Warner Studios v. DC Cómics: Dawn of failure

rebirth

Por: Isaac Ávila

Viene una tormenta de arena. La veo venir y no traje mi camello. Vivimos la época de los monstruos del entretenimiento multimedia y multiplataforma. Si bien el modelo de consumo está cambiando, la base del negocio sigue siendo la misma, vender historias.

Cuando ves una película o serie, lees un cómic o libro; lo mínimo que esperas es una buena historia. Construcción multidimensional de los personajes. Curvas dramáticas y giros de tuerca que te sorprendan (no buscamos el hilo negro sólo una narrativa de calidad, ritmo y drama adecuado para lo que sea que estemos apreciando).

Si bien se necesita gran background de los productores y los espectadores para que las obras sean entendidas en su totalidad, una historia contada adecuadamente debería (utópicamente) poder sostenerse por sí misma. Sin necesidad de recurrir a otros medios o capítulos de la misma. Debe funcionar como unidad y al mismo tiempo como parte de un todo (llámese universo cinematográfico, serie televisiva, serie de cómics, etc.)

Ésta vez nos apoyaremos en Time Warner, un monstruo del entretenimiento que podría pasar un tanto desapercibido por su principal competencia, Disney. Aunque la relación Warner/DC es tan profunda como Disney/Marvel, algo no está funcionando de la misma manera (en apariencia) para sus producciones.

Para analizarlo, dividiremos el multiverso de Warner/DC en series para la televisión, universo cinematográfico, películas en animación y los cómics. Haré una comparativa de cómo se relacionan estos universos y terminaré compartiendo las conclusiones del fallo en la sinergia de su interacción (nula).

Justice_League_The_Flashpoint_ParadoxSeguramente argumentarán que no se puede comparar el cine con las series de televisión por la abismal diferencia de tiempos que hay entre cada una. Pero debo decir que cada capítulo de la serie tiene que cumplir con el mínimo de los 3 actos, el cierre de las curvas dramáticas (que alimentan la curva de cada temporada y de la serie en general) y el desarrollo multidimensional de los personajes. El trabajo no es más fácil por tener más tiempo, podríamos considerarlo todavía más complejo.

Me parece risible que series como The Flash, Arrow, Gotham, Super Girl y Legends of Tomorrow hayan logrado construir un universo bien establecido con reglas y guiños a los cómics que en todo momento nos hacen sudar, reír y emocionarnos (en los últimos capítulos de la segunda temporada de Flash hay tantos homenajes a momentos de suma importancia para el mundo de los cómics que mi corazón no podía soportarlo). Debo exponer que cada producción tiene su sello de humor, brutalidad, seriedad y oscuridad (pongo estos dos al final porque se la han pasado defendiendo BvS con todo y los enormes fallos que tiene la película. Léase esta reseña para entender lo que quiero exponer) que hacen de cada serie algo único, apreciable y muy entretenido para los fans de DC.  

Con el anuncio de la inauguración del universo cinematográfico de DC se especuló sobre un posible crossover (como tiene previsto Marvel) de dichas producciones. Los involucrados se escudaron diciendo que los universos están separados y no veremos eso. Como si las series ocuparan Tierra 1, 2 y 3 pero las películas están en Tierra 69 donde se los han garchado a todos y son emos y un poco estúpidos.

Vamos, no es hora de arrancarse los cabellos y llamarme fanboy. Sé que su universo cinematográfico está tomando forma pero no es pretexto para entregar historias tan malas que hasta el mismo Bay se sonrojaría al verlas. Cuesta creer que se aprueben dichos proyectos, lo que me lleva al siguiente punto antes de pasar a las animaciones y cómics. El negocio. Todos sabemos que lo hacen porque quieren ganar dinero, sí, hacen fanservice pero como parte de su estrategia de mercado para vender más. Mentiría si les dijera que no me emocionó pensar y ver las referencias a los cómics en BvS, pero salí asqueado de la película. Me pareció pésima y probablemente como tributo a las historietas podría funcionar, pero yo fui a ver una película, no a leer cómics.

bvs

Como fan de DC recomiendo a los cinéfilos echarse un clavado a lo que Warner/DC está haciendo en sus películas animadas. En ellas, las adaptaciones a los cómics se hacen casi puras; la sangre y oscuridad que han estado buscando con grandes escritores se hace ver y disfrutar. El fanservice aquí provoca nerdgasmos múltiples y el deseo de seguir viendo más y más.

