Saltar al contenido

«Se siente como un proyecto de Raimi»: así ha recibido la crítica a ‘Doctor Strange 2’

Doctor Strange 2 Críticas

Doctor Strange en el Multiverso de la Locura, una de las películas más esperadas del Universo Cinematográfico de Marvel, ha llegado a la pantalla grande. Bajo la dirección de Sam Raimi, la segunda película dedicada al personaje interpretado por Benedict Cumberbatch continúa con los pasos de Spider-Man: No Way Home para mostrarnos los caminos infinitos de un multiverso que podremos disfrutar en los próximos años.

Además de Cumberbatch, la película está protagonizada por Elizabeth Olsen, Chiwetel Ejiofor, Xóchitl Gomez, Rachel McAdams, Benedict Wong y Michael Stuhlbarg. Seis años después de Doctor Strange: Hechicero Supremo, la nueva película presenta cómo Dr. Strange, con la ayuda de viejos y nuevos aliados místicos, atraviesa peligrosas y enigmáticas realidades alternas para enfrentarse a un misterioso y poderoso adversario.

Entre cameos y efectos especiales alucinantes, Doctor Strange en el Multiverso de la Locura ha desatado críticas contrastantes que elogian la creación de un universo particularmente atractivo y sorpresivo, pero que, en ocasiones, suele flaquear ante una historia demasiado cargada que resulta difícil de comprender. Entre otros aspectos, el sello cinematográfico de Raimi, quien regresa a las películas de superhéroes luego de dirigir la trilogía de Spider-Man (2002), ha sido uno de los atributos más vanagloriados de la producción.

Algunas críticas que ha despertado Doctor Strange 2

Nicholas Barber, pluma de la BBC, describe que la secuela se siente lo suficientemente familiar, sin embargo, “la película se vuelve más extraña, más tonta, más emotiva e imaginativa, con algunas bromas ridículas y sorpresas macabras”. Adicionalmente, Barber analiza que el crédito de la película se debe, en parte, a la labor de Michael Waldron por entretejer un guion con saltos complicados, pero comprensibles.

Doctor Strange en el Multiverso de la Locura se siente como un proyecto de Raimi. Es tan extravagante como cualquier película de culto independiente, y no hay forma de que pudiera haber hecho algo así sin que Marvel sentara las bases. Algunos descartarán la película, pero es muy divertida. Raimi y su equipo desarrollaron una especie de brujería”, detalla.

Por su parte, Owen Gleiberman, crítico de Variety, resalta que la trama es un poco “exagerada” al principio, por lo que explica: “Es una película ambientada en múltiples universos simultáneos, pero la historia no se desarrolla tanto como se multiplica. Es un paseo, un viaje mental, un atasco de terror CGI y un acertijo de Marvel sobre cuál es la realidad; es un lío algo atractivo, pero un lío de todos modos”.

John Defore, en su crítica para The Hollywood Reporter, escribe que “la película es lo suficientemente divertida como para pedir un deseo que nos transporte a un portal, en el que las historias de Marvel pasen más tiempo explotando sus propias fortalezas y menos tiempo tratando de hacer que quieras más películas de Marvel”.

Además, refiere que el último acto es el mejor, pues Raimi comienza a jugar con sus fortalezas y apuesta por ofrecer algunas visiones que “se pueden quedar en la mente de los espectadores, incluso, muy posiblemente, después de devorar algunos avances sobre historias ambientadas en Wakanda, Asgard y el reino cuántico”.

Para Rolling Stone, de la pluma de David Fear, Doctor Strange en el Multiverso de la Locura es “un buen filme de Marvel, pero es una película absolutamente genial de Sam Raimi”. Fear desglosa que el ingrediente mágico de la cinta es la versatilidad del cineasta por equilibrar las batallas requeridas, una buena dosis de efectos especiales, su sentido del humor y la fuerte tarea de mantener la continuidad del Universo.

“¿Quieres zooms vertiginosos, ángulos inclinados, disparos, sustos, escenas espeluznantes que involucran posesiones sobrenaturales y trucos? Están aquí, en abundancia, y se usan de la manera más efectiva posible. Lo que Raimi hizo fue construir una casa embrujada infernal, alimentada por su creatividad excéntrica, imaginación y habilidades finamente perfiladas. Los métodos que emplea para su locura son los que hacen que esta película sobresalga, en este o cualquier otro mundo”, plasma en su texto.

Doctor Strange 2 Críticas

A.O Scott, crítico de The New York Times, menciona: “No hay mucho de nada, aunque hay demasiado de todo”. Para el periodista, las acciones ocurren en espacios genéricos que no evocan ningún lugar o planeta en particular, por lo que, periódicamente, se lanzan bromas, expresiones y explicaciones sin sentido. Los efectos visuales, así como las partituras de Danny Elfman —diseñador sonoro—, son los aspectos que más rescata de la cinta por su ingenio conceptual.

