El fotoperiodismo es un registro de la belleza de los mejores momentos: Marco Bello

Por: Leticia Arredondo (@leetyAV)

Para Marco Antonio Bello el fotoperiodismo es una fusión de ideas que podrían hallarse en polos opuestos: un recordatorio de los episodios que nunca deberían volver a suceder y “un registro de la belleza de los mejores momentos”, como lo expresa en su página web.

Como fotógrafo de las agencias Reuters, Bloomerang y Getty Images, entre otras, ha presenciado una diversidad de hechos que van desde los sucesos más violentos hasta las vivencias cotidianas que revelan la idiosincrasia y las condiciones sociales, políticas y económicas de un país. Movido por el afán de vivir la historia de primera mano, su compromiso con la fotografía comenzó con una mirada a la violencia en Venezuela, su país natal.

“Tenemos la responsabilidad de transmitir el sentimiento y la emoción de un momento” son palabras de Marco que no se quedan en la reflexión, sino que son parte de la sustancia de sus fotografías. Ahí están las tardes en las favelas de Río de Janeiro, Brasil; las protestas en contra de Nicolás Maduro, Presidente de Venezuela; y el culto ante la muerte en 2013 de Hugo Chávez, expresidente de dicho país y hecho con el cual Bello afianzó su carrera profesional.

 

“No tengo una audiencia en mente cuando fotografío, pero espero que mis fotos lleguen a aquellos que pueden marcar la diferencia”

Marco Bello

El interés de Marco Antonio no sólo está detrás de la cámara; considera fundamental ocuparse en los medios y soportes para dar a conocer el trabajo fotoperiodístico, incluso en aquellos relacionados con la realidad virtual. Asimismo, es un fotógrafo que no sólo va por el resultado en forma de imagen, sino que persigue historias: “Las historias que más me entusiasman son las que tienen tiempo suficiente para involucrarse profundamente y realmente conocer a la gente”. 

De considerar a la fotografía como un pasatiempo en sus primeros acercamientos, se ha convertido en su forma de vida y hoy sus imágenes se ven alrededor del mundo. Cuenta con un trabajo variado entre las coberturas a los acontecimientos formales de la política, los conflictos armados y los rincones de las calles en la vida diaria.

“El fotoperiodismo me ha brindado la oportunidad de experiencias que de otro modo no habría vivido”.

Marco Bello

El próximo 23, 25, 30 de junio y 2 de julio, Marco Antonio Bello impartirá el curso en línea Assignment Workflow from a Pro: Plan, Shoot, Deliver — Repeat!, en el cual se abordará desde el desarrollo de una idea, hasta el manejo de equipo, tipos de formato y archivos, así como todo lo que requiere una persona que busca dedicarse al fotoperiodismo. CONSULTA TODA LA INFORMACIÓN AQUÍ

La fotografía de Chrystofer Davis: los rostros que buscan la justicia

Por: Miguel Sandoval 

Luego de la muerte del afroamericano George Floyd, causada por asfixia durante un arresto, miles a lo largo y ancho de Estados Unidos alzaron la voz para detener la violencia racial. Entre ellos, Chrystofer Davis salió con su cámara y fotografió la protesta que tomó las calles de Newark, Nueva Jersey.

El portal de moda The Kit, rescató una fotografía del autor, en la cual podemos ver a un padre que sostiene la mano de su hijo hacia lo alto; según Davis, aquella imagen resonó en su propia experiencia paternal, ya que deseaba mostrar a su pequeño de 10 años el deber de levantarse contra la injusticia y, especialmente, contra aquella que afecta a la población de raza negra. Algunas series, en el marco de estas exigencias, pueden encontrarse en el perfil de Instagram del fotógrafo.

Por otra parte, tal como indica el sitio oficial de Chrystofer, su trabajo está influenciado por un “estilo de retrato callejero” y “cultura contemporánea”. Destacan sus colaboraciones con Vogue Italia, MTV y Puma, junto a fotografías de famosos como Jonah Hill, novel director de Mid 90s (2018). Además, Peerspace lo nombró uno de los mejores fotógrafos de Newark en un artículo del 2019.

Con motivo de la serie de conferencias titulada ‘What Moves You?’, impulsada por Strudelmedia Live y en apoyo a The Media Kitchen –organización que brinda alimentos a los afectados por COVID-19 en Nueva York–, Davis dará una charla en vivo, seguida de una sesión de preguntas y respuestas. La discusión se centrará en los espacios de Newark y en la documentación fotográfica del autor, la cual reúne diversos aspectos de la vida social y cultural de aquella ciudad.

El costo de la plática será de 1 dólar, aunque se sugieren donaciones de 10 dólares o más, de acuerdo a las posibilidades del público. La cita es el viernes 26 de junio, a las 2:00 pm (hora de Nueva York), en compañía de Anja Hitzenberger, fotógrafa fundadora de Strudelmedia Live.

