Jessica Jones lo hizo de nuevo

Por: Isaac Ávila (@elpinshidiablo

 

“(…) It’s a new dawn
It’s a new day
It’s a new life
For me
And I’m feeling good
I’m feeling good…”

-Feeling Good, Newley & Bricusse.

Es bien conocido el éxito que están teniendo las series de Marvel y Netflix. Aunque han tenido sus tropiezos, nos han entregado calidad en el desarrollo de personajes e historias entrañables. Wilson Fisk, The Punisher, Cottonmouth, Killgrave y por supuesto, Jessica Jones.

La primera temporada nos mostró lo perturbada que se encontraba esta investigadora por el monstruo en que podría convertirse cuando no tiene control sobre sus actos, si bien Killgrave la manipuló, la posibilidad del asesinato es lo que le preocupa en todo momento.

Para la segunda, se explora más el pasado y origen de nuestros personajes. Cómo las relaciones y decisiones de cada uno han permeado en su forma de vida y en las personas que están a su alrededor. Aborda aspectos psicológicos del porqué las cosas son así y no escatima en dar una versión pesimista de los problemas cotidianos de las personas con pasados perturbadores.

En todo momento sentí que veía BoJack Horseman, donde todos los personajes están jodidos de alguna manera y siempre se puede caer más bajo. Sin embargo, a Netflix le están doliendo los clímax y epílogos. Parece que agregaron algunos capítulos sólo para que la cohesión y emoción de la temporada no decaigan. Logra muy bien los ganchos para quedarse a ver otro capítulo más, pero en lo general, podría concentrarse más en entregar 10 capítulos sólidos que los 13 de regla de esta saga.

A pesar del tono depresivo y pesimista, la serie termina de una forma muy positiva. Las curvas de cada personaje principal se resuelven a su manera (no en una utopía optimista sobre el valor de la vida) y nos acerca a ellos. Haciéndolos entrañables y nos queda esa sensación de creer que pudieron resolverlo mejor. Humanos al final de cuentas.

Musicalmente, el mood de la temporada se apoya de todo el diseño sonoro, llegando a desesperarte (en el buen sentido) y en mantenerte muy atento de lo que pasa para conocer el desenlace de cada historia. Hace buen match y nos lleva con el ritmo del montaje.

En el trabajo visual se mantiene la línea de colores fríos y planos cerrados, seleccionados para resaltar aspectos importantes que nos hablan mucho de los conflictos que enfrentan los personajes.

En conclusión, Jessica Jones lo hizo de nuevo. Es una temporada llena de acción y de una profunda historia de autodescubrimiento y la consideración de opciones paralelas a las que siempre pensamos. Recomendable para ver de un jalón y seguir inmersos en este micro universo Marvel que esperemos se junte con el cinematográfico algún día, o que mínimo sus guionistas trabajen de la mano para evitar que nos cuenten la misma historia en todas las películas.

Pantera negra | Crítica

Por: Isaac Ávila (@elpinshidiablo

“Es el ciclo sin fin,

Que nos mueve a todos…”

 El Rey León (Minkoff y Allers, 1997).

Marvel lo hizo de nuevo, creó gran expectativa, se prometía una perspectiva diferente y fue lo de siempre. Un filme simplón, insípido y anticlimático. Pensé que tendríamos Winter Soldier (Joe y Anthony Russo, 2014) para hermanos y resultó un producto sin alma que quería cumplir con la agenda, y lo logró.

Como comentario de apertura, recordé una clase que tuve en la Facultad. Un profesor nos decía “el Charleston es un Jazz pasado por cloro, solo para que le gustara a los blancos”. Y esto es lo que sucedió con esta película. Aquí mi punto de partida para hablar de la musicalización y diseño sonoro. Vi la proyección en una sala DOLBY ATMOS, donde se supone que el audio es rey.

La música parece que fue puesta con calzador. Convertía escenas con mucha acción en pasajes aburridos por la falta de emotividad. Aunque es de mi agrado esa música medio rap, medio electrónica fresa para la playa, no me es la mejor elección para un filme de acción. El resto de las pistas, digamos aquellas más cercanas a los ritmos africanos, ayudan a contextualizar y a subir el ritmo de lo que vemos, lástima que sea tan poca.

Te puede interesar: Marvel Vs DC. ¿Qué universo cinematográfico es mejor? 

Pasando a lo visual, si usted anhelaba secuencias de acción con firma de los Russo, que se nos prometieron en el Trailer, se equivocó brutalmente. Las secuencias de acción flaquean en su dirección y, en algunos momentos, los personajes parecen de plastilina. Me imagino que están guardando todo el CGI del mundo para Infinity War.

