El México que Marco Antonio Cruz documentó

 

“Salud. Y que la lente enfoque bien el mañana”

Subcomandante Insurgente Marcos en una carta a Marco A. Cruz

Por: Leslie Valle

Marco Antonio Cruz es un fotógrafo poblano que desde hace 40 años ha dedicado su vida a documentar los acontecimientos más importantes del país y es por ello que el Centro de la Imagen ha preparado una selección de sus trabajos más sobresalientes para festejar tan larga trayectoria.

Marco Antonio Cruz. Relatos y posicionamientos / 1977-2017, es el nombre que  lleva la exposición que recoge fotografías tanto emblemáticas como inéditas —muchas de ellas recopiladas de los trabajos que Cruz realizó para ​Fotopress, Interviú, Imagenlatina y ​La Jornada — de eventos como el terremoto del 19 de septiembre de 1985, las marchas zapatistas, el fraude electoral de Carlos Salinas de Gortari y la búsqueda de los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa, Guerrero; entre muchos otros.

Esta serie de fotografías documentales se agrupan en 12 ejes temáticos que recopilan diversas imágenes —en su mayoría análogas—. Además, destaca el hecho de que a pesar de tratarse de un trabajo meramente documental no deja de lado lo estético sino que lo busca y lo encuentra, logrando lo más importante: que cada fotografía narra por sí sola el acontecimiento.

Marco Antonio Cruz. Relatos y posicionamientos / 1977-2017, se expone en el Centro de la Imagen (ubicado en Plaza de la Ciudadela 2, Centro Histórico, 06000) de miércoles a domingo en un horario de 10 a 19 horas. Entrada libre.

Pedro Valtierra | De perfil

 

Pedro Valtierra, fotoperiodista mexicano y director de la Revista y Agencia Cuartoscuro nos comparte detalles de su labor periodística, así como su opinión sobre los avances tecnológicas en la fotografía.

Enrique Metinides, anécdotas y fotografías inéditas

En esta segunda parte de la entrevista, Enrique Metinides cuenta algunas de las historias que más se grabaron en su labor como fotógrafo de nota policiaca y a la par, presenta un serie de fotografías inéditas.

Enrique Metinides y la nota policiaca

Durante más de treinta años, el mexicano Enrique Metinides ejerció como fotógrafo de nota policiaca, mayormente del periódico La Prensa. En esta entrevista nos habla sobre el oficio al que comenzó a dedicarse a los nueve años; esto lo convirtió en el fotógrafo más joven del mundo en trabajar en un periódico.

Enrique Metinides: el artista innato

 

Los espejos están llenos de gente.
Los invisibles nos ven.
Los olvidados nos recuerdan.
Cuando nos vemos, los vemos.
Cuando nos vamos, ¿se van?
-Eduardo Galeano 

Poner un pie en casa de Enrique Metinides es encontrarse con la historia, el visitante se transforma en aquello que el artista se afanó en retratar: Un mirón. Los ojos dilucidan para comprender, en el proceso la mirada se encuentra con lo cotidiano meticulosamente ordenado en un caos inefable, al igual que en cada una de sus fotografías, el hombre es su obra.

Cada imagen es una representación simple de lo complejo en lo común. Como obsequio cual juguete recibió una cámara y en el ejercicio del goce capturó toda clase de accidentes con precoz talento. A los nueve se enfrentó a lo que muchos temían, con sobrada soltura propuso una estética sin proponerla, guiado por la curiosidad anduvo demasiado. Demostró una capacidad innata para coleccionar instantáneas. Característica que le llevaría a erigir en su hogar un museo con toda clase de objetos, cuya existencia refiere una cuantiosa cantidad de anécdotas.

A diferencia de varios su voz se mostró desde el principio, no necesitó encontrar un estilo, venía en el paquete. Presionó el disparador diciendo lo que nadie y le escucharon. De la prensa obtuvo el reconocimiento. A bordo de ambulancias recorrió la gran ciudad mapeando con precisión cada sitio. Bajaba del vehículo con la intención de contar a través la cámara con la nobleza de un caballero, respetó la muerte privilegiando el contexto, dio prioridad a los mirones. Evitó el sensacionalismo y de paso brindó una lección mal aprendida por quienes ahora realizan la misma ardua labor.

Sin presunción narra los acontecimientos de cada fotografía, se desplaza del papel a las galerías con humildad como “El niño” que platica el evento del día. Es un entusiasta enérgico y obsesivo con una calma deslumbrante. Su muletilla al hablar es “mire”, palabra clave para entender el por qué de sus inquietudes, él desea ganarse nuestras miradas haciendo del infortunio un arte. Lo logra con creces y aún así se esfuerza por decirlo todo callando aún más.

13148378_10208524811373386_437878574_o
Enrique Metinides. Foto: Gerardo Herrera

Él no retrató a las élites ni buscó re-crear la realidad, tampoco se quemó el seso experimentando con el blanco y negro ni trabajó una apócrifa teoría del color. Apresó al pueblo en el dolor y la agonía, también atrapó al México empático, el que ya no existe, ese que desapareció hace años pero se manifestó en sus imágenes. Mostró a la multitud que ayuda, evidenció una sociedad en la cual el policía era el bueno y a falta de recursos el gentío apoyaba. Arriesgó la vida por unos cuantos sin solicitar reconocimiento alguno con el mismo vigor que satura cada una de sus estampas.

El reconocimiento de hoy debió llegar ayer; en vida se le aplaude y eso es importante. Enrique Metinides ejemplifica el caso excepcional del artista innato quien llegó para ser con, por, para y a través de su obra. Un genio humilde que extraordinariamente se mantuvo gracias a la fotografía. Un coleccionista ilustre cuyo fin es buscar en cada objeto un suceso digno de contarse y de éstos… posee miles.

Gerardo Herrera

Guionista, cofundador y editor de Zoom F7

Los jóvenes tienen nostalgia de algo que no vivieron: Pedro Meyer

El trabajo de Pedro Meyer es imprescindible en la fotografía mexicana contemporánea. Sus imágenes se han presentado en más de 260 exhibiciones en museos y galerías alrededor del mundo. Además de ser autor de libros como Verdades y Ficciones: Un Viaje de la fotografía documental a la digital y Herejías, es fundador del  FotoMuseo Cuatro Caminos y la Fundación Pedro Meyer.

Los fotógrafos somos un mal necesario: Rogelio Cuéllar

El fotógrafo mexicano Rogelio Cuéllar se ha especializado en el retrato y su gran obra destaca por capturar la esencia de importantes figuras de la pintura y la literatura nacional e internacional. Julio Cortázar, Octavio Paz, José Revueltas, Francisco Toledo y un amplio número de personalidades se pueden observar en sus imágenes.