CONSULTA AQUÍ TODA LA INFORMACIÓN 

 

‘Paraíso perdido’, la serie fotográfica que muestra el colapso venezolano

Por: Leticia Arredondo (@leetyAV)

En 2010, Adriana Loureiro Fernández comenzó a documentar el aumento de la violencia en Venezuela. Desde entonces, la cámara de la fotógrafa radicada en Caracas no se ha detenido en capturar cómo se ha desvanecido la promesa de bienestar del país que tiene la tasa de inflación más alta del mundo y cuya población es la más grande de refugiados después de Siria.

Los resultados se conjuntan en la serie Paradise Lost, la cual deja ver las caras de la agitación política ante el autoritarismo, los conflictos sociales, la cultura juvenil y los problemas económicos. Este trabajo será comentado por su autora el próximo 12 de junio en una conferencia en línea.

El evento es parte del programa ‘What Moves You?’, una serie de conferencias realizadas por Strudelmedia Live para ayudar a The Migrant Kitchen, organización que apoya con alimentos a población afectada por COVID-19 en Nueva York.

Adriana, quien cuenta con una maestría en periodismo de la Universidad de Columbia, es colaboradora de The New York Times, Bloomberg, Reuters, Der Spiege, entre otros medios y agencias.

Paradise Lost es un conjunto de imágenes que revela la complejidad de un país rico en petróleo y que llegó a representar gran esperanza en América Latina, pero que está siendo rebasada por la violencia y la pobreza. Aun con ello, la serie también contempla fotografías que muestran los destellos de tranquilidad de una juventud que ha rechazado dejar la tierra que los vio nacer.

La charla, cuyo moderador será el también fotógrafo Marco Antonio Bello, se hará en inglés a las 14:00 horas (horario Nueva York). Para acceder a ella se sugiere una donación de $10 dólares, aunque puede ser desde $1 dolar.

CONSULTA TODA LA INFORMACIÓN AQUÍ 

 

 

“No todo es fotografiable”: lecciones ante la pandemia por COVID-19

Por: Leticia Arredondo (@leetyAV)

“Se enojan mucho conmigo, pero siempre digo lo que pienso, y también lo digo con todo respeto: es Alarma! aquella revista de los tiempos de mis paisanos, los Pagés” fueron las palabras del presidente Andrés Manuel López Obrador al señalar la portada del número 2269 de la revista Proceso el pasado 27 de abril en su conferencia mañanera, cuando iniciaba la fase 3 de la pandemia por COVID-19 en México. La fotografía de Eduardo Miranda muestra a dos trabajadores metiendo un cuerpo a un crematorio; el título: ‘Fase 3. La pesadilla’.  

Los señalamientos a tal imagen no terminaron ahí. Al otro día de la publicación de la portada, Karen Melo se encontraba fotografiando la sanitización de la avenida Reforma, cuando desde un coche le gritaron “amarillista y terrorista”, palabras que recibió aun sin ser la autora de la fotografía. “Ha sido duro enfrentarnos a este tipo de agresiones y a tantos comentarios en redes sociales”, comenta Karen, fotoperiodista de la agencia mexicana Notimex. 

Te puede interesar: Mujeres fotoperiodistas que debes conocer 

“Me tocó hacer fotos en Metro Pantitlán en marzo y se me ocurrió subirlas a twitter. Me llovieron muchos comentarios, me decían ‘esas fotos son falsas’, ‘¿donde están las fechas?’, ‘¿dónde están los metadatos?’ Me sorprendió un buen que la gente me dijera que esas fotos eran falsas porque yo había estado ahí, yo las habia tomado y aparte publiqué una captura de los metadatos con la fecha y la hora y ni con ello me creían”. 

Lo anterior refleja uno de los retos que, desde la fotografía, se viven en cobertura de la pandemia. Otro es la preocupación ante lo que representa un trabajo de alto riesgo, por lo cual resulta indispensable contar con insumos de protección, que en el caso de Karen, van por su propia cuenta. “Todo el equipo que tengo ha salido de mi bolsillo. En la agencia al principio nos dieron un cubrebocas y ya, pero no era un cubrebocas para toda la pandemia, ¿sabes?, nosotros tuvimos que invertir”. 

La rutina de Karen pasó de cubrir conferencias a estar en los hospitales más concurridos de la Ciudad de México, a las funerarias, a los escuadrones de rescate y a todo aquel sitio que requiere ser documentado ante un evento que ha cobrado la vida de miles de personas.  

“Llevo un spray de alcohol que le roció a todo mi equipo y a mí al terminar. Si estoy en una zona de hospitales a cada ratito me roció, llevó un traje tyvek, porque no sé si lo voy a ocupar, cubrebocas (cargo uno de tela normalmente, pero también un N95 por cualquier cosa) guantes de látex, gel antibacterial, gorra. Al llegar a mi casa, antes de entrar, le habló a mi mamá, ella sale a la calle y me rocía con Lysol; ya en el estacionamiento dejo todas mis cosas, rocío las dos mochilas, me quito mis tenis. Ahorita sólo estoy usando dos pares, y  nunca entran a la casa”. 

