Jessica Jones lo hizo de nuevo

Por: Isaac Ávila (@elpinshidiablo

 

“(…) It’s a new dawn
It’s a new day
It’s a new life
For me
And I’m feeling good
I’m feeling good…”

-Feeling Good, Newley & Bricusse.

Es bien conocido el éxito que están teniendo las series de Marvel y Netflix. Aunque han tenido sus tropiezos, nos han entregado calidad en el desarrollo de personajes e historias entrañables. Wilson Fisk, The Punisher, Cottonmouth, Killgrave y por supuesto, Jessica Jones.

La primera temporada nos mostró lo perturbada que se encontraba esta investigadora por el monstruo en que podría convertirse cuando no tiene control sobre sus actos, si bien Killgrave la manipuló, la posibilidad del asesinato es lo que le preocupa en todo momento.

Para la segunda, se explora más el pasado y origen de nuestros personajes. Cómo las relaciones y decisiones de cada uno han permeado en su forma de vida y en las personas que están a su alrededor. Aborda aspectos psicológicos del porqué las cosas son así y no escatima en dar una versión pesimista de los problemas cotidianos de las personas con pasados perturbadores.

En todo momento sentí que veía BoJack Horseman, donde todos los personajes están jodidos de alguna manera y siempre se puede caer más bajo. Sin embargo, a Netflix le están doliendo los clímax y epílogos. Parece que agregaron algunos capítulos sólo para que la cohesión y emoción de la temporada no decaigan. Logra muy bien los ganchos para quedarse a ver otro capítulo más, pero en lo general, podría concentrarse más en entregar 10 capítulos sólidos que los 13 de regla de esta saga.

A pesar del tono depresivo y pesimista, la serie termina de una forma muy positiva. Las curvas de cada personaje principal se resuelven a su manera (no en una utopía optimista sobre el valor de la vida) y nos acerca a ellos. Haciéndolos entrañables y nos queda esa sensación de creer que pudieron resolverlo mejor. Humanos al final de cuentas.

Musicalmente, el mood de la temporada se apoya de todo el diseño sonoro, llegando a desesperarte (en el buen sentido) y en mantenerte muy atento de lo que pasa para conocer el desenlace de cada historia. Hace buen match y nos lleva con el ritmo del montaje.

En el trabajo visual se mantiene la línea de colores fríos y planos cerrados, seleccionados para resaltar aspectos importantes que nos hablan mucho de los conflictos que enfrentan los personajes.

En conclusión, Jessica Jones lo hizo de nuevo. Es una temporada llena de acción y de una profunda historia de autodescubrimiento y la consideración de opciones paralelas a las que siempre pensamos. Recomendable para ver de un jalón y seguir inmersos en este micro universo Marvel que esperemos se junte con el cinematográfico algún día, o que mínimo sus guionistas trabajen de la mano para evitar que nos cuenten la misma historia en todas las películas.

Una comedia romántica inteligente: Master of none

El tono en la serie producida por Netflix, Master of none, se construye en un vaivén de géneros brillantemente utilizados. La multipremiada producción surgió de la pluma de Alan Yang y Aziz Ansari, este último es un reconocido stand-upero cuya fórmula consiste en utilizar estereotipos y alusiones a la vida del migrante en Nueva York. Dicha tesis es una de las constantes en la narrativa del programa.

 

Defensores de la fe en Marvel

Por: Isaac Ávila 

 “We’ll rise inside ya till the power splits your head

We’re gonna rock ya till your metal hunger’s fed…”

 -Defenders of Faith. Judas Priest. 1984.

Si bien la entrega anterior del universo de series en Netflix estuvo un poco floja,  empezó con todo. Me sentí frustrado al darme cuenta que ya había terminado y eso me parece una buena señal, dejarte con ganas de más. Desde mi punto de vista habla de un trabajo con mucha calidad.

