Sixto Rodríguez | FilminLatino

Por: Isaac Ávila 

La música está llena de historias de héroes caídos, de grandes que mueren sin saber que su arte es amado en muchos lugares. Buscando a Sugarman, película dirigida por Malik Bendjelloul, retrata el caso de un mítico fantasma que tocaba en los barrios pobres de Detroit, de quien nada se sabía en Estados Unidos. Pero la fuerza que el personaje tenía en Sudáfrica impulsó la realización de este documental, el cual despertó enorme sorpresa entre sus fanáticos.

LEER TEXTO COMPLETO EN FilminLatino 

 

Cinco documentales sobre músicos

Mirar documentales de músicos siempre me ha resultado muy emotivo. Los artistas que dejan todo en el escenario esconden gran cantidad de penas que solo la música puede sanar. Son personas brillantes con el don de llegar a la gente a través de una de las formas de expresión más sinceras.

Buena vista social club (Wim Wenders, 2002) 

Wim Wenders se embarca hasta Cuba para grabar a un grupo que ha quedado en el olvido. Lo curioso de los personajes es que son adultos de entre 60 y 80 años a los que nada les impide seguir tocando sus amados ritmos tropicales. La vitalidad y alegría de estos hombres contagian al espectador y lo invitan a querer bailar.

Es interesante la introducción de cada uno de ellos: sus personalidades y el instrumento que tocan en la banda, son jóvenes atrapados en el tiempo, como aquella ciudad que los escucha y los resguarda llamada La Habana.

buena-vista-social-club-pelicula-Wim Wenders

El productor Ry Cooder grabó con ellos un disco que dio la vuelta al mundo y con el cual revivieron su arte: Buena Vista Social Club, que les permitió salir de su amada isla para conocer una de las ciudades más importantes en el mundo: New York.

Te puede interesar: Cine y música. ¿Cómo es que se complementan ambas artes?

¿Qué pasó, señorita Simone? (Liz Garbus, 2015)

En los barrios pobres de los Estados Unidos se escondía un inmenso talento atrapado en una pequeña niña negra, a quien la segregación racial marcó y determinó su futuro. Sus habilidades para tocar el piano comenzaron a dar frutos desde muy temprana edad.

A través de notas parecidas a un diario de la propia Simone, la directora Liz Garbus aborda la vida profesional y personal de Nina, una de las artistas más grandes de mediados de los años 50 y 60. Conocemos su sentir hacia la música, las vivencias con su esposo y su activismo ante el tema de la discriminación racial.

Que paso señorita simone documental Liz Garbus

Su música fue única; piano y voz eran las armas más poderosas para expresar lo que sentía ante las problemáticas. Las de ella fueron letras siempre muy sinceras y personales, le cantaba a la pobreza y a los problemas sociales, así como a la violencia. Era la portavoz de la lucha por los derechos civiles de la gente negra.

Su activismo creció, pero su carrera fue en picada: su búsqueda de igualdad condenó su carrera musical. La violencia que vivía por parte de su esposo está plasmada en sus párrafos y su enfermedad provocó que quienes la amaban se alejaran de ella.

Amy (Asif Kapadia, 2015) 

Era el 2011 cuando a la lista del “club de los 27” se le agregaba uno de los nombres que recordaremos gran tristeza: Amy Winehouse. Su potente voz le permitió una fama rápida pero fugaz, con una combinación entre blues, soul y jazz, Amy encantó a las audiencias alrededor de todo el mundo.

Asif Kapadia, director también del documental Senna (2011), ganó el Oscar a Mejor Documental por esta producción.  Footage de los comienzos de la cantante y de cuando era una adolescente con un don único, ilustran el sentir, los inicios y la decadencia de una mujer que solo buscaba ser amada.

amy-winehouse-documental

Todo alrededor de Amy era caos y destrucción. Las drogas la engancharon y su entorno no le permitía un escape seguro. En la película, su ex pareja Blake Fielder-Civil narra las experiencias vividas mientras ambos se encontraban bajo el efecto de las drogas y su destructiva relación. La prensa la destrozó afectando su vida íntima y su carrera hasta llevarla a la muerte.

Janis: Little Girl Bue (Amy Berg, 2015)

Una adolescente empoderada fue capaz de cambiar los estereotipos de género en una época bastante difícil para la juventud: Janis. Para ella, encajar era una tarea difícil, sus ideas eran singulares y su actitud despreocupada provocaba el aislamiento por parte de sus compañeros de clase; era constantemente objeto de burlas y rechazos.

Su rebeldía también se reflejaba en la áspera y gruesa voz que le ocasionó que la corrieran del coro, pero Janis quedaría grabada en la memoria del mundo. La música fue su refugio y en ella lo encontró más que en cualquier ser humano.

Amy Berg enmarca desde una mirada femenina la vida y obra de una de las cantantes más polémicas, quien también forma parte del “club de los 27”.

Janis aparentaba ser una mujer fuerte y decidida, pero en realidad era una chica frágil a quien le afectaba ser rechazada y abandonada. A través de sus cartas, solía desprenderse del dolor, y sus letras estaban llenas de experiencias, sobretodo de desamor. Todo en su cabeza era un desastre, la depresión la rodeaba. Así, Janis buscó hasta el día de su muerte algo que nunca encontró.

