Cine y música. ¿Cómo es que se complementan ambas artes?

El cine y la música, dos artes que se han unido para recrear escenas icónicas y alianzas memorables entre directores y compositores. Jamás estuvieron la una sin la otra, ya desde la época silente un pianista acompañaba las funciones para contribuir al ritmo de la imagen

¡Huye! | La consagración del ArtHouse Horror

En esta ocasión analizamos el último gran filme de horror estrenado en el cine. Con muchos temas de fondo ¡Huye! ha logrado un gran éxito en el público y en la crítica.

Ávido | Un cortometraje en Realidad Virtual

 

 

En esta ocasión platicamos con Jorge Hernández, productor de Ávido, el primer cortometraje mexicano en realidad virtual.

Stanley Kubrick: Las claves para entender su estilo. Parte II

Segunda parte del análisis de la obra de Stanley Kubrick.

PRIMERA PARTE 

 

El señor de los videojuegos, Warcraft

3067953-img4(1)

Por: Isaac Ávila 

Puede sonar a broma, pero juro que no lo es. Warcraft es la película de las películas épicas, ¿por qué? Porque contiene referencias a tantas, que un cinéfilo/geek promedio saldrá satisfecho al verla. Hay un buen fanservice para un jugador casual (sí, lo acepto, hace mucho que le perdí la pista) como yo.

691ca0f0-4e97-4897-ab4d-4a41a54548ddComencemos con lo mejor: el diseño de arte y audio. Aunque hay momentos en que el CGI se percibe bastante, el vestuario, maquillaje, personajes fantásticos y escenarios tienen una enorme calidad (claro, llevan años haciéndoles el trabajo los amigos de Blizzard), combinado con las fullshot que presentan cada parte del reino, te sientes dentro de un videojuego. Todo esto se acompaña de una buena dosis de música que ayuda a percibir la batalla, a subir los ánimos para entrar a ella.

Los personajes tienen motivaciones muy planas, sin matices ni giros de tuerca. Esto provoca que puedas predecir hacia donde se dirige el filme desde los primeros plantings. Tiene el problema de querer meter una relación amorosa con calzador y esto “ayuda” a que la trama continúe, aunque se hayan enamorado por generación espontánea.

La similitud de Gandalf-Saruman es cínica. La jugada Osgiliath parece torpe cada que la vemos de nuevo (ver The Return of the King si no se entiende). La pelea a modo de Troy es risible y cuando lo vean, el mago malvado parece sacado de los videos de Rob Zombie.

Los poderes tipo Green Lantern Corps son muy divertidos, el rescate del Señor de las Águilas en el momento oportuno, la pérdida del capitán al estilo 300 y el desenlace tipo Game of Thrones meets Romeo & Juliet con Moises incluido, le quitan autenticidad a la producción, aunque abren el campo a una saga de películas basadas en estos videojuegos.

warcraft_posters.0.0(1)

En general, es una película para pasar el rato con una enorme carga de brutalidad y ñoñez por todos lados. La recomiendo para todo aquel que gusta de los videojuegos y películas de fantasía. No es la panacea pero me parece una adaptación de videojuego bastante decente y hasta cierto grado, cumplidora.

Trailer

Ficha técnica

Dirección: Duncan Jones.

Producción: Nicholas S. Carpenter, Stuart Fenegan, Alex Gartner, Jon, Jashni, et al.

Edición: Paul Hirshc.

Fotografía: Simon Duggan.

Diseño de Sonido: Eric Batut, Ramin Djawadi, et al.

Cast: Travis Fimmel, Paula Patton, Ben Foster, Dominic Cooper, Toby Kebbell, et al.

País: Estados Unidos.

Año: 2016.

Warner Studios v. DC Cómics: Dawn of failure

rebirth

Por: Isaac Ávila

Viene una tormenta de arena. La veo venir y no traje mi camello. Vivimos la época de los monstruos del entretenimiento multimedia y multiplataforma. Si bien el modelo de consumo está cambiando, la base del negocio sigue siendo la misma, vender historias.

Cuando ves una película o serie, lees un cómic o libro; lo mínimo que esperas es una buena historia. Construcción multidimensional de los personajes. Curvas dramáticas y giros de tuerca que te sorprendan (no buscamos el hilo negro sólo una narrativa de calidad, ritmo y drama adecuado para lo que sea que estemos apreciando).