Caso contrario al MCU, Defenders no parece un comercial que te prepara para las siguientes producciones, como Age of Ultron, que sólo anticipa para las siguientes películas, enfilándose a Infinity War. Para disfruta Defenders no es necesario ver las entregas individuales de los protagonistas, ya que sus motivaciones, ideales e idiosincracias se presentan en los primeros capítulos y se van reafirmando hasta que revelan su verdadero yo.

Aunque he escuchado varias opiniones sobre lo reiterativa que parece la serie y que pudieron ahorrarse algunos capítulos, creo que la intención fue llegar a todos los espectadores posibles, estrategia que tienen en muchos de sus productos. Por eso, los personajes debían ser mostrados de cierta manera y se debía hacer visible el porqué actúan así.

Es interesante ver la evolución de los Defenders tanto la de ambos protagonistas, como la de los otros dos que cumplen la función de secundarios. A pesar de que dan la impresión de volver al mismo punto durante el epílogo, todo ha cambiado en ellos y comienza su carrera como grupo de héroes.

Visualmente la califico de muy atractiva. Al inicio, mientras se presenta los personajes, tenemos brincos entre el estilo de cada uno, yendo de los sepias, azules, rojos y verdes a una mezcla entre un alto contraste y poca luz, cosa que llama la atención con la paleta de colores que han decidido usar para la reunión de los Defensores. Misma que se ayuda de la fotografía muy bien cuidada y ajustada a las escenas de acción, que son bastantes.

El montaje es fluido y se ayuda de las coreografías estilo Daredevil, en espacios reducidos, contra muchos enemigos genéricos y jefes que se repiten hasta el cansancio. Si bien esto se vuelve tedioso, es un elemento recurrente en los cómics y videojuegos. Así que no siempre resulta extraño y se supera pronto.

El tema principal de la serie es hasta ahora mi favorito de este universo, tiene gran potencia y como el prólogo siempre te presenta algo interesante, te llena de emoción para el capítulo que estás por ver. El diseño del sonido, en general es adecuado, a pesar de que notas en algunos momentos que la coreografía falló un poco, se siente natural y la música ayuda con los momentos cumbres de los capítulos.

Debo mencionar que el  fan service está a tope y el humor para bajar la tensión es un poco sombrío y deprimente, son chistes que generalmente rompen la tensión pero demuestran las debilidades del equipo.

En conclusión, es una buena serie, cumplidora. Sólo peca del mismo error que la segunda temporada de Daredevil, darle demasiada importancia a Elektra quien suele ser de esa forma porque sí, porque así lo requiere el guion o no saben cómo resolverlo. Estos personajes cliché funcionan “bien” en las películas porque no tienen el tiempo para definir a sus personajes como en las series, pero no lo defino como un buen elemento cuando puedes hacer un Wilson Fisk o un Cottonmouth y pones a un malo porque sí.

Trailer:

Películas y series en Netflix ideales para este fin de semana

Por: Stephanie Valdes Govantes 

Nuestra plataforma de streaming favorita siempre se encuentra modificando su catálogo. Y mayo es un excelente mes para poder refrescarse con nuevas películas, series y documentales. Estuvimos tumbados en el sillón un fin de semana (cómo sufrimos) para traerles las mejores recomendaciones.

Old Boy

La original de Park Chan-wook se estrenó en 2003, pero apareció apenas hace unas semanas en la lista de Netflix. Este thriller surcoreano ganó en Cannes el premio del jurado, en Sitges a mejor película, así como otros galardones, debido a su inmejorable narrativa, estética y dirección.

Oldboy se ha convertido en una película de culto. En ella conocemos a Daesu, un hombre común y corriente que un día es secuestrado y despierta en una habitación sin más que una cama, una tele y un baño. Por las noticias se entera de la desaparición de su hija y el asesinato de su mujer. Quince años después es liberado y él solo quiere vengarse. El final es uno de los más épicos en la historia del cine, de esos que te vuelan la cabeza; si no me crees te invito a comprobarlo.