El desarrollo de personajes y sus motivaciones son intrascendentes y caen en el cliché continuo del bueno que es muy bueno porque así debe ser y el malo que parece tener una buena motivación que no termina cuajando por clonarse de otro personaje. SPOILER, el tema central es que Wakanda jamás ha ayudado al mundo exterior con todo su poder tecnológico, económico y médico. Por eso, N’Jobu, hermano del rey T’Chaka, busca redimir esto con la invasión a cargo de Klaue (el más desperdiciado en la película). Con ello, se pretende traer el bien a todos los pueblos del mundo por medio de una invasión (cualquier parecido con la realidad del vecino del norte es pura coincidencia).

Después, el resultado de los pecados de todos los wakandianos, Killmonger, se presenta para reclamar el trono en nombre del “bien de la humanidad y prepara la invasión al mundo (¿Dónde he visto esto, dónde?), para que al final “ayude” a T’Chala a convertirse en el rey que debe ser para Wakanda. FIN DEL SPOILER.

Te puede interesar: Oscar 2019, las grandes ausencias y sorpresas

El recurso de los malos no son malos, sólo tuvieron una mala vida y el black power para vender algo, está muy sobre explotado y valorado. Pero no entremos en discusiones bizantinas sobre la corrección política y lo que vende. Por eso, seguiremos con la historia.

En términos de narrativa, la película es predecible desde el momento uno. Todo es transparente y bastante monótono. Aquel DEUS clásico de los enemigos a los que se les pide ayuda, la niegan y después aparecen de la nada, le da el toque final de la película que todos querían ver, como cuando Beorn aparece en la batalla de los cinco ejércitos para cambiar el rumbo de la guerra, en el libro, no en la película.

Más que contar la historia del ascenso al poder del nuevo (Pancho) Pantera Negra, el guion se interesa más en los temas de agenda como el racismo y la opresión, la redención y búsqueda de los “derechos” de los demás. Es una película cumplidora al ojo del consumo y que, aun con romper los propios récords internos en Marvel, pasará al olvido como muchas otros títulos de esta productora.

Defensores de la fe en Marvel

Por: Isaac Ávila 

 “We’ll rise inside ya till the power splits your head

We’re gonna rock ya till your metal hunger’s fed…”

 -Defenders of Faith. Judas Priest. 1984.

Si bien la entrega anterior del universo de series en Netflix estuvo un poco floja,  empezó con todo. Me sentí frustrado al darme cuenta que ya había terminado y eso me parece una buena señal, dejarte con ganas de más. Desde mi punto de vista habla de un trabajo con mucha calidad.

Caso contrario al MCU, Defenders no parece un comercial que te prepara para las siguientes producciones, como Age of Ultron, que sólo anticipa para las siguientes películas, enfilándose a Infinity War. Para disfruta Defenders no es necesario ver las entregas individuales de los protagonistas, ya que sus motivaciones, ideales e idiosincracias se presentan en los primeros capítulos y se van reafirmando hasta que revelan su verdadero yo.

Aunque he escuchado varias opiniones sobre lo reiterativa que parece la serie y que pudieron ahorrarse algunos capítulos, creo que la intención fue llegar a todos los espectadores posibles, estrategia que tienen en muchos de sus productos. Por eso, los personajes debían ser mostrados de cierta manera y se debía hacer visible el porqué actúan así.

Es interesante ver la evolución de los Defenders tanto la de ambos protagonistas, como la de los otros dos que cumplen la función de secundarios. A pesar de que dan la impresión de volver al mismo punto durante el epílogo, todo ha cambiado en ellos y comienza su carrera como grupo de héroes.

Visualmente la califico de muy atractiva. Al inicio, mientras se presenta los personajes, tenemos brincos entre el estilo de cada uno, yendo de los sepias, azules, rojos y verdes a una mezcla entre un alto contraste y poca luz, cosa que llama la atención con la paleta de colores que han decidido usar para la reunión de los Defensores. Misma que se ayuda de la fotografía muy bien cuidada y ajustada a las escenas de acción, que son bastantes.

El montaje es fluido y se ayuda de las coreografías estilo Daredevil, en espacios reducidos, contra muchos enemigos genéricos y jefes que se repiten hasta el cansancio. Si bien esto se vuelve tedioso, es un elemento recurrente en los cómics y videojuegos. Así que no siempre resulta extraño y se supera pronto.

