Javier obtiene el tercer lugar en la categoríaNoticias”, en 2013. El reconocido fotógrafo,  sobre todo por presenciar guerras como la de Afganistán (2001) y la de Siria, también ha sido galardonado con el premio Pulitzer, además de publicar en diferentes medios periodísticos The Guardian y The Washington Post.

 

World Press Photo 2016: Captura el momento exacto

160218121850_world_press_photos_2015_950x633_sergiotapiro_nocredit
“El poder de la naturaleza” de Sergio Tapiro

Por: Leslie Valle

 

“Una fotografía es un secreto sobre un secreto, cuanto más te cuenta menos sabes”.

Diane Arbus

Hay veces en que la belleza, la crueldad y el dolor, son tan grandes que ni con todas las palabras podrían describirse; por ello existe la imagen: para capturar esos momentos exactos en que los hechos nos sobrepasan.

En su edición 2016 el World Press Photo —concurso de fotoperiodismo más importante internacionalmente— llega nuevamente al museo Franz Mayer para exhibir el trabajo de los ganadores, los cuales fueron seleccionados de entre 82,951 fotografías capturadas por 5,775 fotógrafos provenientes de 128 diferentes naciones.

wpp2
“La Maya Tradition” de Daniel Ochoa de Olza

Una muestra fotográfica en la que se exponen situaciones tan renombradas —los refugiados— y también las que se prefieren ignorar y ocultar —las violaciones sexuales y abusos por parte del ejército—.Cada una de estas fotografías es el reflejo de la sociedad, de sus problemas políticos, culturales y étnicos; pero también de aquellos aspectos positivos de la misma, como los deportes y la naturaleza.

El mayor premio lo ganó el australiano Warren Richardson con su fotografía titulada Hope for a New Life, en la que se aprecia a dos migrantes que pasan a un bebé a través de un alambre de púas en la frontera entre Hungría y Serbia.

12
“Hope for a New Life” por Warren Richardson

Entre los ganadores también destacan dos mexicanos: Anuar Patjane con sus Ballenas que susurran y Sergio Tapiro con una fotografía del volcán de colima titulada El poder de la naturaleza; quienes fueron galardonados con el segundo y tercer lugar respectivamente en la categoría de Naturaleza.

Un gran serie de imágenes que demuestran que lo más importante no es la cámara sino el ojo, logrando que las personas “generen recuerdos; incluso si aún no los han vivido” (Hersson Piratoba).

La muestra permanecerá hasta el 25 de septiembre en el museo Franz Mayer, ubicado en Av. Hidalgo 45, Cuauhtémoc, C.P. 6050, Ciudad de México.

Localidades:

$45 entrada general; $25 estudiantes y maestros; y entrada gratuita a miembros del ICOM, afiliados, adultos mayores de 60 años y niños menores de 12 años.

 

World Press Photo, seis décadas mostrando las cicatrices de la historia

Por: Miguel J. Crespo (@MigueljCrespo)

Has retratado el amor

Imagina que es verdad, el tiempo se puede detener. Imagina que naciste en Dinamarca y que tienes 36 años. Que te graduaste en 2007 de la escuela Danesa de Periodismo con una licenciatura en periodismo gráfico. Dos años después, viajaste a China para documentar las consecuencias humanas y sociales del crecimiento histórico de la economía China.

Imagina que recuerdas un viaje crudo y apasionante a la mayor selva tropical del mundo, el Amazonas. Para retratar a los buscadores de oro, los homosexuales en el exilio y los pueblos indígenas aislados que luchan en el umbral del instinto y la razón, nuestro origen y nuestro exterminio.

MadsNissen_AMZBook_pres026
Fotografía: Mads Nissen

Imagina que el azul celeste de tus ojos ha sido testigo de la sobrepoblación en filipinas, la crueldad de la guerra en Afganistán, los estragos de la guerra en Libia, los matrimonios infantiles en Nigeria, el miedo de los colombianos desplazados a causa de la guerrilla. Piensa que no te equivocaste cuando a los 19 años tomaste una cámara para tratar de comprender el interés que sentías por los otros y mirar a través de ellos.

Sueña que tu trabajo ha sido publicado en revistas como Time, Newsweek, Der Spiegel, Stern, FOTO-8 Magazine entre otras, y que desde 2014 trabajas como fotógrafo personal del periódico danés Politiken.

Tu ambición por mostrar lo injusto que la vida puede ser, te ha llevado a Rusia. Estás en San Petersburgo dentro del departamento de Alex. Fuera de allí las calles se han convertido en cuevas y los homofóbicos en bestias caminando dentro de ellas. La vida de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales es cada vez más violentada y discriminada. Siente la impotencia en tu pecho.

Imagina que frente de ti se encuentra Jon y Alex. La luz que ilumina sus torsos desnudos es tenue y cálida como la de un amanecer. Ellos se han olvidado de que estás allí. Sus manos juguetean entrelazadas y sus miradas se encuentran aun cuando cierran los ojos. Ya no importa quién es Alex y quien es Jon, sus cuerpos están fundidos.

Imagina que la escena la miras a través del visor de tu cámara. Sabes que es el momento perfecto, revisas los parámetros: Velocidad de obturación 1/200, Apertura 2.2, ISO 1600. Imagina que disparas. Deja de imaginar, has detenido el tiempo, has retratado el amor. Eres Mads Nissen y ganaste el World Prees Photo 2015.