Pasando a los cómics, hace poco se tomo una decisión aventurada y en mi opinión, acertada. Unir los universos de Vertigo y DC Comics, llenándonos de mindfucks, mucha especulación y rechazo. No entiendo por qué ser tan puritanos con esto. Podría funcionar y soy optimista con Rebirth, que creo ha tenido un inicio formidable trayendo de vuelta personajes e introduciendo líneas temáticas un poco olvidadas por DC y sus New 52.

Me parece increíble que estén arriesgando en muchos planos y otros los dejen a la suerte. No quiero que el MCU y DC se parezcan, son sus diferencias lo que me ha hecho apreciar u odiar lo que han hecho desde que me introduje en ese mundo, pero sí me gustaría ver historias agradables por ambas partes. ¿Por qué no trabajar todos los proyectos en conjunto para sacar lo mejor de todos? (Cosa que en Marvel se nota mejor).

Comprendo que tratan de hacer una reconfiguración de los públicos a los que intentan llegar desde distintos frentes, pero hacerlo bien en todos, unificaría a los que estamos emocionados de ver (otra vez) a nuestros personajes en distintas pantallas e impresos.

Ojalá la batalla Warner v. DC termine pronto y en las producciones venideras podamos salir satisfechos del cine y esperando la siguiente entrega con ansias. Vivimos una buena época para ser geeks pero no una para un discurso complejo y sustancioso que mueva parte de nosotros con todo lo que podríamos apreciar.

The Grateful Dead: la conexión ácida que creó una familia

Por: Isaac Ávila (@elpinshidiablo)

“Escapin’ through the lily fields

I came across an empty space

It trembled and exploded

Left a bus stop in its place

The bus came by and I got on

That’s when it all began…”

The Other One-Grateful Dead

Hay música que suena a lugares, hay paisajes cuyos contornos forman personas, personas que con su aura, transforman. En esta ocasión les traigo un resumen de mi experiencia con este documental sobre los patines que The Grateful Dead tuvo que enfrentar mientras hacían su rocanrrol.

Para empezar, debo mencionar que es una producción de Netflix. Esta marca ha trabajado arduamente para consagrar el ondemand como nuevo formato para el entretenimiento audiovisual. En sus series, películas y documentales ha demostrado una excelente calidad en guiones, fotografía, dirección y promoción. Tiene los dados para poder generar éxitos y lo hace.

the gratefulEl formato del documental es una línea temporal, desde los inicios del guitarrista Bob Weir en la música maciza, pasando por la consagración de Grateful Dead y su inevitable declive por la muerte de Jerry García, quien impulsó a la agrupación y los eventos mostrados a lo largo del filme.

García marcó la vida de todos los personajes de esta banda de bluesrockfunkjazz, cuyo sello fueron las virtuosas y largas improvisaciones ácidas -literalmente hablando-, a tal grado que su muerte provocó la disolución del grupo.

También contamos con la aparición de personajes representativos de la subcultura beat, cuya aportación se nota en la profundización de los temas musicales y en las conversaciones que se presentan a la par. Notamos la evolución de las ondas  que experimentaron al pasar las décadas, cambios de pensamiento e idiosincrasia, profundos golpes bajos a los ideales de las juventudes que se reflejaron en la evolución del rock.

