Saltar al contenido

Cuando la crítica se opuso a Sofia Coppola por actuar en ‘El padrino’

sofia coppola el padrino 3

Por: Jael Rodríguez

Sofia Coppola ha llevado una trayectoria como directora, actriz, productora y guionista de cine, y  también es reconocida como la tercera mujer nominada al premio Oscar en la categoría de Mejor Director. La hoy aclamada directora del séptimo arte recibió varias críticas por su interpretación en la cinta El padrino III (1990) del director Francis Ford Coppola.

La película no fue tan aplaudida como las demás que conforman la trilogía de El Padrino; recibió varias críticas por las decisiones que tomó el director, ya que decidió darle a su hija, Sofía Coppola, un papel muy importante. El hecho no fue bien recibido por los espectadores, pues inicialmente el personaje de Mary Corleone —hija de Michael (Al Pacino)— iba a ser interpretado por la actriz Winona Ryder. Por cierto, antes de que Ryder fuera la elegida, Coppola consideró a Julia Roberts y dio una audición a Madonna.

Te puede interesar: Oscar Isaac interpretará a Francis Ford Coppola en película sobre El padrino

Winona Ryder tuvo que abandonar la producción de El Padrino III por cuestiones de salud,  así que el estudio se encargó de buscar a una actriz adolescente que pudiera ocupar su lugar, ya que dentro de sus opciones sólo contaban con mujeres de 32 y 33 años, pero ninguna cubría el perfil solicitado. Fue entonces cuando tomaron en cuenta a Sofía Coppola, quien tenía la edad solicitada y sabían que había participado en pequeños filmes.

Sofia se quedó con el papel de Mary Corleone después de haber audicionado, a pesar de que no estaba interesada en ello porque se encontraba estudiando. Paramount se opuso a ella desde el principio, y cuando la cinta se estrenó, su actuación no agradó al público, por lo que fue la persona que recibió más críticas y a quien señalaron de haber arruinado la película de su padre.

Te puede interesar: Películas imprescindibles para conocer el trabajo de Winona Ryder

El camino de Sofia Coppola como directora

El ambiente la afectó bastante en su momento, pero con el tiempo se hizo más fuerte y reconoció  que no era su sueño ser actriz, ya que tenía otros intereses: la dirección de cine. Fue con esta disciplina con la cual comenzó a construir su camino, del cual en un principio fue difícil deslindarse, no sólo de su trabajo con su padre, sino también de su primer esposo, Spike Jonze —entonces famoso director de videos musicales—.

Debutó como directora con su cortometraje Lick the Star (1998), posteriormente, realizó su primer largometraje llamado The Virgin Suicides (1999), el cual recibió buenas críticas. Su ópera prima y cuatro largometrajes más fueron producidos por American Zoetrope Studios (productora de Francis Ford Coppola). Entre ellos están Lost in Translation (2003) por el que ganó un Premio Oscar a Mejor Guion Original, Marie Antoinette (2006), Somewhere (2010) y The Bling Ring (2013).

La directora ha desarrollado un estilo independiente que se destaca por su capacidad técnica —que ha ido perfeccionando con el paso de los años—. Además, su labor se ha visto influenciada por su gusto por la moda, la fotografía y el arte, por lo que es posible sentir y mirar su trabajo; tiene la capacidad de reflejar estados de melancolía, angustia, aburrimiento, soledad, desesperación, entre otros.

Para introducirte al trabajo de Sofia Coppola te dejamos su primer cortometraje y su largometraje Marie Antoinette :

 

Deja un comentario