El tema principal de la serie es hasta ahora mi favorito de este universo, tiene gran potencia y como el prólogo siempre te presenta algo interesante, te llena de emoción para el capítulo que estás por ver. El diseño del sonido, en general es adecuado, a pesar de que notas en algunos momentos que la coreografía falló un poco, se siente natural y la música ayuda con los momentos cumbres de los capítulos.

Debo mencionar que el  fan service está a tope y el humor para bajar la tensión es un poco sombrío y deprimente, son chistes que generalmente rompen la tensión pero demuestran las debilidades del equipo.

En conclusión, es una buena serie, cumplidora. Sólo peca del mismo error que la segunda temporada de Daredevil, darle demasiada importancia a Elektra quien suele ser de esa forma porque sí, porque así lo requiere el guion o no saben cómo resolverlo. Estos personajes cliché funcionan “bien” en las películas porque no tienen el tiempo para definir a sus personajes como en las series, pero no lo defino como un buen elemento cuando puedes hacer un Wilson Fisk o un Cottonmouth y pones a un malo porque sí.

Trailer:

Marvel Vs DC. ¿Qué universo cinematográfico es mejor?

En esta ocasión analizamos el conflicto entre Marvel y DC, encargados de consolidar el subgénero del cine de superhéroes, ¿qué compañía lo ha hecho mejor?

Iron Fist, el camino del héroe

Por: Isaac Avila

 “Everybody was Kung Fu Fighting

Those kids were fast as lightning

In fact, it was a little bit frightening

But they fought with expert timing…”

 

Cada que veo una película/serie que toca este tema, no puedo evitar hacer la asociación con esa canción.  Me trae buenos recuerdos. Las películas de Bruce Lee, Jackie Chan (las chinas), Van Damme, Chuck y muchas otras que en su mayoría exponían las habilidades marciales de los actores principales y sus antagonistas. Todo un tema para analizar. En los 70 tuvo su boom y ahora nos echamos a uno de sus rezagos.

Iron Fist (el personaje de cómics) nació en está época de patadas y golpes certeros. La adaptación a la serie es bastante buena y sugiere un cambio con sus antecesoras. Visualmente tiene una paleta de colores más cálida y aunque sí están presente las batallas en lugares minúsculos que tanto le han gustado a Netflix y Marvel, propone un cambio de ritmo en la dinámica de este universo expandido.

Esta entrega es la última de preparación para los Defenders, que también veremos este año.  Toma la batuta del enfrentamiento contra La Mano, enemigo jurado de Iron Fist. Como una vieja jugarreta de Marvel, presentó a los personajes, los juntó y los enfrentó cada vez a enemigos más difíciles. Por ese lado, la serie no propone mucho. Vemos el sendero del Héroe. Una lucha interna, más fuerte que los sucesos externos y la cual siempre tiene mucho peso sobre las decisiones del protagonista.

Un pasado angustioso y una lucha constante para desprenderse de él para triunfar. En este caso, el cambio de ritmo ayuda a ir desenmascarando al verdadero enemigo. En esta entrega, el tema principal es la relatividad, no todo es como nos lo enseñan y puede tener diferentes matices al enfrentarlo. El personaje se va construyendo en cada capítulo (muy a modo de la primera temporada de Daredevil). El cambio es que Danny ya es un súper humano seguro de sus convicciones y va mutando hasta darse cuenta de su verdadero destino.

El peso de la música disminuye y no aporta mucho al discurso narrativo como en Luke Cage. Podría pasar desapercibida. La acción en gran cantidad de momentos parece torpe y te dan ganas de darle un par de cachetadas a varios personajes (bien ahí, Marvel). Es aquí donde se dieron el tiempo para construirlos mejor. Como venía haciendo con Cottonmouth y tómala (recomiendo ver Luke Cage para sorprenderse con el desarrollo de ese personaje).

Si bien no me parece una obra maestra, es una serie entretenida que cumple con los estándares de Marvel y en la que ya se nota el desgaste de la fórmula. Es una serie de preparación para la siguiente temporada, por eso se siente más floja. Porque parece no tener el mismo impacto que sus predecesoras y nos dejó con una buena serie de preguntas sobre cómo se unirá el equipo.

El fan service del MCU es muy bueno y tiene referencias por todos lados. Si tienes tiempo y quieres estar bien enterado de lo que acontecerá para unir a todos (aunque no sepamos si estos personajes entrarán en Infinite War, podrían funcionar como las líneas alternas en los eventos de las viñetas), échate Iron Fist. Te divertirás y puede que te hagas fan de uno de los Heroes for Hiring.