Buscando a Sugar man (Malik Bendjelloul, 2013) 

El mito alrededor de un músico desconocido llevó a uno de sus más grandes fans a una travesía por descifrar los secretos que rodeaban su existencia y su desaparición. Las pocas pistas dejadas en sus álbumes fueron suficientes para crear un sitio web dedicado a buscar al ídolo. Diez años después, la tarea se convirtió en una misión cumplida.

Decían que Sixto Rodríguez se había inmolado en pleno escenario, pero otros aseguraban que una noche al término de un concierto, un disparo en la cabeza provocado por él mismo fue lo que acabó con su vida.

searching-for-sugar-man-documental

Sus rimas de protesta se volvieron un icono para toda una generación rebelde, muchos de sus temas fueron prohibidos, por lo que se convirtieron en aun más atractivos. El disco Cold fact había sido un inesperado éxito con millones de copias vendidas en Sudáfrica. Pero en Estados Unidos no tuvo la misma suerte, y prácticamente en éste país Rodríguez no existía.

La atmósfera que rodea a tan enigmático personaje es todo el tiempo melancólica. La vida no le hizo justicia en su carrera musical, pues Rodríguez quedó en el olvido y vive en los suburbios de Detroit trabajando como obrero. Buscando a Sugar Man sin duda te hará derramar algunas lágrimas.

Fan Valdés

Pedagoga de formación pero cineasta por convicción, artista plástica en el tiempo libre.

 

Sixto Rodríguez, el fantasma que derramó el whisky en los corazones

sugar-man1

Por: Isaac Ávila

“Silver magic ships you carry

Jumpers, coke, sweet Mary Jane

 

Sugar man you’re the answer

That makes my questions disappear

Sugar man ‘cos I’m weary

Of those double games I hear”

Sugar Man. Sixto Rodríguez.

La música está llena de historias de héroes caídos. De grandes que mueren sin saber que su arte es amado en muchos lugares. Esta es el caso de uno, es la búsqueda de un mítico fantasma que tocaba en los barrios pobres de Detroit. De quien no se sabía nada en Estados Unidos, pero que la fuerza que tenía en Sudáfrica impulsó la realización de este documental, el cual despertó una enorme sorpresa entre sus fanáticos.

poster_buscando_a_sugar_man

Sería imperdonable no comenzar este texto hablando de la música de Rodríguez. Se dice que hay muy pocas personas con la sensibilidad para transmitir sentimientos a través de su obra. Sixto podía hacerlo. La miseria, desilusión, tristeza, depresión y pérdida de la fe se notan en sus letras y música. Transitas las calles llenas de basura, hambre y desesperación de Detroit. Bebes en los bares y tugurios de la zona. Convives con tus vecinos que han sufrido los periodos de crisis que arrasan con la vida de los más pobres.

Es bien sabido que esta y otras ondas surgen del grito desesperado de vida. Un corazón roto y una guitarra han cautivado el mundo desde que las razas rezagadas de los Estados Unidos salieron del callejón de la muerte para reclamar lo que por derecho era suyo, la vida, el amor y lo necesario para sustentar sus podridos cuerpos en la escena musical.

Se nota cuando un documental ha hecho su primera parte satisfactoriamente. Hay una gran investigación detrás de esta producción audiovisual. Hecha por los periodistas y grandes admiradores de Rodríguez, quien en palabras de no pocos, es más grande que Bob Dylan. Estas son palabras mayores, pero algo muy común en el showbiz. No siempre los más talentosos llegan a ser las grandes figuras que representan su género.

searching_for_sugar_man201

Las entrevistas ayudan a la narrativa. Vemos el día a día de quienes nos cuentan el trágico destino que el artista enfrentó. Su influencia al pelear contra el stablisment y el peso que tiene una buena canción en la vida de quienes menos imaginas, sobre todo si están del otro lado del mundo.

El clímax viene con un asombroso descubrimiento que rompe los mitos -no todos- sobre la vida, obra y muerte de Rodríguez en la escena local de la música. Hay un travel sobre una calle de los suburbios de la ciudad que nos impacta por el peso de todo lo que ahí vemos. Si no conocen el documental, corran a verlo, porque no tiene desperdicio alguno esa transición entre historias.

31.Sugar_

A pesar del poco material grabado por Sixto, el diseño de sonido es impecable. Te mete al contexto de aquellos años, integra cómo desesperadamente se buscó entre los cadáveres la música del ídolo. Se agradece el trabajo, y el documental se justifica a través de la música y la potencia de la personalidad de nuestro protagonista, quien al parecer compartía mucho con el director de este documental, que dos años después se suicidó por una fuerte depresión.

Para viajar y rolarla, no necesitamos demasiado. Solo estar bien seguros de que el camino está empedrado, y aunque vayamos descalzos, basta tomar nuestra guitarra para recordar el rocanrrol que incendió nuestro corazón y nos animó a pelear hasta el cansancio. Hasta que el alcohol en nuestras venas mitigue el pensamiento, hasta que el tabaco colapse la respiración y no puedas más que jadear y romper las cuerdas cantando, soñando, muriendo.

Trailer 

 

 

Ficha técnica

Dirección: Malik Bendjelloul.

Producción: Ida Svenonius y Fredrik Zander.

Edición: Malik Bendjelloul.

Fotografía: Camilla Skagerström.

Diseño de Sonido: Linda Dalin, Fredrik Jonsäter y Per Nyström.

Cast: Stepehn Segerman, Dennis Coffey, Mike Theodore, Dan DiMaggio, Jerome Ferreti, Regan Rodríguez, Rodríguez, et al.

País: Suecia, Reino Unido y Finlandia.

Año: 2012.