Ex Machina

Los amantes del sci-fi no se pueden perder este emocionante filme de Alex Garland. Como sacado de un capítulo de Black Mirror (una de nuestras series favoritas) Ex Machina juega con la interacción de los androides y la inteligencia artificial. Caleb (Domhnall Gleeson)  gana un concurso para visitar y apoyar con la prueba Tuning durante siete días a un millonario erudito de la tecnología: Nathan (Oscar Isaac). La prueba va tal y como se ha planeado, pero la debilidad de Caleb pondrá en riesgo no sólo el experimento, sino también a él mismo.

Entrevista con unos vampiros

No es precisamente donde aparecen los sensuales vampiros que interpretaron Brad Pitt y Tom Cruise en sus años mozos. Este largometraje tipo mockumentary se convirtió en mi favorito del género, definitivamente.

Vampiros de carne y hueso, graciosos y llenos de vida. Taika Waititi y Jemaine Clement (directores, guionistas y protagonistas) toman todos los clichés de los chupasangre y los convierten en una agradable realización, divertida pero no por eso descuidada, al contrario, sus planos, el arte, el sonido y las actuaciones son de calidad que aun cuando el espectador sabe que es una sátira, se envuelve en sus historias. Este grupo de vampiros comparten una casa, todos tienen diferentes edades y personalidades, desde los 600 años hasta los más jóvenes. Todos tienen algo que contar.

Un monstruo viene a verme

Netflix incluye una de las mejores películas estrenadas en 2016, y se lo agradecemos. Hoy tienes que verla, eso sí, prepara un paquete de pañuelos, porque vas a llorar. Se trata de una mágica historia que involucra a un niño de 10 años y la depresión por la que pasa tras la separación de sus papás y la enfermedad de su mamá.

Un árbol con forma de hombre gigante ha tocado a su puerta para contarle tres historias. Connor O’Malley (Lewis MacDougall) no entiende la presencia de este ser, pues sus preocupaciones son más grandes. Al final es el árbol gigante quien le ayuda a superar la más grande prueba.

Una magnífica realización a cargo de Juan Antonio Bayona y en la que participa el mexicano Eugenio Caballero como diseñador de producción, su atmósfera muchas veces sombría, muchas veces fantástica, juegan un papel principal para generar diferentes emociones en el espectador.  

Penny Dreadful   

Una de las mejores realizaciones que he podido admirar. La emoción de ver a todos esos personajes de la literatura europea del siglo XIX aparecer en esta serie es sin lugar a dudas impresionante. Su atmósfera londinense, con algunos toques de Drácula de Bram Stoker, exorcismos, hombres lobo y brujas crearon grandes expectativas en el público.

Recomiendo toda la serie (no son muchos capítulos) pero hago una aclaración: la última temporada (específicamente los últimos dos capítulos) te hará enojar y mucho, ya que los personajes no actúan de acuerdo a lo que han venido construyendo, y es uno de los peores finales que he visto en una serie; pero aun así sería injusto no recomendarla.

Vanessa Ives es una mujer poderosa que ha sufrido el pecado y es perseguida por el mal y el diablo, sus amigos y protectores harán hasta lo imposible por ayudarla y rescatarla de la oscuridad que la acecha. Estos “guardaespaldas” también tienen su historia y sus demonios. El doctor Victor Frankenstein, Dorian Grey y Van Helsing son algunos de los personajes que aparecerán en la serie, así que tú decides si perdértela o no.

 

Luke Cage, my nigga

Por: Isaac Avila

 

“(…)Got that crunk, for yo’ trunk, goin gangsta crazy

We some real life hustlers, playin games in the street…”

 -Cypress Hill. Lowrider. 

Hay un unión estrecha entre la cultura de los afroamericanos y el resto de los latinoamericanos. No se puede negar esa sabrosura, el guaguancó y por su puesto el orgullo que representa serlo. Además de la constante persecución en E.E.U.U, basada en prejuicios, que seguimos alimentando ambas partes.