Karen no ha dejado de recorrer las calles, donde la gente continúa realizando actividades que nunca se lograron detener. Ante esto, comparte su experiencia con respecto a lo vivido en el centro del país a diferencia de la periferia, espacio que considera que se fotografió poco al inicio de la epidemia por coronavirus. 

Te puede interesar: Así documentaron la pandemia en China

“Al principio todos pusimos un foco en el Centro, que fue lo que empezaron a cerrar primero. Internet se llenó de esas fotos y la gente decía ‘wow está muy solo, la gente no sale’, pero entonces empezamos a distribuirnos por la ciudad, fuimos a las periferias y ahí fue una sorpresota increíble, al menos para mí y seguro también para mis compañeros. En tianguis muy al sur la gente no usaba ni cubrebocas, ni nada, todo normal. Entonces sí era como un shock y era importante mostrar esa parte, no sólo para que las personas en internet lo vieran, sino para que las autoridades tomaran o implementaran las medidas necesarias. Si no se hablaba de ello, íbamos a seguir viendo las fotos del Centro y todos iban a seguir diciendo ‘sí, se están guardando’ y no: la gente en otros estados o en las periferias no pueden quedarse en casa, simplemente, ellos son los que vienen a trabajar a la Ciudad de México desde el Estado de México”. 

Karen, quien lleva aproximadamente cinco meses trabajando en Notimex, veía muy difícil y muy lejano ser fotoperiodista. “A mi mamá le daba mucho miedo por cómo está la situación en el país”, sin embargo, esta emergencia sanitaria le ha dejado la oportunidad de saber que no está sola en la profesión, ya que se han hecho grupos de fotoperiodistas para hacer traslados y guardias en conjunto.“Hemos aprendido a trabajar en equipo y es lo que más me ha gustado, es lo que destaco de todo esto. Encontrar que tenemos puntos de interés en común y que nos han llevado a hacer la cobertura juntos”, expresa la entrevistada, quien a sus 22 años ya ha logrado estar presente en la mayoría de los medios nacionales con las fotografías de una cobertura que la ha acercado a diversas historias. Y justamente una de las experiencias que considera más difíciles fue en el Hospital de la Raza: 

“Desde el puente yo veía cómo un señor le lanzaba besos a la ventana, a la ventana del edifico de enfrente y me quede ahí observándolo. Hice algunas fotos pero pues una foto sin historia difícilmente te puede decir algo, entonces antes de que se fuera me acerque. En muchas ocasiones las personas no quieren hablar o simplemente no tienen el ánimo para hacerlo y nosotros tenemos que respetar eso; entonces le pregunté si me quería contar su historia y me dijo que sí, me contó con lágrimas en los ojos:’ mi mamá está internada, tiene 63 años, entró el lunes y es la primera vez que la puedo ver desde el puente porque he venido diario y no me han dejado verla’. Para mí fue súper duro escucharlo y en ese momento realmente se me olvidó pedirle otra foto aparte de las que ya tenía, pero tampoco tenía mucho sentido revictimizarlo desde enfrente, sólo quería contar con su testimonio”. 

Te puede interesar: Fotoperiodistas en México muestran las caras de la pandemia

Tal historia fue de más impacto porque Karen se enfrentaba a la reciente muerte de un amigo: “En ese momento me impactó muchísimo porque justo un amigo mío acababa de morir un día anterior de covid, entonces en los días que le siguieron me fue muy difícil hacer la cobertura porque ese día fue lo del hospital y al día siguiente me tocó ir a un panteón”. 

Sin embargo, también cuenta que en la mayoría de los lugares ha recibido negativas para fotografiar; “es muy difícil que las personas acepten o te den permiso de hacerlo porque es una situación en la que estás muy vulnerable y se entiende totalmente”. 

Otra de los acercamientos que Karen resalta es el de los trabajadores de funerarias. “Me decían que al principio sentían que era una película de terror, porque no podían creer que al entrar a una clínica por un cuerpo hubiera tantos cuerpos apilados, que no les hacía tanto sentido. En el escenario que lo describieron sí parecía una película de terror”. 

Los retos ante el fotoperiodismo 

La egresada de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) comenzó a hacer fotografía de conciertos y a colaborar en espacios donde no recibía paga. “Casi siempre inicias siendo colaborador, no te pagan y trabajas gratis, pero así se empieza, desafortunadamente”. Pero tal precarización no termina ahí, pues Karen cuenta que “hay dos periódicos impresos que redujeron el sueldo a sus fotógrafos que andan en las calles; se los redujeron al 30% y ni siquiera equipo les dieron”.