Si bien se necesita gran background de los productores y los espectadores para que las obras sean entendidas en su totalidad, una historia contada adecuadamente debería (utópicamente) poder sostenerse por sí misma. Sin necesidad de recurrir a otros medios o capítulos de la misma. Debe funcionar como unidad y al mismo tiempo como parte de un todo (llámese universo cinematográfico, serie televisiva, serie de cómics, etc.)

Ésta vez nos apoyaremos en Time Warner, un monstruo del entretenimiento que podría pasar un tanto desapercibido por su principal competencia, Disney. Aunque la relación Warner/DC es tan profunda como Disney/Marvel, algo no está funcionando de la misma manera (en apariencia) para sus producciones.

Para analizarlo, dividiremos el multiverso de Warner/DC en series para la televisión, universo cinematográfico, películas en animación y los cómics. Haré una comparativa de cómo se relacionan estos universos y terminaré compartiendo las conclusiones del fallo en la sinergia de su interacción (nula).

Justice_League_The_Flashpoint_ParadoxSeguramente argumentarán que no se puede comparar el cine con las series de televisión por la abismal diferencia de tiempos que hay entre cada una. Pero debo decir que cada capítulo de la serie tiene que cumplir con el mínimo de los 3 actos, el cierre de las curvas dramáticas (que alimentan la curva de cada temporada y de la serie en general) y el desarrollo multidimensional de los personajes. El trabajo no es más fácil por tener más tiempo, podríamos considerarlo todavía más complejo.

Me parece risible que series como The Flash, Arrow, Gotham, Super Girl y Legends of Tomorrow hayan logrado construir un universo bien establecido con reglas y guiños a los cómics que en todo momento nos hacen sudar, reír y emocionarnos (en los últimos capítulos de la segunda temporada de Flash hay tantos homenajes a momentos de suma importancia para el mundo de los cómics que mi corazón no podía soportarlo). Debo exponer que cada producción tiene su sello de humor, brutalidad, seriedad y oscuridad (pongo estos dos al final porque se la han pasado defendiendo BvS con todo y los enormes fallos que tiene la película. Léase esta reseña para entender lo que quiero exponer) que hacen de cada serie algo único, apreciable y muy entretenido para los fans de DC.  

Con el anuncio de la inauguración del universo cinematográfico de DC se especuló sobre un posible crossover (como tiene previsto Marvel) de dichas producciones. Los involucrados se escudaron diciendo que los universos están separados y no veremos eso. Como si las series ocuparan Tierra 1, 2 y 3 pero las películas están en Tierra 69 donde se los han garchado a todos y son emos y un poco estúpidos.

Vamos, no es hora de arrancarse los cabellos y llamarme fanboy. Sé que su universo cinematográfico está tomando forma pero no es pretexto para entregar historias tan malas que hasta el mismo Bay se sonrojaría al verlas. Cuesta creer que se aprueben dichos proyectos, lo que me lleva al siguiente punto antes de pasar a las animaciones y cómics. El negocio. Todos sabemos que lo hacen porque quieren ganar dinero, sí, hacen fanservice pero como parte de su estrategia de mercado para vender más. Mentiría si les dijera que no me emocionó pensar y ver las referencias a los cómics en BvS, pero salí asqueado de la película. Me pareció pésima y probablemente como tributo a las historietas podría funcionar, pero yo fui a ver una película, no a leer cómics.

bvs

Como fan de DC recomiendo a los cinéfilos echarse un clavado a lo que Warner/DC está haciendo en sus películas animadas. En ellas, las adaptaciones a los cómics se hacen casi puras; la sangre y oscuridad que han estado buscando con grandes escritores se hace ver y disfrutar. El fanservice aquí provoca nerdgasmos múltiples y el deseo de seguir viendo más y más.

Pasando a los cómics, hace poco se tomo una decisión aventurada y en mi opinión, acertada. Unir los universos de Vertigo y DC Comics, llenándonos de mindfucks, mucha especulación y rechazo. No entiendo por qué ser tan puritanos con esto. Podría funcionar y soy optimista con Rebirth, que creo ha tenido un inicio formidable trayendo de vuelta personajes e introduciendo líneas temáticas un poco olvidadas por DC y sus New 52.

