Ben-Hur: el pan y circo de los estudios de producción

La segunda película más rentable en la historia de Hollywood volvió innecesariamente en este verano para provocar un fracaso épico, mostrando una antítesis de lo que fue su antecesora. La fórmula de la seguridad ahora lleva los éxitos pasados como una constante, pues contar nuevas historias es como caminar en la oscuridad para los estudios, sus razones tendrán. El entretenimiento para las masas siempre es lo más beneficioso, pero ¿y si de esta forma tampoco hay recuperación?

Judah Ben-Hur (Jack Huston) es un judío de familia bien acomodada en la ciudad de Jerusalén  durante el reinado del Emperador Tiberio. Después de ser acusado por un supuesto atentado contra la vida del recién llegado Prefecto Poncio Pilato (Pilou Asbæk) es sentenciado por su propio medio hermano romano Messala (Toby Kebbell) a vivir como esclavo en los remos.

ben hur poster

Los inversionistas del entretenimiento de la Metro-Goldwyn-Mayer junto con Paramount Pictures contrataron al director ruso Timur Bekmambetov para dirigir y rehacer la épica de Ben-Hur con una inversión de 100 millones de dólares. La historia la conocemos todos, pero el director de Abraham Lincoln  Cazador de Vampiros (2012), nos trae un relato acelerado para el nuevo público millennial, resumiendo una cinta de 3 horas y media en 124 minutos.

Los personajes sobrefabricados, así como sus diálogos y su producción impecable resultan en una burla de un estilo obsoleto.  Dentro del género épico de producciones antiguas, las actuaciones son estériles ya que nunca se llegan a digerir debido a la velocidad de la cinta. El altísimo con sus apariciones no conmueven,  tampoco la interpretación del siempre notable Morgan Freeman como Sheik IIderim rescata.

Todavía hay algunos que recordamos el filme de 1959 dirigido por William Wyler, además de sus 11 nominaciones y sus 147 millones recaudados, por el ritmo de su historia, en el que no se notan brincos tan fuertes de una escena a otra. Bastaba con la adaptación exitosa de la novela de Lewis Wallace por  Karl Tunberg.

Como mazo llega la carrera de cuadrigas que pierde su forma en la reconstrucción con CGI, siendo una de las más memorables en la historia del cine, termina siendo deshumanizada o lo que es aún peor: una vil escena de acción. El sonido y la música son inherentes y no ofrecen alicientes extras para la cinta.

ben hur 2016

El interés de los estudios por la recaudación es entendible, aunque no debería ser el único mercado. Por mencionar datos, Gary Barber es el productor de la MGM desde hace más de 30 años, y ha financiado diferentes proyectos, por ejemplo: La triología de The Hobbit, Hansel y Gretel: Witch Hunters,  Robocop y Poltergeist por mencionar algunas. Ahora, Ben-Hur se ha quedado a 22 millones de dólares de recaudación de momento, respecto a los 100 millones que resultaron en la inversión.  Aunque las proyecciones todavía no terminan, la meta está lejos.

La producción intrascendente de Gary Barber y de ahí  a la realización del director Timur Bekmambetov transformaron y ni si se acercaron a la cinta de Heston, terminando en un paupérrimo y absurdo melodrama. Entretenimiento que no nos ofrecen algo diferente, sólo el famoso pan y circo de los estudios.

Luis Zenil Castro 

Productor audiovisual y dibujante.

Los ilusionistas 2: Un truco conocido

 

los ilusionistas pelicula

Por: Edgar Campos 

La magia y la ilusión regresan a la pantalla grande en la nueva entrega de Los Ilusionistas 2 con nuevos actos de magia, grandes espectáculos en masa y nuevos personajes que hacen que funcione la cinta aunque no convenza del todo.

La premisa de la secuela, ahora dirigida por Jon M. Chu, se desarrolla  aproximadamente un año después de que los Cuatro Jinetes sorprendieran y se llevaran los aplausos del público, ante la mirada atónica de miembros del FBI al desaparecer de un tejado en Nueva York.

poster los ilusionistas 2

Los Cuatro Jinetes: Daniel Atlas (Jesse Eisenberg), Jack Wilder (Dave Franco), Merrit Mckinney (Woody Harrelson) y la nueva integrante Lula (Lizzy Caplan) tendrán que enfrentarse nuevamente a la policía y a Walter Mabry (Daniel Radcliffe), un genio de la ciencia y la tecnología, que los obliga a realizar un robo de dimensiones inusitadas.

En el proceso viejos personajes aparecerán como Thaddeus Bradley (Morgan Freeman) que develará secretos y situaciones que giran en torno a Dylan Rhodes (Mark Ruffalo), agente del FBI y miembro de El Ojo.

Desde la aparición de los trailers y la incursión de nuevos personajes, principalmente Daniel Radcliffe, las expectativas sobre lo que iba a ser la película se elevaron considerablemente, algo que jugó mucho en su contra, pues ni él, ni parte del reparto logran destacar. Las actuaciones en general son buenas. Los Jinetes son fieles al perfil que tenían en la cinta pasada. Y Radcliffe en su personaje de villano, por un momento nos quita del pensamiento el papel que lo ha marcado.

Aunque el personaje Lula (Lizzy Caplan) es muy agradable, espontáneo y gracioso, se extraña a Henley Reeves, quien era interpretado por Isla Fisher, y quien no pudo aparecer en esta segunda parte por atender cuestiones personales.

los ilusionistas 2 Daniel Radcliffe

En términos de producción, al igual que la anterior, nos ofrecen un despliegue impresionante de efectos especiales y movimientos de cámara; mediante ellos apreciamos a detalle cada truco de magia e ilusión de los amantes del aplauso del público.

El problema radica principalmente en el guión. La historia trata de dar giros “inesperados” y realmente la vuelven totalmente predecible. Y en medio de grandes actos de magia y varios ases bajo la manga, Los Ilusionistas 2 se queda en una secuela repetitiva con trucos ya antes vistos. Y aunque tiene excelentes efectos especiales, el factor sorpresa que hace especial y asombrosa a la ilusión se pierde casi por completo.

Al final Los Ilusionistas 2 es una película entretenida por su ritmo, pero para muchos innecesaria.

Trailer

 

Ficha técnica

Título original: Now you see me 2.

Dirección: Jon M. Chu.

Guion: Ed Solomon.

Reparto: Jesse Eisenberg, Mark Ruffalo, Woody Harrelson, Dave Franco, Lizzy Caplan, Daniel Radcliffe, Jay Chou, Tsai Chin, Sanaa Lathan, Michael Caine, Morgan Freeman.

Fotografía: Peter Deming.

País: Estados Unidos.

Año: 2016.