De acuerdo a la experiencia de Karen, tales condiciones se originan desde la visión que se tiene sobre la actividad: “Viene desde mi casa, cuando yo empecé a hacer foto me decían: ese en un hobbie, mejor dedícale tu tiempo libre. La fotografía no se ve reconocida como un trabajo”. Asimismo, señala el poco reconocimiento con el que cuenta el fotoperiodismo mexicano. “En medios yo he visto más fotografías de otros países, que es lo que más impacta: las 300 fosas de Chile, cuando en México también ya tenemos las 300 fosas de San Lorenzo que ya fotografiamos todos los medios que pudimos pero se le da la portada a una fotografía internacional”.  

Sin embargo, Karen reconoce que como fotoperiodistas también se deben enfrentar algunos asuntos. “Tenemos un muy buen nivel de fotoperiodismo en México y se habla muy poco de ello, pero también tenemos grandes retos, sobre todo ahorita en la pandemia; retos que en mi vida hubiera pensado, sobre respetar la privacidad de los pacientes, de ser conscientes con lo que estamos fotografiando y que hay momentos en los que de verdad debemos bajar la cámara, no todo es fotografiable, hay que saber cuando sí lo es y cuando no lo es y respetar ese momento”. 

Además, destaca la sobreproducción de imágenes: “Estamos produciendo muchísimas imágenes, y eso es lo que de repente me agobia. Veo todas las fotos que hago o que he hecho durante estos meses y son miles, o sea pueden llegar a los miles en un día, entonces estamos pensando más en cantidad que en calidad a veces como medios, más que nada. Creo que deberíamos reflexionar un poco sobre dejar de hacer tantas imágenes y concentrarnos en hacer trabajos de más calidad”. 

Finalmente, Karen habla de la fortuna de trabajar cerca de otras mujeres fotoperiodistas, de quienes es fundamental conocer sus trabajos a lo largo de la historia de la fotografía. “Afortunadamente estoy compartiendo cobertura con muchas mujeres fotógrafas. Recuerdo que cuando comencé a hacer foto mis referentes eran fotógrafos, Henri (Cartier-Bresson), muchos fotógrafos clásicos de los que se habla demasiado, y muy pocas mujeres fotógrafas. Entonces ahorita agradezco muchísimo estar compartiendo esto con muchas compañeras increíbles, sólo por mencionar algunas: Sashenka Gutiérrez, María Ruíz y mis compañeras de la agencia”.

Libros de fotografía que puedes leer gratuitamente

Por: Erik León (@erictronikRKO)

Para llegar a ser un buen fotógrafo es más que obvio que la práctica es el paso esencial, pero también un libro puede resultar de mucha ayuda para aprender las claves que te permitirán iniciar desde cero, o bien, comprender las aportaciones sociales que representa el acto de fotografiar. 

Te puede interesar: Seis libros de cine que puedes leer gratuitamente  

Sobre la fotografía de Susan Sontag

Una de las intelectuales más influyentes de la época de los 60 comparte en este título una serie de reflexiones en torno a lo que representa la fotografía como rito social. Asimismo, realiza un repaso por la obra de Diane Arbus, Henri Cartier- Bresson, Andy Warhol,  André Kertész, entre otros influyentes personajes de la imagen.

Se trata de un ensayo imprescindible sobre lo que significa el acto de fotografiar, entendido más allá de la captura de un instante.

DISPONIBLE AQUÍ 

Cámara lúcida de Roland Barthes

Otro gran conocido para quienes están familiarizados con el mundo de la imagen es Roland Barthes, quien a 40 años de su muerte aún se mantienen frescas diversas fuentes de enseñanzas que dejó, como este libro. Aunque es un texto autorreferencial, es considerado uno de los indispensables para la teoría de la fotografía. 

El autor reflexiona sobre la fotografía, la memoria y el modo en el que las personas recordamos y valoramos las imágenes. Por la forma en que fue escrito es muy fácil empatizar con el famoso fotógrafo. 

DISPONIBLE AQUÍ 

Manejo de la cámara. Pierde el miedo al modo manual por Fotomundos

Un libro perfecto para un aspirante que busque dar sus primeros pasos en el mundo de la fotografía. El texto se centra en que el lector aprenda a manejar primero el modo manual de su cámara, lo cual le permitirá un abanico de cosas que no es posible con el modo automático. 

Entre líneas te sorprenderás de cómo a pesar de la tecnología actual, la esencia del manejo de la cámara no ha cambiado mucho con el tiempo; este libro te enseña que lo básico no es tan difícil como parece. 

DISPONIBLE AQUÍ 

Aprende a iluminar en fotografía de Luis Gonzalo Vicedo

La iluminación es la fuente de la fotografía, lamentablemente, a veces suele ser lo más difícil de mantener bajo control. Se necesita mucha práctica y conocimientos básicos de teoría, los cuales te puede brindar este libro en tus inicios en la materia, pues si lo que buscas es información más amplia al respecto, deberás optar por títulos más especializados. 

