Películas y series en Netflix ideales para este fin de semana

Por: Stephanie Valdes Govantes 

Nuestra plataforma de streaming favorita siempre se encuentra modificando su catálogo. Y mayo es un excelente mes para poder refrescarse con nuevas películas, series y documentales. Estuvimos tumbados en el sillón un fin de semana (cómo sufrimos) para traerles las mejores recomendaciones.

Old Boy

La original de Park Chan-wook se estrenó en 2003, pero apareció apenas hace unas semanas en la lista de Netflix. Este thriller surcoreano ganó en Cannes el premio del jurado, en Sitges a mejor película, así como otros galardones, debido a su inmejorable narrativa, estética y dirección.

Oldboy se ha convertido en una película de culto. En ella conocemos a Daesu, un hombre común y corriente que un día es secuestrado y despierta en una habitación sin más que una cama, una tele y un baño. Por las noticias se entera de la desaparición de su hija y el asesinato de su mujer. Quince años después es liberado y él solo quiere vengarse. El final es uno de los más épicos en la historia del cine, de esos que te vuelan la cabeza; si no me crees te invito a comprobarlo.

Ex Machina

Los amantes del sci-fi no se pueden perder este emocionante filme de Alex Garland. Como sacado de un capítulo de Black Mirror (una de nuestras series favoritas) Ex Machina juega con la interacción de los androides y la inteligencia artificial. Caleb (Domhnall Gleeson)  gana un concurso para visitar y apoyar con la prueba Tuning durante siete días a un millonario erudito de la tecnología: Nathan (Oscar Isaac). La prueba va tal y como se ha planeado, pero la debilidad de Caleb pondrá en riesgo no sólo el experimento, sino también a él mismo.

Entrevista con unos vampiros

No es precisamente donde aparecen los sensuales vampiros que interpretaron Brad Pitt y Tom Cruise en sus años mozos. Este largometraje tipo mockumentary se convirtió en mi favorito del género, definitivamente.

Vampiros de carne y hueso, graciosos y llenos de vida. Taika Waititi y Jemaine Clement (directores, guionistas y protagonistas) toman todos los clichés de los chupasangre y los convierten en una agradable realización, divertida pero no por eso descuidada, al contrario, sus planos, el arte, el sonido y las actuaciones son de calidad que aun cuando el espectador sabe que es una sátira, se envuelve en sus historias. Este grupo de vampiros comparten una casa, todos tienen diferentes edades y personalidades, desde los 600 años hasta los más jóvenes. Todos tienen algo que contar.

Un monstruo viene a verme

Netflix incluye una de las mejores películas estrenadas en 2016, y se lo agradecemos. Hoy tienes que verla, eso sí, prepara un paquete de pañuelos, porque vas a llorar. Se trata de una mágica historia que involucra a un niño de 10 años y la depresión por la que pasa tras la separación de sus papás y la enfermedad de su mamá.

Un árbol con forma de hombre gigante ha tocado a su puerta para contarle tres historias. Connor O’Malley (Lewis MacDougall) no entiende la presencia de este ser, pues sus preocupaciones son más grandes. Al final es el árbol gigante quien le ayuda a superar la más grande prueba.

Una magnífica realización a cargo de Juan Antonio Bayona y en la que participa el mexicano Eugenio Caballero como diseñador de producción, su atmósfera muchas veces sombría, muchas veces fantástica, juegan un papel principal para generar diferentes emociones en el espectador.  

Penny Dreadful   

Una de las mejores realizaciones que he podido admirar. La emoción de ver a todos esos personajes de la literatura europea del siglo XIX aparecer en esta serie es sin lugar a dudas impresionante. Su atmósfera londinense, con algunos toques de Drácula de Bram Stoker, exorcismos, hombres lobo y brujas crearon grandes expectativas en el público.

Recomiendo toda la serie (no son muchos capítulos) pero hago una aclaración: la última temporada (específicamente los últimos dos capítulos) te hará enojar y mucho, ya que los personajes no actúan de acuerdo a lo que han venido construyendo, y es uno de los peores finales que he visto en una serie; pero aun así sería injusto no recomendarla.