¿De qué hablamos cuando decimos “ciencia ficción”?

El proto cine o la experimentación de diversos procedimientos previos a la fotografía y al cine se enfocaban al método científico. Uno de esos ejemplos es el revolver fotográfico del astrónomo francés Pierre Janssen, el cual usó con poco éxito en el Tránsito de Venus de 1874, pero logró un primer recurso narrativo visual: el timelapse.

El cronofotógrafo o revolver fotográfico fue uno de los precursores de lo que a finales del siglo XIX se conoció como cinematógrafo. Justo este aparato registró un evento astronómico importante y el cual sin querer fue inspiración para que en 1902 Georges Méliès filmará la adaptación de la novela de Julio Verne: El viaje a la luna, también inspirada en Los primeros hombres en la luna de H.G. Wells.

La película muestra un viaje fuera de la tierra y una serie de aventuras que tuvieron un impacto sumamente fuerte en las personas que la vieron el año de estreno. A partir de esto, vemos cómo en género literario se convirtió en uno cinematográfico y no se ha dejado de desarrollar a lo largo de la historia del cine.

Te puede interesar: Películas de ciencia ficción imperdibles 

En 2013, el cineasta mexicano Alfonso Cuarón presentó Gravity, su segunda película de ciencia ficción y que aborda un tema que para el cúmulo de naciones encargadas de la Estación Espacial Internacional (EEI) resulta muy preocupante: la basura espacial.

image2

En más de 100 años, la visión de George Méliès quedó corta en comparación de lo que Cuarón e hijo plantearon en Gravity, en la vida real, la exploración espacial ya es algo común en países desarrollados, no a la velocidad que hubieran querido Arthur C. Clarke y Stanley Kubrick, pero es ya una realidad.

A su vez, la ciencia ficción no sólo se ha relacionado con el espacio, hay corrientes que derivan de este género o se complementan. Como el punk (Cyberpunk, steampunk, dieselpunk, atompunk, por mencionar algunas). Éstos obedecen a las tendencias científicas de las épocas, como el positivismo, el desarrollo de los motores de combustión interna, el inicio de la era atómica y la democratización de las computadoras como herramientas comunes.

image4A lo largo de la historia del cine se han presentado películas de ciencia ficción con una carga narrativa impecable, efectos especiales y temáticas universales. Por ejemplo: Metrópolis (Fritz Lang, 1923) la cual aborda tópicos inconcebibles para la época en la que vio la luz, o Wall E (Andrew Stanton, 2008) donde el asunto es la polución provocada por los hábitos de consumo.

Es en este tipo de temáticas donde se sustenta uno de los valores principales del género: la desesperanza para el ser humano. Tal es el caso de uno de los autores favoritos de Hollywood: Philip K. Dick, quien refleja la perdida de aquello que nos caracteriza como humanos.

Te puede interesar: Las redes sociales en el cine 

Pero no toda la ciencia ficción es así, hay casos como el de Star Wars, la saga que creó George Lucas, en la que a pesar de ser una alegoría de muchos héroes de la mitología griega, termina con un final feliz o complaciente para el público. Pero hay filmes que entrarían como subgénero y a las cuales no se les reconoce como como tal, y me refiero principalmente a las película de superhéroes, tan en boga hoy en día.

Desde mediados de la década pasada, la empresa Marvel ha plagado las carteleras del mundo con su Universo Cinematográfico, donde presentan las historias de héroes conocidos como Iron Man, Capitán América etcétera y que hasta hace pocos años compiten contra Detective Comics; pero esa es una historia que abordaremos después.

image3

¿Porque a los superhéroes no se les considera ciencia ficción?, ¿Hay algo que no sepamos que los separa del grupo? Si revisamos Captain América: Civil War (Russo Brothers, 2015) observamos que comparte elementos que la narrativa de la ciencia ficción ha utilizado, por ejemplo personas con poderes que no caracterizan a ningún ser humano común y corriente; los efectos especiales, mundos paralelos…en fin, diversos conceptos que entrarían dentro del género que nos ocupa, pero por alguna razón no se le considera dentro de tal.

La ciencia ficción ha formado la visión del futuro, con algunos aciertos o no. Ahora, cuando en la vida común contamos con la tecnología que era impensable para Méliès o los Lumiere, imaginar el futuro es tan común como revisar este texto en una página de internet.

Sebastián Ortiz 

Comunicólogo que habala mucho y escribe (mal) sobre cine, música y ciencia ficción.