En el contenido de este ejemplar encontrarás explicaciones precisas y concisas sobre los puntos bases con los que debes contar para iniciar en la iluminación. 

DISPONIBLE AQUÍ 

Salvatore Vitale: el fotógrafo que exhibe las paradojas de la seguridad en Suiza

Por: Leticia Arredondo (@leetyAV)

A partir de diversas formas audiovisuales, Salvatore Vitale ha explorado las sociedades modernas y sus estructuras de poder. Como residente extranjero en Suiza, las políticas de 2014 ante la inmigración lo impulsaron a realizar la serie How to secure a country, la cual presentará en una conferencia en línea el próximo 29 de mayo, moderada por el fotógrafo Gianni Cipriano.

 

El evento forma parte del programa ‘What Moves You?’, una serie de conferencias organizadas por Strudelmedia Live para apoyar a The Migrant Kitchen, organización que prepara comidas para la población afectada por la COVID-19 en Nueva York, tanto para los trabajadores de la salud, como para las familias de los enfermos.

El evento resulta una oportunidad para conocer las experiencias de Vitale durante la realización de How to secure a country, trabajo por el que obtuvo el premio Photography Grant 2017 y el cual disecciona la seguridad del país de Europa Central como una característica cultural. ¿Qué mueve a las estrategias de protección al estado a partir del cuidado de las fronteras?, es una de las cuestiones sobre las que se desarrolla el trabajo del fotógrafo originario de Palermo.

 

 

La charla se realizará a las 2 pm (horario Nueva York) en la plataforma de videoconferencias Zoom. Tendrá una duración de una hora y contará con espacio para preguntas y respuestas. Para acceder a ella se sugiere una donación de $10 dólares, aunque puedes aportar desde $1 dólar.

En una entrevista que dio en 2017 a ASX, el artista visual expresó que una de las preguntas que lo movió durante la realización del proyecto fue: “¿Cuánta libertad como ciudadanos estamos preparados para sacrificar en pos de nuestra protección?”.

 

El trabajo en conjunto de Salvatore Vitale ofrece un acercamiento a los porqués de ciertos procedimientos y protocolos sociales. En el caso de How to secure a country, explora la paradoja del país que cuenta con una de las poblaciones más armadas y el cual registra uno de los niveles más bajos de criminalidad.

Actualmente, Vitale también se desempeña como profesor en la Universidad de Ciencias y Artes Aplicadas de Lucerna (HSLU), así como editor en la revista internacional de fotografía YET.

 

CONSULTA TODA LA INFORMACIÓN DE LA CONFERENCIA AQUÍ

Fotoperiodistas realizarán charlas en ayuda a afectados por COVID-19

Ocho profesionales de la fotografía de diversas naciones compartirán sus experiencias en una serie de charlas organizadas por Strudel Media Live, organización estadounidense que ofrece clases de fotografía en línea en todo el mundo.

¿Cómo fue el proceso de creación de un proyecto específico? ¿Qué impacto buscan con su labor?, y lo más importante ¿qué los mueve?, son las preguntas que fotógrafas y fotógrafos, miembros de medios como Le Monde, The New York Times, The Wall Street Journal, agencias como Reuters y autores de varios proyectos fotográficos, responderán en las conferencias que se realizarán en la plataforma Zoom.

Te puede interesar: Mujeres fotoperiodistas mexicanas que debes conocer

Tal actividad no sólo servirá para que el público se nutra de experiencias de profesionales reconocidos, quienes también han sido parte de las instituciones más importantes de fotografía a nivel mundial: lo recaudado será destinado a The Migrant Kitchen, organización que actualmente se encarga de hacer comidas para la población afectada por la COVID-19 en Nueva York, tanto para los trabajadores de la salud, como para las familias de los enfermos.

Las conferencias serán en inglés y tendrán una duración de una hora; asimismo, contarán con espacio para preguntas y respuestas. El cupo es limitado y para acceder deberás hacer una donación sugerida de $10 dólares; aunque si no cuentas con esta cantidad, también está la opción de donar desde $1 dólar.

Las charlas arrancaron el pasado 22 de mayo con Zahara Gómez Lucini, fotógrafa y socióloga que ha trabajado temáticas como la violencia política y la desaparición forzada; Zahara compartió su experiencia en la realización de la serie Recetario para la memoria. Posteriormente fue el turno de italiano, radicado en Suiza, Salvatore Vitale, quien habló de How to secure a country, un conjunto de fotografías que muestran las paradojas de la seguridad en Suiza. 

Te puede interesar: Así documentaron la pandemia los fotoperiodistas en China

El próximo 5 de junio será Eileen Quinlan quien compartirá el proceso de creación de Dune Woman, serie de desnudos en los que plasma la identidad, la sexualidad y el dominio de los cuerpos en espacios cotidianos del hogar, los cuales representan tanto una prisión como un edén. Este trabajo de Quinlan, fotógrafa radicada en Nueva York, formó parte de la 57 edición de la Bienal de Venecia. 