Vanessa Ives es una mujer poderosa que ha sufrido el pecado y es perseguida por el mal y el diablo, sus amigos y protectores harán hasta lo imposible por ayudarla y rescatarla de la oscuridad que la acecha. Estos “guardaespaldas” también tienen su historia y sus demonios. El doctor Victor Frankenstein, Dorian Grey y Van Helsing son algunos de los personajes que aparecerán en la serie, así que tú decides si perdértela o no.

 

Un monstruo viene a verme, de la fantasía a la realidad

pelicula-un-mounstro-viene-a-verme-juan-antonio-bayona

“Supo que llegaría, y pronto, quizá incluso a las 00:07. El momento en que ella se escurriría de sus manos, por mucho que él la sujetara con todas sus fuerza”

-Patrick Ness-

El poder del inconsciente se alimenta de nuestros peores miedos, así, nos traiciona y nos pone en aprietos en el lugar donde más débiles nos encontramos: los sueños. Para un niño de 12 años, quien tiene que enfrentar batallas que no le corresponden, su imaginación es una herramienta y una poderosa vía de conexión de lo real con lo irreal, y se convierte en la única posibilidad de escapar del mundo que lo tortura, pero también deviene en una pesadilla.

Sus miedos cobran vida y lo orillan a ver la realidad, una verdad oscura y de poco entender para un menor al que las circunstancias han obligado a madurar. Basada en el libro de Patrick Ness, quien también escribió el guion, Un monstruo viene a verme es una película llena de ilusión pero de melancolía a la vez.

Fotograma de Un monstruo viene a verme de J A Bayona

Conor O’Malley (Lewis MacDougall) tiene que luchar con la separación de sus padres, y lidiar con la enfermedad mortal de su madre (Felicity Jones), además, su abuela (Sigourney Weaver) no es precisamente la persona en la que Conor confía, su relación es distante y hostil.

O’malley se encuentra en un choque entre la transición de  su infancia a la adolescencia, en donde su madurez se acelera debido a los problemas externos que lo rodean. Crea así desde su inconsciente a un monstruo un tanto particular: un enorme hombre árbol que lo visita siempre a la misma hora. La misión del personaje aparece cuando el gigante le advierte: contará tres historias y la cuarta será contada por Conor; el pequeño no termina de entender de dónde es que viene el enorme ser y con qué finalidad le cuenta las historias, enojado y preocupado por su entorno, rechaza al monstruo, pero este se niega a aceptar su indiferencia.

Mientras su mamá empeora, Conor enfrenta el abandono de su padre y su mundo cambia de un momento a otro; el ser fantástico le ayudará a descubrir las respuestas que no lograba hallar.

un-monstruo-viene-a-verme

Este película arrasó en los premios Goya el pasado cuatro de febrero, llevándose nueve estatuillas de las 12 nominaciones para las que compitió, entre ellas Mejor dirección por Juan Antonio Bayona, a quien conocimos por El orfanato, y Mejor dirección artística gracias a la labor del mexicano Eugenio Caballero quien también trabajó en El laberinto del fauno. También ganó dirección de producción, vestuario y maquillaje. Y no es de sorprenderse tal reconocimiento, ya que cada elemento resalta en la película y todo forma el sello y la visión del director, en la que predomina un entorno frío y sobrio, acorde con el mundo y la personalidad de Conor, cuya soledad logra contagiar al público. Los efectos visuales son sutiles y precisos, el gigante de madera impone y no solo por su aspecto, sino por el sonido que lo acompaña.

Música, vestuario, actuaciones, dirección, atmósferas sobrias e historias fantásticas son la sumatoria de cómo SÍ se debe hacer cine.

Trailer:

Calificación:

Dirección: Juan Antonio Bayona

Guion: Patrick Ness

Fotografía: Oscar Faura

Música: Fernando Velázquez

Reparto: Lewis MacDougall, Liam Neeson, Felicity Jones, Sigourney Weaver, Toby Kebbell, Geraldine Chaplin.