Me parece increíble que estén arriesgando en muchos planos y otros los dejen a la suerte. No quiero que el MCU y DC se parezcan, son sus diferencias lo que me ha hecho apreciar u odiar lo que han hecho desde que me introduje en ese mundo, pero sí me gustaría ver historias agradables por ambas partes. ¿Por qué no trabajar todos los proyectos en conjunto para sacar lo mejor de todos? (Cosa que en Marvel se nota mejor).

Comprendo que tratan de hacer una reconfiguración de los públicos a los que intentan llegar desde distintos frentes, pero hacerlo bien en todos, unificaría a los que estamos emocionados de ver (otra vez) a nuestros personajes en distintas pantallas e impresos.

Ojalá la batalla Warner v. DC termine pronto y en las producciones venideras podamos salir satisfechos del cine y esperando la siguiente entrega con ansias. Vivimos una buena época para ser geeks pero no una para un discurso complejo y sustancioso que mueva parte de nosotros con todo lo que podríamos apreciar.

Sixto Rodríguez, el fantasma que derramó el whisky en los corazones

sugar-man1

Por: Isaac Ávila

“Silver magic ships you carry

Jumpers, coke, sweet Mary Jane

 

Sugar man you’re the answer

That makes my questions disappear

Sugar man ‘cos I’m weary

Of those double games I hear”

Sugar Man. Sixto Rodríguez.

La música está llena de historias de héroes caídos. De grandes que mueren sin saber que su arte es amado en muchos lugares. Esta es el caso de uno, es la búsqueda de un mítico fantasma que tocaba en los barrios pobres de Detroit. De quien no se sabía nada en Estados Unidos, pero que la fuerza que tenía en Sudáfrica impulsó la realización de este documental, el cual despertó una enorme sorpresa entre sus fanáticos.

poster_buscando_a_sugar_man

Sería imperdonable no comenzar este texto hablando de la música de Rodríguez. Se dice que hay muy pocas personas con la sensibilidad para transmitir sentimientos a través de su obra. Sixto podía hacerlo. La miseria, desilusión, tristeza, depresión y pérdida de la fe se notan en sus letras y música. Transitas las calles llenas de basura, hambre y desesperación de Detroit. Bebes en los bares y tugurios de la zona. Convives con tus vecinos que han sufrido los periodos de crisis que arrasan con la vida de los más pobres.

Es bien sabido que esta y otras ondas surgen del grito desesperado de vida. Un corazón roto y una guitarra han cautivado el mundo desde que las razas rezagadas de los Estados Unidos salieron del callejón de la muerte para reclamar lo que por derecho era suyo, la vida, el amor y lo necesario para sustentar sus podridos cuerpos en la escena musical.

Se nota cuando un documental ha hecho su primera parte satisfactoriamente. Hay una gran investigación detrás de esta producción audiovisual. Hecha por los periodistas y grandes admiradores de Rodríguez, quien en palabras de no pocos, es más grande que Bob Dylan. Estas son palabras mayores, pero algo muy común en el showbiz. No siempre los más talentosos llegan a ser las grandes figuras que representan su género.

searching_for_sugar_man201

Las entrevistas ayudan a la narrativa. Vemos el día a día de quienes nos cuentan el trágico destino que el artista enfrentó. Su influencia al pelear contra el stablisment y el peso que tiene una buena canción en la vida de quienes menos imaginas, sobre todo si están del otro lado del mundo.

El clímax viene con un asombroso descubrimiento que rompe los mitos -no todos- sobre la vida, obra y muerte de Rodríguez en la escena local de la música. Hay un travel sobre una calle de los suburbios de la ciudad que nos impacta por el peso de todo lo que ahí vemos. Si no conocen el documental, corran a verlo, porque no tiene desperdicio alguno esa transición entre historias.

31.Sugar_

A pesar del poco material grabado por Sixto, el diseño de sonido es impecable. Te mete al contexto de aquellos años, integra cómo desesperadamente se buscó entre los cadáveres la música del ídolo. Se agradece el trabajo, y el documental se justifica a través de la música y la potencia de la personalidad de nuestro protagonista, quien al parecer compartía mucho con el director de este documental, que dos años después se suicidó por una fuerte depresión.

