IT, ¿una película de terror?

🎥 La adaptación de una de las novelas más en la obra de Stephen King, ¿cumplió con las expectativas?

 

Stephen King más allá del terror: otras películas basadas en su obra

Por: Leslie Valle (@sirenamacarena)

La carrera de Stephen King despuntó en 1974 y rápidamente ganó el reconocimiento de la crítica debido a su estilo para convencer que lo terrorífico, inverosímil y absurdo realmente puede donde sea y a quien sea. Aunque pareciese que todo en sus obras son eventos sobrenaturales o seres paranormales,  las temáticas van mucho más allá. Aquí cinco ejemplos que lo demuestran.

1. Dolores Claiborne / Eclipse total (Taylor Hackford, 1995)

Quizá es uno de los filmes menos conocidos basados en la obra del escritor, ya que es un novela atípica: no tiene capítulos y no incluye separación alguna entre secciones o párrafos, y mucho menos está dotada de elementos sobrenaturales o fantasmagóricos.

tt0109642

Está protagonizada por Dolores Claiborne (Kathy Bates), ama de llaves en el típico Maine y quien es acusada de asesinar a su adinerada jefa. Dolores niega rotundamente su culpabilidad, pero durante el interrogatorio se desvela un secreto del pasado que pone en duda si ésta realmente es victimaria o víctima.

2. The Shawshank Redemption / Cadena perpetua (Frank Darabont, 1994)

Basada en la novela corta Rita Hayworth y la redención de Shawshank, se trata de una historia con una visión optimista de la vida y a pesar de ser condenado a cadena perpetua por el asesinato de su esposa y el amante de ésta, Andrew Dufresne (Tim Robbins) aprende a sobrellevar su estancia en la cárcel de la mejor manera posible: ayudando a los demás. Ahí conoce a “Red” Redding (Morgan Freeman) quien se convierte en su mejor amigo; después de varios años, Andy decide que su vida en ese lugar debe terminar y lleva a cabo lo que nunca nadie esperó de él.

dxclyjpvyjjo11xoyshw79uijkt

3. The green mile / Milagros inesperados (Frank Darabont, 1999)

Una cinta sobre primeras impresiones, discriminación y momentos equivocados. En un Estados Unidos acorralado por la Gran Depresión, el peor castigo para los criminales se halla al final de aquel pasillo llamado la Milla Verde: la silla eléctrica, donde el encargado de vigilar tan acogedor lugar es Paul Edgecomb (Tom Hanks).

vofeykhfe8vnwzmylodcxeliapp

Entre los presos se encuentra John Coffey (Michael Clarke Duncan), acusado de asesinar brutalmente a un par de gemelas. John destaca por su gran tamaño y corpulencia, pero demuestra el  carácter y personalidad de un niño pequeño. Coffey posee un don que enseñará a Edgecomb que los milagros sí existen, incluso en los lugares menos sospechados.

4. Misery (Rob Reiner, 1990)

¿Hasta dónde es capaz de llegar una mujer por ver cumplido lo que tanto anhela, y más cuando está junto al hombre que tanto ama y admira?

misery-at-unsung-films-1

Es considerada una de las mejores adaptaciones de la obra de King y da vida a una de las mujeres más despiadadas y terribles en la historia del cine: Annie Wilkes (Kathy Bates), quien es fanática de Paul Sheldon —el escritor de su novela favorita—. Debido a un accidente los destinos de ambos coinciden, Annie aprovecha la ocasión para atrapar al herido escritor y obligarlo a tomar una decisión: morir  o dejar que el personaje principal de su novela viva. Todo ello crea un ambiente claustrofóbico que pone los pelos de punta, viendo cómo una obsesión puede eclipsar al amor y la razón hasta llegar a un punto que parece no tener retorno.

5. Stand by me / Cuenta conmigo (Rob Reiner, 1986)

Basada en la novela The body (El Cuerpo), parece ser el mejor ejemplo de que Stephen King no sólo es un autor de género, sino un escritor en toda la extensión de la palabra.

cuenta-conmigo-1

Alejada completamente del terror y del suspenso, la película es un recuerdo de Gordie Lachance (Will Wheaton) que al leer una nota en el periódico, revive la mayor aventura que tuvo en compañía de su fiel grupo de amigos: actuar como detectives para encontrar a un niño desaparecido y así lograr su sueño de aparecer en televisión.

Sin duda es un cuadro sumamente verosímil, auténtico y enternecedor de lo que son los problemas familiares, la verdadera amistad y la diversión infantil.

 

Cujo, el mata-hombres de los 80

Por: Rodrigo Márquez

En agosto de hace 31 años, las vacaciones de verano terminaban y los cines se paralizaban con la llegada de un San Bernardo, y no precisamente amoroso y entrañable como Beethoven, sino sanguinario y mata-hombres llamado Cujo.

La novela escrita por Stephen King llegó a la pantalla grande gracias a la dirección de Lewis Teague y el guión adaptado por Don Carlos Dunaway y Lauren Currier. La historia se desarrolla en un pueblo de Estados Unidos, en donde vive Vic Trenton (Daniel Hugh Kelly), un publicista exitoso, junto a su esposa Donna Trenton (Dee Wallace) y su hijo Tad (Danny Pintauro).

cujo 3Un día, uno de sus automóviles se avería y lo llevan al taller de la familia Camber, quienes tienen a Cujo, un perro San Bernardo, del cual, en un principio Donna desconfía, pero Brett Camber (Billy Jayne), hijo del mecánico, asegura que es manso. Conforme pasa el tiempo, el mismo Brett nota un cambio en el comportamiento de Cujo, pues éste ha sido mordido por murciélagos, contagiándose de rabia.

Tras una salida de Brett con su madre (Kaiulani Lee) para visitar a su tía, el mecánico Camber (Ed Lauter) es asesinado junto a su vecino por un Cujo que ya ha sucumbido por la enfermedad.

cujo 4

Por otro lado, los problemas en la casa Trenton se hacen presentes, pues a Vic se le complica el panorama laboral en una campaña publicitaria de cereales y descubre que su esposa tiene un amorío con el amigo de la familia, Steve Kemp (Christopher Stone). Ante esto, el padre de familia sale por un tiempo, mientras que Donna y su hijo deben regresar al taller de los Camber por más refacciones. Al llegar, se dan cuenta que han quedado atrapados a merced del violento Cujo dentro de su coche descompuesto.

El trabajo cinematográfico logra mantenernos en suspenso la hora y media que dura la película, asimismo provoca una “claustrofobia mental” y angustiosa gracias a dos personajes indefensos, como lo son una mujer con su hijo pequeño, ante una situación en la que el calor y la desesperación juegan a favor de Cujo.

Vale la pena hacer una mención especial a Dee Wallace, quien con su actuación genera un nudo en el estómago y demuestra lo que cualquier madre haría por su hijo frente a cualquier adversidad.

Si bien es cierto que no se trata del mejor largometraje basado en algún libro de Stephen King, recordemos que es los pocos relatos del autor norteamericano que no utiliza elementos sobrenaturales, generando que el impacto deseado en la audiencia sea mayor, pues es una situación que puede suceder en la vida real.

Por último, la crítica en el momento de su estreno fue dividida, una gran cantidad apuntaba poco éxito al filme, al tildarlo de predecible y considerarlo una adaptación de baja calidad en comparación con El Resplandor y Carrie; mientras que para muchos seguidores, el trabajo de Teague pasó a la historia como una película de horror de culto.

Tres décadas después, replanteamos la pregunta, ¿qué les parece esta película, de, tal vez, el alumno más adelantado de Lovecraft?