Baby Driver | Crítica

En la tradición del cine estadounidense los antihéroes siempre han tenido especial atención del público, desde la pareja de bandidos Bonnie y Clyde, pasando por otros personajes como Travis Bickle de Taxi Driver (Martin Scorsese, 1976), inclusive podemos nombrar al propio “Conductor Sin Nombre” de Drive (Nicolas Winding Refn, 2011).

Baby Driver (Edgar Wright, 2017) no se aleja de este tipo de personajes. La película nos lleva a las calles de Atlanta donde un joven, que tiene una deuda con un señor del hampa, tiene que conducir para un puñado de delincuentes quienes deben hacer el trabajo sucio; Baby solo tiene que manejar y que el plan salga al pie de la letra.

Baby tiene un problema en el oído que lo hace escuchar un zumbido perenne. Para mitigar esta molestia, todo el tiempo escucha música, por lo que cuenta con una colección de iPods para cada tipo de ánimo en el que se encuentre.

Un trabajo más y logrará zafarse de esa deuda para dedicarse a lo que más le gusta, hacer música, la cual crea a partir de grabaciones derivadas de la gente para la que trabaja.


Alejándome del afán de arruinarles la película contando todo, voy al punto: Baby Driver es sin lugar a dudas entretenida, divertida y con un montaje rítmico pocas veces visto en la actualidad, y a la par del gran soundtrack, logra que el espectador esté alerta ante cada escena donde sucede la acción, que al puro estilo hay balaceras, y persecuciones, sí, muy gabacho.

Destaca la actuación del joven Ansel Elgort, conocido por sus papeles en Divergente (Neil Burger) y Bajo la misma estrella (Josh Boone), ambas de 2014. También resalta un personaje misterioso y meticuloso interpretado por Kevin Spacey, líder de los golpes que se realizan, además de las actuaciones de Jon Hamm, Eiza Gonzalez (sí, la actriz mexicana), Jamie Foxx y Lily James, quien interpreta a Debora, el amor de Baby.

En el aspecto de dirección, Edgar Wright, responsable de las adaptaciones cinematográficas de Scott Pilgrim Vs. The World (2010) y Ant Man (2015) nos muestra un filme dinámico en sentido de montaje, música y dirección. Se nota la planeación de las escenas y el ritmo que deben llevar. Por ello, en los momentos más emocionantes lleva al público a una sensación casi de vértigo con su respectivo descanso. Lo cual es un acierto interesante de este cineasta.

Como se menciona, el soundtrack es una elección magnífica, alcanza su objetivo con el uso de canciones no tan conocidas en la actualidad, con la creación de mixes y la conjunción creada con un aparato que ya se antoja obsoleto: el iPod.

Otros aspectos técnicos a destacar son la fotografía, que con la la elección de tiros y el diseño sonoro, nos mete en la cabeza de Baby y su necesidad de la música.

El punto en donde el filme cojea es en el final, llevando un ritmo al que fácilmente se acostumbra. Aun con todas las personas que ven el lado bueno que tiene Baby, este pasa un par de años tras las rejas. Pienso que dicha parte pudo ser ahorrada. En general es un buen filme, a lo que el director nos tiene acostumbrados. 

Sebastián Ortiz 

Comunicólogo que habala mucho y escribe (mal) sobre cine, música y ciencia ficción.

Maratón Netflix

Con el paso de los días Netflix se consolida como la plataforma por excelencia de contenidos digitales; el usuario entra y selecciona lo mismo episodios de sus caricaturas favoritas como clásicos de culto de la cinematografía internacional. El catálogo del sitio se consolida y amplifica, es por ello que les traemos nuestras recomendaciones para un maratón este fin de semana. Netflix se destaca de otras propuestas por su contenido original, a los cuales le destina cada vez mayor presupuesto y que además, se consolidan en el gusto de la gente:

Stranger things

La ciencia ficción y un centenar de homenajes al cine de dicho género se conjugan para orquestar una historia que se desarrolla en un pueblito de Indiana, en la década de los ochenta. La música, el argumento y un cast que se lleva el corazón del público es una gran elección para el fin de semana. Además, son únicamente ocho episodios.

House of cards

Para quienes gustan del drama político y las rencillas del poder. La serie protagonizada por el genial Kevin Spacey los mantendrá pegados al asiento. Un contendiente a la presidencia de los Estados Unidos y su asenso en el poder son el origen de la trama. El argumento está sólidamente escrito; la pluma de Beau Willimon es la responsable de la historia que sin duda, se asemeja a la tragedia de Macbeth, obra de William Shakespeare.

Hurgando en las secciones se destaca Documental de la que traemos un par de recomendaciones:

Senna

El documental de Asif Kapadia generó polémica entre los jurados de Cannes, el filme formó parte de la muestra pero no entró a la competencia por las reglas del festival. Este narra el ascenso al éxito del piloto brasileño de la Fórmula 1 Ayrton Senna. El director utiliza horas de material de archivo y por medio del montaje elabora una tragicomedia digna de la mejor ficción. A veces, la realidad otorga mejores argumentos que cualquier guion.

Indie game

Opción dirigida para todo emprendedor. En este documental, seremos testigos de tres casos de éxito en el desarrollo de videojuegos. El acierto está en conjugar a quien apenas comienza, quien está en medio del proceso y quien ya lo logró. Cada personaje es un contrapunto del otro, su manufactura es tal que el espectador padecerá la misma angustia que quienes están a punto de lanzar su producto al mercado. Sin duda una de las mejores adquisiciones de la plataforma.

No todas son opciones para adultos, en el apartado de animación Netflix también cuenta con interesantes propuestas:

Rango

Gore Verbinski  es el responsable de las mejores entregas de la saga Piratas del Caribe, el realizador ha navegado por distintos géneros; destaca su versión de El aro, remake del filme homónimo japonés. Rango es un homenaje a las grandes películas del género estadounidense por excelencia, el Western. La animación es diferente a lo que nos tiene acostumbrados Pixar y Dreamworks, con criaturas hiperrealistas y un guión que disfrutarán por igual niños y adultos. ¡Imperdible!

Fantastic Mr. Fox

No todo es animación por computadora. El icónico realizador Wes Anderson elabora esta película a partir de la técnica Stop Motion. La historia narra la lucha por la supervivencia del Sr. Zorro y su familia, que tienen que escapar a tres hombres que destruyen progresivamente su hábitat. A pesar del conflicto en apariencia trágico, se trata de una comedia fársica divertidísima. Que además cuenta con el sello del director estadounidense.

Gerardo Herrera

Guionista, cofundador y editor de Zoom F7