Para viajar y rolarla, no necesitamos demasiado. Solo estar bien seguros de que el camino está empedrado, y aunque vayamos descalzos, basta tomar nuestra guitarra para recordar el rocanrrol que incendió nuestro corazón y nos animó a pelear hasta el cansancio. Hasta que el alcohol en nuestras venas mitigue el pensamiento, hasta que el tabaco colapse la respiración y no puedas más que jadear y romper las cuerdas cantando, soñando, muriendo.

Trailer 

 

 

Ficha técnica

Dirección: Malik Bendjelloul.

Producción: Ida Svenonius y Fredrik Zander.

Edición: Malik Bendjelloul.

Fotografía: Camilla Skagerström.

Diseño de Sonido: Linda Dalin, Fredrik Jonsäter y Per Nyström.

Cast: Stepehn Segerman, Dennis Coffey, Mike Theodore, Dan DiMaggio, Jerome Ferreti, Regan Rodríguez, Rodríguez, et al.

País: Suecia, Reino Unido y Finlandia.

Año: 2012.

The Grateful Dead: la conexión ácida que creó una familia

Por: Isaac Ávila (@elpinshidiablo)

“Escapin’ through the lily fields

I came across an empty space

It trembled and exploded

Left a bus stop in its place

The bus came by and I got on

That’s when it all began…”

The Other One-Grateful Dead

Hay música que suena a lugares, hay paisajes cuyos contornos forman personas, personas que con su aura, transforman. En esta ocasión les traigo un resumen de mi experiencia con este documental sobre los patines que The Grateful Dead tuvo que enfrentar mientras hacían su rocanrrol.

Para empezar, debo mencionar que es una producción de Netflix. Esta marca ha trabajado arduamente para consagrar el ondemand como nuevo formato para el entretenimiento audiovisual. En sus series, películas y documentales ha demostrado una excelente calidad en guiones, fotografía, dirección y promoción. Tiene los dados para poder generar éxitos y lo hace.

the gratefulEl formato del documental es una línea temporal, desde los inicios del guitarrista Bob Weir en la música maciza, pasando por la consagración de Grateful Dead y su inevitable declive por la muerte de Jerry García, quien impulsó a la agrupación y los eventos mostrados a lo largo del filme.

García marcó la vida de todos los personajes de esta banda de bluesrockfunkjazz, cuyo sello fueron las virtuosas y largas improvisaciones ácidas -literalmente hablando-, a tal grado que su muerte provocó la disolución del grupo.

También contamos con la aparición de personajes representativos de la subcultura beat, cuya aportación se nota en la profundización de los temas musicales y en las conversaciones que se presentan a la par. Notamos la evolución de las ondas  que experimentaron al pasar las décadas, cambios de pensamiento e idiosincrasia, profundos golpes bajos a los ideales de las juventudes que se reflejaron en la evolución del rock.

Como avanza el documental percibimos que los años pesan, que el contexto pesa, y las muertes de las personas que han marcado nuestra vida se convierten en algo que jamás habríamos imaginado, se ven extrañas en retrospectiva, se tornan en una excelente aventura y en la experiencia más placentera que de poder, se repetiría sin pensarlo.

El cliché del rockero -sex, drugs & rock’n’roll- se hace presente, pero no como el pilar de la banda, de su éxito o de la música que compusieron; es una anécdota graciosa que no puede pasar desapercibida. Lo realmente importante en estas relaciones interpersonales es intangible, sólo se percibe, se siente.

Other-One_web_bob_egypt

El valor de la convivencia diaria, del backstage, del estudio y de la gira, forman una familia; un círculo social auto sustentable -por obligación- el cual impulsa el crecimiento personal, profesional, emocional y espiritual de los individuos que la conforman y del mismo grupo. La muerte les arrebató un hermano, ellos, como siempre, devolvieron la sonrisa con una canción, simplemente agradecidos.

Trailer

Ficha técnica

Dirección: Mike Fleiss.

Producción: Martin Hilton, Justin Kreutzmann y Marc Weingarten.

Edición: Rich Fox.

Fotografía: Dan Friedman

Diseño de Sonido: Phil DeTolve, Bryan Parker y Brian Riordan.

Cast: Bob Weir, Jerry García, Trixie García, Mike Gordon, Sammy Hagar, Mickey Hart, Bruce Hornsby, Bill Kreutzmann y Phill Lesh.

País: Estados Unidos.

Año: 2015.