Como avanza el documental percibimos que los años pesan, que el contexto pesa, y las muertes de las personas que han marcado nuestra vida se convierten en algo que jamás habríamos imaginado, se ven extrañas en retrospectiva, se tornan en una excelente aventura y en la experiencia más placentera que de poder, se repetiría sin pensarlo.

El cliché del rockero -sex, drugs & rock’n’roll- se hace presente, pero no como el pilar de la banda, de su éxito o de la música que compusieron; es una anécdota graciosa que no puede pasar desapercibida. Lo realmente importante en estas relaciones interpersonales es intangible, sólo se percibe, se siente.

Other-One_web_bob_egypt

El valor de la convivencia diaria, del backstage, del estudio y de la gira, forman una familia; un círculo social auto sustentable -por obligación- el cual impulsa el crecimiento personal, profesional, emocional y espiritual de los individuos que la conforman y del mismo grupo. La muerte les arrebató un hermano, ellos, como siempre, devolvieron la sonrisa con una canción, simplemente agradecidos.

Trailer

Ficha técnica

Dirección: Mike Fleiss.

Producción: Martin Hilton, Justin Kreutzmann y Marc Weingarten.

Edición: Rich Fox.

Fotografía: Dan Friedman

Diseño de Sonido: Phil DeTolve, Bryan Parker y Brian Riordan.

Cast: Bob Weir, Jerry García, Trixie García, Mike Gordon, Sammy Hagar, Mickey Hart, Bruce Hornsby, Bill Kreutzmann y Phill Lesh.

País: Estados Unidos.

Año: 2015.

Cinco de tripa: las imperdibles del cine gore*

Por: Isaac Ávila (@elpinshidiablo 

*1. adj. Dicho de una película o de un género cinematográficos: De terror con recreación en las escenas sangrientas. Apl. al género, u. t. c. s. m.

Siento que la RAE no ayuda mucho con la definición de este género. Considero de suma importancia las reacciones que podrían tener en sus espectadores, desde las más básicas: temor, asco, nauseas, miedo, hasta risa y muy probables ganas de vomitar. Estas sensaciones son las que han mantenido tales películas -en muchos casos- de serie B como obras de culto, readaptaciones y comunidad entre los cinéfilos. Así que comencemos con este desfile de tripas.

1.Holocausto canibal (Ruggero Deodato, 1980)

Clásico, uno de tripa con jardín y salsa roja.

Realizada a partir del guión del señor Clerici, este falso documental nos lleva a lo profundo de la selva amazónica para buscar a un grupo de seres primitivos cuya actividad de interés para los documentalistas es, claro, la ingesta de carne humana.

Tendrán ante ustedes un trabajo que refleja -en ficción- la “crueldad” del simbolismo humano y de las escaramuzas entre diferentes culturas al enfrentarse de esta manera. La ignorancia, incertidumbre e incomprensión de las construcciones simbólicas de los nativos hacen de esta, una excelente película para iniciarse en los caminos del cine sangriento y mutilante.

Con una labor excepcional, hicieron de su trabajo un tótem del género. Muchos creyeron que esto traería problemas a los encargados de dicha producción, y así fue; además de que la película fue prohibida en distintos países, muchas de las escenas se creyeron reales.

Te puede interesar: Top 5 de falsos documentales

 2.Saw (James Wan, 2004)

De los que te echas toda la orden.

Si bien podemos dudar del director y las secuelas de este título, la trama y desenlace de la primera entrega son muy buenos. Estamos en una habitación, atrapados con dos sujetos que no tienen ni idea del predicamento al que están a punto de enfrentarse.

Es un juego en el que la única oportunidad de redención está en el sacrificio, la comprensión del papel que juegan nuestras decisiones en un sistema complejo en el cual todos estamos involucrados. Descubrimos un poco del enorme problema de la convivencia y las profundas pulsiones de los individuos. La expiación de los errores no sólo involucra desmembramientos auto infligidos, sino un significativo cambio para merecer más tiempo de vida.