 

La charla se realizará a las 14:00 horas (horario Nueva York) y estará moderada por el fotógrafo Kai McBride. Posteriormente, Strudel Media Live contará con la participación de la fotoperiodista venezolana Adriana Loureiro Fernandez.

CONSULTA TODA LA INFORMACIÓN AQUÍ

 

Así documentaron la pandemia los fotoperiodistas en China

Por: Miguel Sandoval 

Cuando China informó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) la existencia de un brote de neumonía atípica en enero, el mundo volteó hacia Wuhan, ciudad donde fueron registrados los primeros casos de la ahora llamada COVID-19. Desde entonces, noticieros y medios informativos han seguido el avance de la pandemia, cobertura que inició con las imágenes del régimen chino comandado por el presidente Xi Jinping.

Te puede interesar: Siete fotoperiodistas mexicanos muestran las caras de la pandemia 

Elegido en 2013, el mandatario es conocido gracias a una política de restricción, la cual limita el acceso a internet de sus gobernados. El control del partido comunista en China censura todas las opiniones que, bajo la sospecha de cuestionar las decisiones de más alto rango, son castigadas con hasta tres años de cárcel. A partir de esta tesitura, no es difícil imaginar que todas las comunicaciones extraoficiales al respecto del coronavirus quedaran omitidas y a merced de aquello que Jinping externara. ¿Pero dónde quedan los fotógrafos?

El estado del fotoperiodismo en el gigante asiático no es muy reconfortante. Sitios web como Tencent monetizan su contenido por medio de clicks: las fotografías más gustadas, cuya propuesta no dañe la reputación del gobierno, reciben un mejor pago. Este modelo de publicación lamentablemente extingue poco a poco las posibilidades de que exista otra verdad aparte de la emitida por las instituciones, además de que reduce significativamente la oferta laboral de los fotógrafos profesionales.

Según el portal Witness, la popularidad que ganó el fotoperiodismo durante los 90 en China, cayó debido a la aparición de nuevas herramientas tecnológicas y a la masificación del fotógrafo amateur en la década del 2000; gracias a la modernidad pareciera preferible ser amigable a ojos del público antes que priorizar las emociones o contar una historia. Adicionalmente, son mínimas las opciones educativas en esta materia, motivo por el cual pequeños colectivos formados en la red –y de manera independiente– asumen la no fácil tarea de enseñar aun con el riesgo político que esto implica.

Si bien lo anterior se gesta en medio de circunstancias adversas, aquí te presentamos un breve listado de fotógrafos, quienes muestran al mundo las condiciones de vida en Wuhan durante los tiempos que transcurren:

Aly Song

Nacido en Lanzhou, China, es corresponsal de la agencia de noticias Reuters, donde cubre aspectos políticos, económicos y culturales del día a día de su país. Durante la contingencia en Wuhan documentó el duelo y distancia de los ciudadanos bajo un estricto control sanitario; sus fotografías rescatan los momentos de silencio en nombre de todos aquellos que perdieron la vida a causa de la epidemia. 

NG Han Guan

Sociólogo por la Universidad de Singapur y dos veces finalista al premio Pulitzer, es responsable de las operaciones fotográficas en China de la agencia de noticias AP. Su trabajo consiste, desde 2001, en documentar las diversas facetas de la vida diaria en Beijing; durante la reapertura de Wuhan, exploró la movilidad de los ciudadanos chinos y su regreso programado a las actividades cotidianas. Se trata de uno de los fotógrafos chinos con mayor reconocimiento a nivel internacional.

Jaime Santirso

Graduado en Periodismo por la Universidad española de Navarra, es corresponsal del periódico EL PAÍS en China, lugar donde reside desde 2014. Su labor periodística y fotográfica en Wuhan destaca por tener un enfoque de crónica; a través de esta detalló la evolución de la epidemia, los pormenores de la vida en aislamiento y la repatriación de los ciudadanos españoles alojados allí. Además de su colaboración ya mencionada, Santirso escribe para medios internacionales como la CBC y la BBC.

Héctor Retamal

Fotoperiodista y corresponsal chileno de la agencia de noticias AFP en China, Héctor Retamal documentó las calles de Wuhan durante la celebración del Nuevo Año Lunar chino atravesado por la epidemia; a lo largo de 8 días, junto a dos compañeros, integró el primer equipo extranjero que tuvo acceso a la ciudad. El trabajo del fotógrafo se caracteriza por un toque intimista, el cual devela cómo la vida no se detiene frente a acontecimientos hostiles. Otra de sus coberturas más importantes tuvo lugar en Haití cuando en 2010 surgió un brote de cólera.

