Saltar al contenido

Películas de Andrei Tarkovsky que puedes ver en YouTube

Películas de Andrei Tarkovsky que puedes ver en YouTube

Por: Erik León

Cuando se habla de arte cinematográfico y de querer estudiar cine, sale el nombre de un director ruso que siempre buscó hacer reflexionar al espectador, dejando a un lado el simple entretenimiento. Claro que estamos hablando de Andrei Tarkovsky, cuya filmografía es corta, pero totalmente necesaria en la evolución del cine (y de su estudio) en su momento.

Si aún no conoces sus películas, o quieres revivirlas, puedes ver varias libres de derechos de autor en YouTube.

Te puede interesar: Andrei Tarkovsky: Las claves para entender su estilo

Stalker Andrei Tarkovsky películas gratis

Películas de Andrei Tarkovsky que puedes ver gratis en YouTube

Andrei Rublev (1966)

Se trata de la segunda película en la filmografía de Tarkovsky, la cual le valió sus primeras opiniones positivas por parte de la crítica especializada y logró que los cinéfilos europeos lo empezaran a tomar en serio.

Como la mayoría de sus trabajos, nos cuenta una historia muy sencilla: a comienzos del siglo XV, el monje pintor Andrei Rublev acude con sus compañeros a Moscú para pintar los frescos de la catedral de la Asunción del Kremlin. Fuera del aislamiento de su celda, Rublev comenzará a percatarse de las torturas, crímenes y matanzas que tienen aterrorizado al pueblo ruso.

Lo mejor de Andrei Rublev es cómo el director te transporta hacia una época y cuida hasta los más mínimos detalles del estilo de vida que se tenía en la misma. Se usa la biografía del pintor Andrei Rublev para hacer una representación de la vida social, política y artística del Rusia del siglo XV; y es lo que Tarkovsky trata de plasmar en esta cinta: la conexión entre el artista y la época que le tocó vivir.

Solaris (1972)

En los años 70, Andrei Tarkovsky ya era toda una celebridad, y con Solaris fue la primera vez que en su país no lo censuraban por su contendido. Inmediatamente, los rusos catalogaron este nuevo trabajo como una respuesta a la película americana 2001: Una odisea en el espacio de Stanley Kubrick. Sin embargo, Tarkovsky nunca lo consideró así, pues siempre dijo que esto más que ser un espectáculo de ciencia ficción, era un pretexto para dar un mensaje mucho más filosófico sobre la relación del ser humano con Dios.

La historia es sobre un científico que es enviado a la estación espacial de un remoto planeta cubierto de agua para investigar la misteriosa muerte de un médico.Quienes leyeron el libro Solaris de Stanislaw Lem quizá quedaran un poco decepcionados de esta adaptación, pues el director ruso sólo uso ese punto de partida para contar a su estilo un discurso mucho más complejo.

Aunque quizá para muchos sea la película menos recordada del cineasta, no por eso deja de ser fascinante.

El espejo (1975)

Es una de las mayores pruebas de cómo el estilo del director ruso era totalmente anticomercial, y de cómo sostenía que el cine era también un arte para expresar sentimientos. Probablemente, The Mirror fue su trabajo más personal ya que es parcialmente autobiográfico. La trama es sobre un hombre que habla con su esposa de su situación actual y los motivos por los que se han distanciado; básicamente son recuerdos del propio Tarkovsky que viajan en diferentes tiempos sin orden aparente, como la relación con su madre y su infancia, los cuales se mezclan con escenas sobre la Guerra civil española, la Segunda Guerra Mundial y el enfrentamiento entre la URSS y China. En la película suenan poemas escritos y recitados por el padre del director.

La opinión de la crítica profesional fue generalmente buena, describiéndola como el trabajo más arriesgado del cineasta; en cambio, sus colegas directores rusos en su mayoría la atacaron por ser un “rompecabezas poco entendible”.

Stalker (1979)

Esta película es especial por varias razones: fue la segunda y última vez que el director hizo algo relacionado con el género de ciencia ficción, además, fue la última entrega que filmó en su natal Rusia. La trama es en un lugar de Rusia llamado «La Zona», donde hace algunos años se estrelló un meteorito; a pesar de que el acceso a este lugar está prohibido, los «stalkers» se dedican a guiar a quienes se atreven a aventurarse en este inquietante paraje. Posiblemente, es su trabajo más complejo, y fue una adaptación de la novela Picnic a la vera del camino, de los hermanos Strugatski.

El Sacrificio (1986)

Tarkovsky recibió la oportunidad de financiar su nueva y última película en Suecia. El ruso no perdió la oportunidad, y pronto se puso en contacto con muchos de los habituales colaboradores del director sueco Ingmar Bergman, el resultado: película ganadora de cuatro premios el Festival de Cannes (Gran Premio del Jurado, El premio del jurado Ecuménico, Premio FIPRESCI y un premio especial a la contribución artística).

La historia es sobre el periodista Alexander, quien se siente angustiado por la desoladora falta de espiritualidad que caracteriza al mundo contemporáneo. Sus peores temores se confirman cuando, durante la fiesta de su cumpleaños, llega la noticia de un inminente conflicto nuclear: la Tercera Guerra Mundial.

 

Categorías

Noticias

Etiquetas

Deja un comentario