“Se maneja con un humor alegre y un melodrama bullicioso y surrealista”, dice Peter Bradshaw en su crítica para The Guardian.  Adicionalmente, declara que Raimi asume claramente las funciones de dirección de Scott Derrickson y aporta la misma estética de acción. “El resultado es una aventura extraña. La locura del multiverso se trata con energía, ligereza y diversión, aún y cuando reduce el impacto dramático de una sola realidad”.

En The Wrap, Alonso Duralde expone que el montaje, los diferentes estilos arquitectónicos y cinematográficos y la composición física de los personajes son memorables.  “En el multiverso de la locura está en su mejor momento cuando todo parece una locura. Dr. Strange es brillante y arrogante, un hombre que pierde todo lo que tiene, pero que se reinventa a sí mismo”. Entre otros análisis sobre el desarrollo de personajes, Duralde asegura que el papel de América Chavez carece de un poder que no nos permite identificar quién es en realidad.

“Es una película que constantemente se enfrenta a sus propias posibilidades. Tiene una trama que podría haber sorprendido creativamente a los espectadores, una y otra vez, con variaciones sobre el concepto mismo de un mundo de héroes, pero solo es un producto prefabricado que lucha en contra de sus propios intereses porque tiene miedo de alienar a cualquiera de los millones de espectadores potenciales”,  subraya Brian Tallerico del sitio Roger Ebert.

Tallerico también indica que la historia regresa a características superficiales como el dolor de Wanda, el amor tácito de Strange por Christine o la incertidumbre de América por sus propios poderes. “Los arcos de los personajes son notablemente débiles. Cumberbatch está bien, pero es víctima de una película que tiene tanta trama que, en su mayoría, solo está corriendo de una secuencia a otra entre efectos especiales; en cuanto a Olsen, es triste ver que su personaje dio un paso atrás”.

Entre otras críticas, Stephanie Zacharek, crítica de Time, dice no encontrar una relación significativa entre el estilo cinematográfico de Sam Raimi y Multiverse of Madness. “Lo mejor que puedes decir sobre el moderadamente entretenido, aunque previsiblemente excesivo universo de Dr. Strange, es que las herramientas no fueron un problema, sino los requisitos para usarlos. Esto limita a cualquier director”.

De acuerdo con David Ehrlich, pluma de IndieWire, Raimi trabajó bajo la imposición de una línea de montaje: “Sería exagerado sugerir que esta película rompe las reglas. Es gradualmente lenta, pero después, con algo de entusiasmo, prosigue con una fórmula llena de CGI y amenazas contra la existencia humana. Raimi solo tiene éxito porque pelea las batallas que puede ganar, y lo hace de tal manera que resulta instructiva para sus personajes, pero pronto, todo comienza a salirse de los rieles y se transforma en un carnaval salvaje”.

En contraste, Brian Lowry, periodista de CNN, afirma que, para bien o para mal, Doctor Strange in the Multiverse of Madness podría ser “la película más loca de la historia”. Lowry puntualiza que la apertura de este multiverso abre un baúl lleno de alternativas emocionantes. Respecto a la trama, dijo: “Estalla con energía psicodélica. Es oscura y exigente, pero aún así explora los cuadrantes de la mitología de Marvel, aún y cuando están diseñados para los fanáticos. Técnicamente, es un ejercicio visualmente impresionante que se complementa con el diseño sonoro y las actuaciones”.

“Por otro lado, hay un desorden inevitable en todo el concepto de los saltos entre universos, de tal manera que parecen haber inventado reglas sobre la marcha. La narración se mueve a un ritmo tan rápido que es difícil seguirla. En general, está a la altura, pero es posible disfrutarla ampliamente y, al mismo tiempo, terminar un poco frustrado”, añadió el crítico.

En The Verge, bajo el análisis de Charles Pulliam-Moore, recalcan la forma en la que los gustos personales del director se perciben a lo largo de la narrativa, lo que, refieren, permite apreciar su sello y estilo cinematográfico. Por otra parte, aclaran: “Sería deshonesto decir que es una película de terror. Más bien, es otra película de superhéroes muy grande y costosa en la que se aplicaron filtros espeluznantes y en donde el diseño sonoro decrece las escenas. Para su crédito, la película cumple con un puñado de actores destacados que aportan una energía interesante”, opina Pulliam-Moore.

Finalmente, Clarisse Loughrey, crítica de Independent, calificó Doctor Strange en el Multiverso de la Locura como una “locura” que se ve frustrada ante los deseos abarrotados y entrecruzados de sus tres personajes principales. De acuerdo con el análisis de la autora, la película comienza con una gran cantidad de exposición, pero cede ante la tradición y “los mágicos MacGuffins”.

“Es difícil encontrar mucha alegría cuando se notan las bases para la próxima franquicia y, además, cuando intentas atar los cabos sueltos de lo que sucedió en las entregas pasadas del Universo. Con todo eso en mente, la contratación de Sam Raimi se siente casi como una distracción: inteligente, pero sigue siendo una distracción”.

Tráiler de Doctor Strange 2 

Categorías

Noticias

Karla León Ver todo

Escribo sobre cine, música e industrias creativas. Me gusta conocer, contar y crear historias.

Twitter: @klls_luu

Instagram: @luu_lese

Deja un comentario