Siete fotoperiodistas mexicanos que muestran las caras de la pandemia

Por: Rubí Sánchez (@rubynyu)

Frente a la pandemia y las consecuencias que ha tenido en la vida diaria, el arte ha sido un refugio para muchos. Diversas propuestas han surgido a partir de la necesidad de preservar la forma en la que se está viviendo este evento tan singular. Ahí es donde entran muchos fotógrafos y fotógrafas que, ya sea en un afán periodístico o artístico, han recabado una gran cantidad de material, testimonio de este acontecimiento. 

Te puede interesar: Cuentas de instagram para amantes del fotoperiodismo

A continuación una recopilación de fotoperiodistas de diversos medios de comunicación mexicanos que nos muestran las caras de la pandemia por el COVID-19. 

Daniel Ojeda 

Fotoperiodista en el Heraldo de México. También ha trabajo para Vice en español y la UNICEF. En su perfil de Instagram encontrarás una amplia cobertura de cómo se vive la cuarentena en la Ciudad de México.  

Sus fotografías más recientes se enfocan en el Centro Histórico; desde la sanitización de sus calles hasta cómo algunos de sus habitantes se niegan abandonarlo. Sus tomas suelen ser planos abiertos, en los que resaltan figuras humanas que parecen diminutas ante la adversidad de la pandemia. 

 

Fotografía: Daniel Ojeda para El Heraldo de México

Fotografía: Daniel Ojeda-Twitter

Fotografía: Daniel Ojeda-Twitter

María José Alós 

Artista visual dedicada a la fotografía y al ensayo visual. Sus crónicas en la revista La Tempestad develan las calles casi vacías y nos enfrentan con quienes no pueden quedarse en casa. En sus trabajos vemos una cotidianidad estropeada; vendedores ambulantes, trabajadores de la salud y un transporte público que raya en lo fantasmal.

Casi todas las personas que protagonizan sus imágenes posan con cubrebocas, lo que les otorga un sentimiento de desprotección ante el cual parecen querer escapar. Su estilo se percibe casi casual; una fila de situaciones capturadas al azar.  

Fotografía: María José Alós

Fotografía: María José Alós

 

Fotografía: María José Alós

Conoce aquí más de su trabajo 

Te puede interesar: Mujeres fotoperiodistas mexicanas que debes conocer

Omar Martínez 

Fotógrafo en la agencia Cuartoscuro. Habitante de Tijuana, quien ha trabajado de cerca con las circunstancias de migrantes. En esta época ha conseguido plasmar cómo se vive la pandemia en una de las ciudades con más casos registrados.

Sus fotografías exponen todo el ciclo: comenzando con las compras de pánico, la reclusión, la saturación de hospitales, e incluso el trabajo de los sepultureros. Un trabajo respetuoso que ha logrado llevar el dolor y la incertidumbre al espectador. 

Fotografía: Omar Martínez-Instagram

Fotografía: Omar Martínez-Instagram

Cuenta de Instagram

Ve aquí su trabajo en Cuartoscuro

Carlo Echegoyen 

Fotógrafo en Animal Político, la revista Newsweek México y en EverydayMexico. Se ha encargado de retratar a sectores específicos de la población, siempre con el marco del contexto actual. 

En esta ocasión fotografió a los trabajadores del relleno sanitario “El Bordo”, quienes, a pesar de la emergencia nacional, continúan laborando.  De igual manera nos deja ver a los habitantes en el transporte público; todos usando cubre bocas, hastiados y preocupados. En sus fotografías los ojos se han vuelto protagonistas.   

Fotografía: Carlo Echegoyen-Instagram

Fotografía: Carlo Echegoyen-Instagram

Cuenta de Instagram

Gabriela Pérez 

Fotógrafa de Cuartoscuro. Recibió el Premio Anual de Periodismo 2017 “Francisco Cerda Muñoz” por su trayectoria laboral en Nuevo León. Gabriela nos presenta una sociedad que no comprende del todo lo que sucede y que se caracteriza, entre otras cosas, por no ser una de las urbes ubicadas al centro del país y de los reflectores de la prensa.  

Sus fotos rayan en lo tenebroso, con juegos infantiles clausurados y viacrucis a puerta cerrada. La configuración social de Monterrey se deja ver en esos contrastes con cañones y túneles sanitizantes, sus imágenes del encierro que se han impuesto los habitantes exteriorizan una ciudad que no se achica frente esta tragedia. 

 

Ve aquí su trabajo en Cuartoscuro

Gladys Serrano 

Periodista multimedia del diario El País, quien también pertenece a la International Women’s Media Foundation (IWMF), organización que trabaja internacionalmente para elevar el estatus de la mujer en los medios.