Luke Cage, my nigga

Por: Isaac Avila

 

“(…)Got that crunk, for yo’ trunk, goin gangsta crazy

We some real life hustlers, playin games in the street…”

 -Cypress Hill. Lowrider. 

Hay un unión estrecha entre la cultura de los afroamericanos y el resto de los latinoamericanos. No se puede negar esa sabrosura, el guaguancó y por su puesto el orgullo que representa serlo. Además de la constante persecución en E.E.U.U, basada en prejuicios, que seguimos alimentando ambas partes.

Cuando nos enfrentamos a Luke Cage, podemos oler el barrio entre sus capítulos. La serie trabajó muy bien la construcción del Harlem como personaje. Como bien dicen en muchas partes, “las calles se ocuparán” de regresar el balance de las cosas. Me parece que el Nueva York en las tres series ha sido bastante bien elaborado. Te sientes parte y de alguna forma lo eres. Por lo menos la realidad en las ciudades de México no es muy distinta.

luke_cage_marvel_s_luke_cage_tv_series-530481443-large

Por todos lados leemos comentarios de fanboys diciendo “la fórmula de Marvel ya se agotó”, “siempre lo mismo, con sus chistes”, “hacen películas para niños”. Pareciera que en las series todo es distinto, pero no. Si bien el festival de guiños es algo sorprendente (y se agradece), las series tienen la misma estructura. Y si por la sangre y semidesnudos, “es para adultos”, creo que estamos confundiendo prioridades.

Pixar ha demostrado que haciendo personajes con características llamativas para los niños, puede contar historias complejas y cautivar a espectadores de edades avanzadas y variadas. La madurez de un producto y un público puede medirse en el nivel de complejidad que tienen los personajes, las historias y cuánto trasciende en la vida de sus espectadores. Por otro lado, el hype, el idealismo, el fanatismo y poco buen gusto pueden hacer de grandes bodrios un filme de culto. Pero tales características podemos analizarlas en otro texto, ¿a dónde voy con esto?

Luke Cage (y las series con que comparte universo), si bien tienen un gran trabajo de desarrollo de personajes, caen en los clichés y lugares comunes. Odiseo, Jesucristo  y Heracles siempre presentes, como diría el maestro Borges. Esto no está mal, sólo que no explora o innova. También se dice que las contrapartes ayudan a construir al personaje, Cottonmouth tiene un excelente desarrollo en la primera mitad de la serie. Es un villano construido por las circunstancias, de gran inteligencia y temperamento explosivo. Al final, la inclusión de más villanos no ofrece un giro de tuerca, sino el corte de un personaje que pudo ser tan memorable como Fisk.

luke-cage-tv-show-mike-colter

Una vez más, dándose cuenta del gran impacto que tiene la música en las historias, Marvel hizo una magnífica selección de temas. En serio se disfruta el desarrollo de los personajes en los momentos cumbre de su trama gracias a las tremendas piezas sonoras. La música de esos barrios tiene historia, razón de ser y pelea por la vida que se anhela pero que sabemos lejana. Hace un excelente match con la entrada que me recuerda American Gangster y películas de los 70 de las que notoriamente tiene mucha influencia.

Visualmente, han marcado un standard lúgubre y oscuro de las calles neoyorquinas. Buenas secuencias y planos. Lamentablemente, las peleas lucen torpes, ¿cómo un superhéroe con gran fuerza y resistencia, que además tiene entrenamiento en boxeo, puede pelear así? Si bien tiene su explicación en su desarrollo, no se justifica la torpeza de las batallas, parece que nadie ensayó bien sus escenas de acción y entregan un material aburrido, comparado con Dare Devil y Jessica Jones.

Argumentalmente aporta poco, so pretexto de estar presentando los orígenes del Hero for Hire. Pretexto que ha usado Marvel los últimos años para entregar productos aburridos y sin estructura porque viene una gran conclusión con las guerras contra Thanos. Cada producto debería funcionar en sí mismo y construir el universo que pretenden presentar.14462850_1135741933186289_4177815943915823203_n

Si bien es entretenida, cae en la monotonía y pierdes la atención en varios capítulos. El desenlace es previsible y muy, muy meloso. El contexto histórico exige esperanza y buen juicio. El proceso electoral parece guionado por un escritor de cómics, en el que el menor de los males siempre traerá consecuencias para las minorías.

Con la inclusión de Iron Fist y Doctor Strange al MCU tendremos a una parte de los Defenders lista para enfrentar la guerra del infinito, ¿será que con esos personajes por fin unan los universos y se justifique la inclusión de tantos personajes en los capítulos finales de esta saga? Sólo esperemos que las entregas sean respetables.