Jessica Jones lo hizo de nuevo

Por: Isaac Ávila (@elpinshidiablo

 

“(…) It’s a new dawn
It’s a new day
It’s a new life
For me
And I’m feeling good
I’m feeling good…”

-Feeling Good, Newley & Bricusse.

Es bien conocido el éxito que están teniendo las series de Marvel y Netflix. Aunque han tenido sus tropiezos, nos han entregado calidad en el desarrollo de personajes e historias entrañables. Wilson Fisk, The Punisher, Cottonmouth, Killgrave y por supuesto, Jessica Jones.

La primera temporada nos mostró lo perturbada que se encontraba esta investigadora por el monstruo en que podría convertirse cuando no tiene control sobre sus actos, si bien Killgrave la manipuló, la posibilidad del asesinato es lo que le preocupa en todo momento.

Para la segunda, se explora más el pasado y origen de nuestros personajes. Cómo las relaciones y decisiones de cada uno han permeado en su forma de vida y en las personas que están a su alrededor. Aborda aspectos psicológicos del porqué las cosas son así y no escatima en dar una versión pesimista de los problemas cotidianos de las personas con pasados perturbadores.

En todo momento sentí que veía BoJack Horseman, donde todos los personajes están jodidos de alguna manera y siempre se puede caer más bajo. Sin embargo, a Netflix le están doliendo los clímax y epílogos. Parece que agregaron algunos capítulos sólo para que la cohesión y emoción de la temporada no decaigan. Logra muy bien los ganchos para quedarse a ver otro capítulo más, pero en lo general, podría concentrarse más en entregar 10 capítulos sólidos que los 13 de regla de esta saga.

A pesar del tono depresivo y pesimista, la serie termina de una forma muy positiva. Las curvas de cada personaje principal se resuelven a su manera (no en una utopía optimista sobre el valor de la vida) y nos acerca a ellos. Haciéndolos entrañables y nos queda esa sensación de creer que pudieron resolverlo mejor. Humanos al final de cuentas.

Musicalmente, el mood de la temporada se apoya de todo el diseño sonoro, llegando a desesperarte (en el buen sentido) y en mantenerte muy atento de lo que pasa para conocer el desenlace de cada historia. Hace buen match y nos lleva con el ritmo del montaje.

En el trabajo visual se mantiene la línea de colores fríos y planos cerrados, seleccionados para resaltar aspectos importantes que nos hablan mucho de los conflictos que enfrentan los personajes.

En conclusión, Jessica Jones lo hizo de nuevo. Es una temporada llena de acción y de una profunda historia de autodescubrimiento y la consideración de opciones paralelas a las que siempre pensamos. Recomendable para ver de un jalón y seguir inmersos en este micro universo Marvel que esperemos se junte con el cinematográfico algún día, o que mínimo sus guionistas trabajen de la mano para evitar que nos cuenten la misma historia en todas las películas.

Luke Cage, my nigga

Por: Isaac Avila

 

“(…)Got that crunk, for yo’ trunk, goin gangsta crazy

We some real life hustlers, playin games in the street…”

 -Cypress Hill. Lowrider. 

Hay un unión estrecha entre la cultura de los afroamericanos y el resto de los latinoamericanos. No se puede negar esa sabrosura, el guaguancó y por su puesto el orgullo que representa serlo. Además de la constante persecución en E.E.U.U, basada en prejuicios, que seguimos alimentando ambas partes.

Cuando nos enfrentamos a Luke Cage, podemos oler el barrio entre sus capítulos. La serie trabajó muy bien la construcción del Harlem como personaje. Como bien dicen en muchas partes, “las calles se ocuparán” de regresar el balance de las cosas. Me parece que el Nueva York en las tres series ha sido bastante bien elaborado. Te sientes parte y de alguna forma lo eres. Por lo menos la realidad en las ciudades de México no es muy distinta.

luke_cage_marvel_s_luke_cage_tv_series-530481443-large

Por todos lados leemos comentarios de fanboys diciendo “la fórmula de Marvel ya se agotó”, “siempre lo mismo, con sus chistes”, “hacen películas para niños”. Pareciera que en las series todo es distinto, pero no. Si bien el festival de guiños es algo sorprendente (y se agradece), las series tienen la misma estructura. Y si por la sangre y semidesnudos, “es para adultos”, creo que estamos confundiendo prioridades.

Pixar ha demostrado que haciendo personajes con características llamativas para los niños, puede contar historias complejas y cautivar a espectadores de edades avanzadas y variadas. La madurez de un producto y un público puede medirse en el nivel de complejidad que tienen los personajes, las historias y cuánto trasciende en la vida de sus espectadores. Por otro lado, el hype, el idealismo, el fanatismo y poco buen gusto pueden hacer de grandes bodrios un filme de culto. Pero tales características podemos analizarlas en otro texto, ¿a dónde voy con esto?

Luke Cage (y las series con que comparte universo), si bien tienen un gran trabajo de desarrollo de personajes, caen en los clichés y lugares comunes. Odiseo, Jesucristo  y Heracles siempre presentes, como diría el maestro Borges. Esto no está mal, sólo que no explora o innova. También se dice que las contrapartes ayudan a construir al personaje, Cottonmouth tiene un excelente desarrollo en la primera mitad de la serie. Es un villano construido por las circunstancias, de gran inteligencia y temperamento explosivo. Al final, la inclusión de más villanos no ofrece un giro de tuerca, sino el corte de un personaje que pudo ser tan memorable como Fisk.

luke-cage-tv-show-mike-colter

Una vez más, dándose cuenta del gran impacto que tiene la música en las historias, Marvel hizo una magnífica selección de temas. En serio se disfruta el desarrollo de los personajes en los momentos cumbre de su trama gracias a las tremendas piezas sonoras. La música de esos barrios tiene historia, razón de ser y pelea por la vida que se anhela pero que sabemos lejana. Hace un excelente match con la entrada que me recuerda American Gangster y películas de los 70 de las que notoriamente tiene mucha influencia.

Visualmente, han marcado un standard lúgubre y oscuro de las calles neoyorquinas. Buenas secuencias y planos. Lamentablemente, las peleas lucen torpes, ¿cómo un superhéroe con gran fuerza y resistencia, que además tiene entrenamiento en boxeo, puede pelear así? Si bien tiene su explicación en su desarrollo, no se justifica la torpeza de las batallas, parece que nadie ensayó bien sus escenas de acción y entregan un material aburrido, comparado con Dare Devil y Jessica Jones.

Argumentalmente aporta poco, so pretexto de estar presentando los orígenes del Hero for Hire. Pretexto que ha usado Marvel los últimos años para entregar productos aburridos y sin estructura porque viene una gran conclusión con las guerras contra Thanos. Cada producto debería funcionar en sí mismo y construir el universo que pretenden presentar.14462850_1135741933186289_4177815943915823203_n

Si bien es entretenida, cae en la monotonía y pierdes la atención en varios capítulos. El desenlace es previsible y muy, muy meloso. El contexto histórico exige esperanza y buen juicio. El proceso electoral parece guionado por un escritor de cómics, en el que el menor de los males siempre traerá consecuencias para las minorías.

Con la inclusión de Iron Fist y Doctor Strange al MCU tendremos a una parte de los Defenders lista para enfrentar la guerra del infinito, ¿será que con esos personajes por fin unan los universos y se justifique la inclusión de tantos personajes en los capítulos finales de esta saga? Sólo esperemos que las entregas sean respetables.