Te puede interesar: Una mirada a las fotógrafas de guerra 

Durante la cuarentena, su trabajo exhibe dos variantes cómo viven la pandemia diferentes personas. Ya sea en los barrios alejados de la Ciudad de México como San Pablo Oztotepec en Milpa Alta, donde las personas intentan seguir con lo que les resulta familiar, así como el tedio que se padece en delegaciones como Benito Juárez.

A partir de elecciones cromáticas frías nos presenta una vida cotidiana en sus diferentes esferas. En la mayoría de sus fotografías, la vida luce detenida. 

Fotografía: Gladys Serrano para El País

Fotografía: Gladys Serrano para El País

Fotografía: Gladys Serrano para El País

Cuenta de Instagram

Galo Cañas 

Fotógrafo en Cuartoscuro. La mayoría de su trabajo se ha enfocado en los segundos protagonistas de la pandemia: médicos, familiares y trabajadores del sector salud. Cañas muestra, probablemente, el lado más gráfico de la enfermedad, llegando hasta los procesos de cremación. 

Sus fotografías más reproducidas son las que ha tomado en las diversas manifestaciones del sector salud para exigir insumos y mayor seguridad para desarrollar su labor.

Fotografía: Galo Cañas

Fotografía: Galo Cañas

Cuenta de Instagram 

Ve aquí más de su trabajo en Cuartoscuro

Conoce las fotografías ganadoras del World Press Photo

La World Press Photo Foundation ha dado a conocer las fotografías ganadoras de la 63 edición de su concurso anual, el cual reconoce lo mejor del fotoperiodismo a nivel mundial.

El ganador de la categoría más destacada, World Press Photo of the Year, ha sido el japonés Yasuyoshi Chiba’s con la imagen de un joven recitando poesía en medio de una manifestación durante un apagón en Jartum, Sudán.

“El lugar fue un apagón total. Entonces, inesperadamente, la gente comenzó a aplaudir en la oscuridad. La gente sostenía teléfonos móviles para iluminar a un joven en el centro. Recitó un famoso poema de protesta, uno improvisado. Entre sus respiraciones, todos gritaron “thawra”, la palabra revolución en árabe. Su expresión facial y su voz me impresionaron, no podía dejar de concentrarme en él y capturó el momento ”  expresó el fotógrafo ganador.

Yasuyoshi Chiba’s forma parte de la Agence France-Presse’s (AFP) y estudió fotografía en la Universidad de Arte Musashino en Tokio.

World Press Photo of the Year

Desde el 2019 se agregó la categoría World Press Photo Story of the Year, en la cual se premia a una serie de fotografías. En esta ocasión, el conjunto de imágenes ganadoras pertenece al fotógrafo francés Romain Laurendeau.

La serie (de 30 fotografías) Kho, the Genesis of a Revolt, muestra a jóvenes que al atreverse a desafiar a la autoridad, inspiraron al resto de la población a unirse a su acción, dando origen al mayor movimiento de protesta en Argelia en décadas.

A continuación las fotografías ganadoras de las otras ocho categorías:

Nothing Personal – the Back Office of War

Categoría: Temas contemporáneos/Fotografía individual

Autor: Nikita Teryoshin

The Longest War

Categoría: Temas contemporáneos/ Serie

Autor: Lorenzo Tugnoli

Medio: The Washington Post

Polar Bear and her Cub

Categoría: Medio ambiente/Fotografía individual

Autor: Esther Horvath

Medio: The New York Times

 

The End of Trash – Circular Economy Solutions

Categoría: Medio ambiente/Serie

Autor: Luca Locatelli

Medio: National Geographic

Straight Voice

Categoría: Noticias generales/Fotografía individual

Autor: Yasuyoshi Chiba

Medio: Agence France-Presse

Hong Kong Unrest

Categoría: Noticias generales/Serie

Autor: Nicolas Asfouri

Medio: Agence France-Presse

 

Kho, the Genesis of a Revolt

Categoría: Proyectos a largo plazo

Autor: Romain Laurendeau

Final Farewell

Categoría: Naturaleza/Fotografía individual

Autor: Alain Schroeder

Saving Orangutans

Categoría: Naturaleza/Serie

Autor: Alain Schroeder

Medio: National Geographic

Awakening

Categoría: Retrato

Autor: Tomek Kaczor

Medio: Duży Format, Gazeta Wyborcza

The Haunted

Categoría: Retrato/Serie

Autor: Adam Ferguson

Medio: The New York Times Magazine

Kawhi Leonard’s Game 7 Buzzer Beater

Categoría: Deportes

Autor: Mark Blinch

Medio: NBAE

Rise from the Ashes 

Categoría: Deportes/Series

Autor: Wally Skalij

Medio: Los Angeles Times

Clash with the Police During an Anti-Government Demonstration

Categoría: Spot News/Fotografía individual

Autor: Farouk Batiche

Medio: Deutsche Presse-Agentur

Ethiopian Airlines Flight 302 Crash Site

Categoría: Spot News/Series

Autor: Mulugeta Ayene

Medio: Associated Press