Honestamente recomiendo al lector deleitarse con el intenso derramamiento de sangre de la saga completa. No porque tenga el mejor argumento del género, sino por el simple placer de admirar el trabajo de producción al hacer una ejecución. Esta orden completa de tripas es bastante entretenida.

3.The evil dead (Sam Raimi, 1981 y Fede Álvarez, 2013)

De esos a los que siempre regresas aunque sea por uno.

Podríamos llamar a los ochenta una época dorada para el cine gore. Gran parte de los memorables títulos del género provienen de esta década o cercanías. En esta ocasión, hablaré al mismo tiempo de estas dos películas, ya que comparten argumento y abundantes detalles que las hacen figurar en esta lista.

Planteamiento clásico, un grupo de jóvenes en una cabaña, encuentran un libro al parecer hecho de piel de algún animal y lo abren para conocer su contenido. Contra toda advertencia inscrita en él, comienzan a leerlo y desatan una serie de acontecimientos bastante intensos -y risibles en lo personal- que culminan en el advenimiento de un ser diabólico cuyo único propósito es la destrucción y el caos.

Te puede interesar: Sam Raimi: Las claves para entender su estilo

Las cosas se salen de control y los protagonistas deben recurrir a medidas poco ortodoxas para detener al invasor. La primera más pintoresca y acorde a su tiempo, y la segunda con una serie de desmembramientos que realmente aplaudo. Lluvia carmesí y una frase final para recordar, además, el infaltable cameo de Bruce Campbell. Hay dos secuelas de la original -bastante divertidas- y una serie. Compártenos tus comentarios si te vuelves fan.

Original

Remake

4.Slaughtered Vomit Dolls ( Lucifer Valentine, 2006)

Los de mala muerte.

Podríamos reconocer esta producción por tomarse demasiado en serio la serie B y el cine experimental, pero no. Hay que tener estómago y oído duros para poder ver esta película de principio a fin y sin interrupciones. Se le considera pionera en el vomit gore, sub género que como reza, ves y te quiere hacer vomitar.

Tenemos en escena una stripper que sufre de constantes alucinaciones y problemas mentales. En las que se ilustran desmembramientos y parafilias que se van intensificando, y como el vómito, hacen una masa heterogénea en la trama. No tiene el mejor argumento pero es un obligado de los interesados en el tema por su alto contenido gráfico y alucinante.

 

No contentos, Slaughtered Vomit Dollses es parte de una tetralogía. Reto a tu estómago para que puedas verlas todas en una sola sesión sin sentir un poco de repulsión y lástima por los personajes que se nos presentan.

5.Hellsing Ultimate (Tomokazu Tokoro, 2006)

Los de la otra colonia que también están buenos.

Vámonos a la tierra del sol naciente pero en un mood completamente distinto. Viajemos por las tierras de la animación japonesa que se ha ganado el corazón de muchos por la variedad de temas y lo intenso que puede ser el desarrollo de sus tramas.

En esta ocasión, Hellsing Ultimate se basa en el manga de Köta Hirano para traernos las desventuras de distintas asociaciones religiosas cuya misión es finalizar con las amenazas sobrenaturales que pudieran terminar con la humanidad. Durante la serie de ovas -sí, aquí también recomiendo que vean todas- tendremos un desfile de seres mitológicos que serán abatidos por Alucard.

Promete una brutalidad que sólo la animación puede regalarnos con peleas épicas entre los personajes y un desenlace contra las fuerzas vampíricas de los peores enemigos de la humanidad moderna, sí, los nazis. Altamente recomendada.

Hacer recomendaciones para un género tan basto es difícil porque se siguen creando excelentes exponentes en todas las latitudes del orbe. Este texto es un homenaje a la belleza que encontramos en lo más profundo de la hostilidad, depravación y autodestrucción de la humanidad, que afortunadamente hallamos en estos filmes ficticios.

Espero que disfruten de sus cinco de tripa con todo.