Cuando nos enfrentamos a Luke Cage, podemos oler el barrio entre sus capítulos. La serie trabajó muy bien la construcción del Harlem como personaje. Como bien dicen en muchas partes, “las calles se ocuparán” de regresar el balance de las cosas. Me parece que el Nueva York en las tres series ha sido bastante bien elaborado. Te sientes parte y de alguna forma lo eres. Por lo menos la realidad en las ciudades de México no es muy distinta.

luke_cage_marvel_s_luke_cage_tv_series-530481443-large

Por todos lados leemos comentarios de fanboys diciendo “la fórmula de Marvel ya se agotó”, “siempre lo mismo, con sus chistes”, “hacen películas para niños”. Pareciera que en las series todo es distinto, pero no. Si bien el festival de guiños es algo sorprendente (y se agradece), las series tienen la misma estructura. Y si por la sangre y semidesnudos, “es para adultos”, creo que estamos confundiendo prioridades.

Pixar ha demostrado que haciendo personajes con características llamativas para los niños, puede contar historias complejas y cautivar a espectadores de edades avanzadas y variadas. La madurez de un producto y un público puede medirse en el nivel de complejidad que tienen los personajes, las historias y cuánto trasciende en la vida de sus espectadores. Por otro lado, el hype, el idealismo, el fanatismo y poco buen gusto pueden hacer de grandes bodrios un filme de culto. Pero tales características podemos analizarlas en otro texto, ¿a dónde voy con esto?

Luke Cage (y las series con que comparte universo), si bien tienen un gran trabajo de desarrollo de personajes, caen en los clichés y lugares comunes. Odiseo, Jesucristo  y Heracles siempre presentes, como diría el maestro Borges. Esto no está mal, sólo que no explora o innova. También se dice que las contrapartes ayudan a construir al personaje, Cottonmouth tiene un excelente desarrollo en la primera mitad de la serie. Es un villano construido por las circunstancias, de gran inteligencia y temperamento explosivo. Al final, la inclusión de más villanos no ofrece un giro de tuerca, sino el corte de un personaje que pudo ser tan memorable como Fisk.

luke-cage-tv-show-mike-colter

Una vez más, dándose cuenta del gran impacto que tiene la música en las historias, Marvel hizo una magnífica selección de temas. En serio se disfruta el desarrollo de los personajes en los momentos cumbre de su trama gracias a las tremendas piezas sonoras. La música de esos barrios tiene historia, razón de ser y pelea por la vida que se anhela pero que sabemos lejana. Hace un excelente match con la entrada que me recuerda American Gangster y películas de los 70 de las que notoriamente tiene mucha influencia.

Visualmente, han marcado un standard lúgubre y oscuro de las calles neoyorquinas. Buenas secuencias y planos. Lamentablemente, las peleas lucen torpes, ¿cómo un superhéroe con gran fuerza y resistencia, que además tiene entrenamiento en boxeo, puede pelear así? Si bien tiene su explicación en su desarrollo, no se justifica la torpeza de las batallas, parece que nadie ensayó bien sus escenas de acción y entregan un material aburrido, comparado con Dare Devil y Jessica Jones.

Argumentalmente aporta poco, so pretexto de estar presentando los orígenes del Hero for Hire. Pretexto que ha usado Marvel los últimos años para entregar productos aburridos y sin estructura porque viene una gran conclusión con las guerras contra Thanos. Cada producto debería funcionar en sí mismo y construir el universo que pretenden presentar.14462850_1135741933186289_4177815943915823203_n

Si bien es entretenida, cae en la monotonía y pierdes la atención en varios capítulos. El desenlace es previsible y muy, muy meloso. El contexto histórico exige esperanza y buen juicio. El proceso electoral parece guionado por un escritor de cómics, en el que el menor de los males siempre traerá consecuencias para las minorías.

Con la inclusión de Iron Fist y Doctor Strange al MCU tendremos a una parte de los Defenders lista para enfrentar la guerra del infinito, ¿será que con esos personajes por fin unan los universos y se justifique la inclusión de tantos personajes en los capítulos finales de esta saga? Sólo esperemos que las entregas sean respetables.