Ve gratis el documental sobre el fotógrafo Héctor García

Por: Rubí Sánchez (@rubynyu)

La capital mexicana ha sido protagonista de cintas desde la época revolucionaria; quienes han retratado su belleza parten de la idea que tiene una voz propia, la cual se manifiesta en todos los sentidos. Héctor García lo demostró a través de su fotografía, en donde vemos desde personas en situación de calle, movimientos sociales, la vida nocturna, hasta actrices del cine mexicano o grandes muralistas. Su vida y obra fueron celebradas en 2007 con el documental Héctor García, fotógrafo del director Carlos Rodrigo Montes de Oca Rojo, asiduo del mundo de la fotografía como lo demostró con su siguiente producción, La cámara Casasola (2010).  

El documental se presenta con tomas panorámicas de la Ciudad de México, las cuales se cierran para mostrar las calles y sus edificios hasta llegar a un barrendero, a quien sólo vemos hacer su trabajo. Este inicio vislumbra el homenaje que se busca hacer a un fotógrafo del estilo de Héctor García, a partir de su capacidad de capturar desde lo majestuoso hasta lo más sencillo de la vida.

La película se aleja de la cronología y de la biografía, en cambio nos adentra en la historia de Héctor por medio de un road trip en la ciudad; una travesía en uno de los clásicos triciclos, que en lugar de transportar pan o tamales, lleva de viaje al fotógrafo por algunos de los escenarios de sus imágenes más famosas. Durante el camino, García habla de lo que lo llevó a esos lugares y señala algunos personajes, como él llamaba a las personas que encontraba. 

Héctor García. Fotografía: Marco Antonio Cruz

Los recursos de los que se vale son variables, de contar con la voz en off de su protagonista, pasa a imágenes de archivo o experimenta con el color en tomas de una ciudad desconocida para muchos. Así es como vemos el barrio de la Candelaria de los Patos, de donde es originario el fotógrafo, la avenida Bucareli, donde se concentran los voceadores para armar los paquete de periódicos, entre otros sitios. El documental no teme, como el arte de Héctor García, en mostrar el lado cruel de un territorio que devora a sus habitantes. 

La obra del fotógrafo fallecido en 2012 es una exploración al paso del tiempo en la ciudad, misma que hace el documental a partir de momentos en los que sitios que habían sido fotografiados, no pueden ser encontrados, pues han desaparecido o cambiado por completo. El reconocimiento que ha recibido su obra también es presentado en la película, desde la relación que ha forjado con sus pupilos, quienes alaban sobre todo la espontaneidad de su fotografía, así como premiaciones y exposiciones de su obra.

Un punto muy importante del documental es la relevancia que se le da a su esposa, María del Carmen Sánchez, quien durante gran parte de su carrera se involucró con el trabajo de Héctor, al punto que ella también se volvió fotógrafa. La vemos caminando junto al triciclo y tomando fotografías de todo aquello que llama su atención; estas imágenes toman relevancia hacia el final de la cinta, dando un cierre preciso. Héctor llega a aclarar que algunas de las fotografías que se le adjudican realmente fueron tomadas por María. De esta manera, gran parte de Héctor García, fotógrafo nos presenta la historia de dos modos de vivir la fotografía. 

Un buen antecedente del nuevo auge en el documental mexicano y una gran idea para una sesión doble con El hombre que vio demasiado (2015) sobre Enrique Metinides, el fotógrafo de nota roja. Héctor García, fotógrafo puede disfrutarse de manera gratuita en la plataforma de FilminLatino y es una excelente oportunidad para perderse en esta ciudad que se niega a estar estática. 

VELO AQUÍ