Wolfwalkers: el folklore de Cartoon Saloon vuelve a conquistar nuestras pupilas

Por: Edgardo Ávalos

Wolfwalkers transcurre en 1650 en el pueblo medieval de Kilkenny, Irlanda. Robyn Goodfellowe y su padre Bill tienen poco tiempo de haberse mudado desde Londres, él es cazador y tiene como misión principal acabar con los lobos que rondan fuera de las murallas de Kilkenny. A Robyn le atrae la profesión de su padre, así que pese a los deseos de él de que ella se quede en casa, Robyn juega con su ballesta y con frecuencia escapa de sus deberes hogareños y sigue a escondidas a Bill en sus patrullajes por el bosque. Es así como eventualmente Robyn da por accidente con Mebh, una niña aparentemente salvaje, quien vive en el bosque y que tiene una conexión cercana con los lobos a los que el pueblo tanto teme.

Se trata de la más reciente producción del estudio de animación irlandés Cartoon Saloon (The Secret of Kells, 2009) y del estudio francés Melusine Productions (Ernest et Celestine, 2012). El director  irlandés Tomm Moore regresa al mando de la producción, esta vez compartiendo crédito con Ross Steward, con quien ya había colaborado en producciones anteriores de Cartoon Saloon, pero en el departamento de arte.

Te puede interesar: #Oscar 2021 Una revisión a los cortos animados de la shortlist

Cartoon Saloon se ha caracterizado por entregar narrativas muy inspiradas en el folklore de Irlanda, no sólo por sus historias sino también a nivel visual. La animación de Wolfwalkers, así como en The Secret of Wells, tiene un diseño muy inspirado en ilustraciones medievales, con perspectivas que para nada intentan emular la realidad, y en las que se destaca el uso de la simetría, se enfatiza la presencia de figuras geométricas y de texturas —que van desde trazos a lápiz— así como de acuarela y otros materiales.

Estas características de diseño, más allá de ser un simple detalle estético que la separa de muchas otras producciones animadas, se aprovecha narrativamente de forma magistral. Podremos notar, por ejemplo, cómo dentro de las murallas de Kilkenny se hace énfasis en figuras llenas de esquinas,  triángulos y rectángulos que le brindan una sensación más agresiva a las situaciones narradas; las mismas figuras irán encerrando a los personajes; así nos transmiten su angustia y desesperación. Por otro lado, en las escenas desarrolladas en el bosque se crea un marcado contraste visual dándole protagonismo a los círculos y los óvalos, evitando las líneas rectas, creando un ambiente más orgánico, pero también idílico y mágico.

Además del diseño de personajes, fondos y escenarios, la animación de Wolfwalkers destaca por su sensación orgánica. Aunque se utilizaron técnicas que requieren de una computadora, el trazo final que vemos en pantalla provienen de imágenes hechas a mano; a propósito se dejaron los trazos de los dibujantes visibles, no sólo para darle esa sensación artesanal, sino porque en ciertos momentos de la película, la dirección de los trazos y esa “suciedad” visual brindan un dinamismo muy parecido al que se hizo en La Princesa Kaguya (2013) de Studio Ghibli.

Te puede interesar: Seis películas animadas que retratan infancias adversas

En el apartado sonoro, la música original compuesta por Bruno Coulais (además de la presencia de la popular cantante noruega Aurora y la banda folklórica Kila) con una fuerte presencia de texturas de cuerdas metálicas de violines, así como de buzukis, arpas percusiones y tin whistles, completa la experiencia fantástica que Cartoon Saloon nos ofrece. Sin exagerar, Wolfwalkers vuelve a posicionar a Cartoon Saloon como uno de los estudios de animación más interesantes en la actualidad.

El 16 de abril del 2021 la película fue galardonada con el premio Annie (El “Oscar” del mundo de la animación) a Mejor Película Independiente, Mejor Dirección, Mejor Diseño de Personajes, Mejor Diseño de Producción, Mejor Actuación de Voces (en inglés), y en la 93.ª edición de los Premios de la Academia  está nominada en la categoría de Mejor Película Animada.

Wolfwalkers se encuentra disponible en AppleTv+ y aguarda su estreno en salas en algún momento del 2021.

Deja un comentario