Mads-Nissen
Fotografía: Mads Nissen

Sesenta años mostrando las cicatrices de la historia

La fotografía es una de las formas físicas de un recuerdo, aroma o sentimiento. Es el ente químico que permea tus ojos de instantes que no regresarán. Si la fotografía en si misma es magia, el fotoperiodismo es realidad.

Desde su fundación en Ámsterdam en 1955, World Press Photo se ha caracterizado por premiar las fotografías de prensa más vibrantes de cada año. Su primer premio fue para el danés Mogens von Haven, quien logró congelar el momento en que un motociclista queda enterrado en la tierra después de caer en medio de una competencia en Dinamarca.

Mogens-von-Haven
Fotografía: Mogens von Haven

Con el objetivo de inspirar a la compresión a través del fotoperiodismo de calidad, World Press Photo ha galardonado imágenes que se han vuelto iconos del dolor, la angustia, la represión y la decadencia como especie humana. Desde la inmolación de un budista, hasta el rostro de una joven afgana con la nariz mutilada. Pasando por la ejecución de un hombre en Saigon, la niña vietnamita que corre desnuda después de una explosión de napalm, la mano consumida por el hambre de un niño en Uganda y la mujer de la burka negra que abraza a su hijo desconsolado.

world-press-photo-2011-espana-yemen-samuel-aranda
Fotografía: Samuel Aranda

Para Robert Capa, uno de los fundadores de Magnum Photos “no tienes que hacer posar a nadie ante la cámara, la verdad es la mejor fotografía” y la verdad es la que ha llevado a World Press Photo a ser el más prestigioso concurso de fotoperiodismo. En él no se permite la manipulación de imágenes y en palabras del director del concurso, Lars Boering “es una cuestión de confianza, sobre la ética básica del periodismo. Estas imágenes deben ser genuinas y reales”. En la 58 edición del concurso, la más reciente, Boering lamentó que de las más de 97 mil fotografías recibidas, el 22 por ciento fueran descalificadas porque estaban manipuladas.

Cuando la estética venció a la violencia

En 2014 la imagen ganadora del concurso fue obra del norteamericano John Stanmeyer. En ella aparecen inmigrantes africanos levantando sus teléfonos celulares en busca de señal, están parados a la orilla del mar en la ciudad de Djibouti. La luna con su reflejo en el mar y las pantallas encendidas de los teléfonos fueron su única fuente de luz, las siluetas de los hombres con las manos levantadas hacía el cielo armonizan en su composición. El contraluz que Stanmeyer logró es sutil.

Imagen-ganadora-world-press-foto_MILIMA20140214_0106_8

Tanto la imagen de Stanmeyer como la de Nissen, han marcado un cambio dentro de las fotografías ganadoras del prestigioso concurso, pues cuando estábamos acostumbrados a mirar los estragos de la violencia y la guerra de una manera cruda y explicita, en las últimas dos ediciones de World Press Photo la estética venció a la violencia. Para la presidenta del jurado de World Press Photo 2015, Michelle McNally, la fotografía ganadora de Mads Nissen “es estéticamente poderosa y humana”.

World Press Photo, tradición en el Franz Mayer

Desde 1999 el museo Franz Mayer ha sido el recinto de la exposición de World Press Photo en México, con excepción del año 2000. La muestra del mejor fotoperiodismo del mundo se ha vuelto una tradición, que viste durante casi un mes las paredes del Franz Mayer con los sucesos más relevantes del año anterior hechos fotografía. Los últimos tres años la curaduría de la exposición ha estado a cargo de Laurens Korteweg, quien cree firmemente en que “el trabajo de un fotógrafo es el punto de partida para la reflexión, la discusión y el cambio”.

Además de las conocidas categorías de World Press Photo: Noticias generales, Noticias de actualidad, Temas contemporáneos, Vida diaria, Retratos, Naturaleza y Deportes, en la edición 58 se agregó la categoría Proyectos a largo plazo, en la que resultó ganadora Darcy Padilla de Estados Unidos, por la serie Family Love 1993-2014.

hr5relgf8r3ck9ympsur
Fotografía: Darcy Padilla

Darcy conoció a Julie Baird, el 28 de enero de 1993: “Julie tenía 18 años, era VIH positiva, estaba de pie en el vestíbulo del hotel Ambassador en San Francisco, los pantalones desabrochados y un bebé de ocho días de edad en sus brazos”. Darcy siguió la vida de Julie durante 21 años quien abandonó su casa a los 14 años después de ser abusada por su padrastro, y que un año después se volvió adicta a las drogas.

Padilla documentó una historia de vida llena de pobreza, drogas, muertes, reencuentros y del VIH que en 2010 le quitó la vida a Julie. El trabajo de Darcy Padilla, se inscribe en lo que alguna vez Sebastiao Salgado expresó: “No vas y tomas una foto, vas a construir una historia. La foto de la vida te da la posibilidad de participar siendo tú mismo, con todo tu ser, tu cultura, tu ideología, tu manera de hacer las cosas, en definitiva, con coherencia, en un momento histórico determinado. Participar viviéndolo y contándolo ¿No es magnífico?”.