Cinco destacadas actuaciones de Will Smith

Por: Erik León

Siempre que se mencionan actores a quienes es imposible que el público odie, el nombre de Will Smith está presente. Un intérprete que inició su carrera como comediante de la popular serie El príncipe del Rap, la cual le dio el cariño de la audiencia, pero no así la seriedad para que ser considerado un buen actor.

Muy al inicio en su carrera en Hollywood le daban papeles relacionados a la acción/comedia, por lo que todavía hay quien dudaba de sus capacidades histriónicas. Sin embargo, Will Smith demostró en varias ocasiones que con un guion de calidad y con la ayuda de un buen director que sacaran lo mejore de él, podía entregar actuaciones para recordar.

En este listado de recomendaciones no encontrarás sus películas más taquilleras como El día de la Independencia o Soy Leyenda, ni tampoco sus cintas más conocidas como Hombres de Negro o Bad Boys;  se trata de cinco de sus actuaciones más interesantes.

Seis grados de separación ( Fred Schepisi, 1993)

Una de las películas más desconocidas del actor, dado que ocurrió dos años antes de que se diera a conocer como un héroe de acción con la primera película de Bad Boys. Si bien Seis grados de separación está lejos de ser una cinta perfecta, cuenta con un guion original y los primeros destellos de una buena interpretación de Will Smith,  quien se mete en la piel de un joven homosexual que busca introducirse hábilmente en el mundo de los marchantes de arte neoyorquinos, haciéndose pasar por el hijo de uno de ellos.

Lo que más vale la pena en este título son las actuaciones de los tres protagonistas: Donald Sutherland, Will Smith y Stockard Channing, interpretación que le valió una nominación al Oscar como Mejor Actriz. También tenemos a Ian Mckellen en un rol secundario, y a la banda sonora realizada por Jerry Goldsmith vale la pena ponerle atención.

La verdad oculta (Peter Landesman, 2015)

En esta historia basada en hechos reales, Will Smith interpreta al doctor Bennet Omalu, un neuropatólogo forense quien descubrió el síndrome postconmoción cerebral que tanto daño causó a numerosos jugadores de fútbol americano, provocando incluso el suicidio de muchas estrellas de la liga NFL afectadas por el síndrome.

¿Merecía Smith una nominación por esta interpretación?, está abierto a debate. Lo que sí es que la cinta logró entrar en polémica con la misma NFL, a la cual no le hizo nada de gracia que se estrenara esta película. El actor se ve cómodo interpretando a este personaje de nacionalidad nigeriana que le generó un reto igualar el acento.

En búsqueda de la felicidad (Gabriele Muccino, 2006)

Película dirigida por Gabriele Muccino que le valió una nominación al Oscar como Mejor Actor. La película sólo recibió cuatro candidaturas, tres de ellas para Smith; Oscar, Globo de Oro y Premio del Sindicato de Actores. Con el paso de los años se ha reconocido que el largometraje fue poco valorado cuando se estrenó, y que Will era merecedor de al menos de un premio.

Esta fue la primera película del director italiano fuera de su país, y pasó la prueba con creces: desarrolla con fluidez los conflictos dramáticos, y equilibra el optimismo de la historia con un tono un poco hiperrealista. La historia es el clásico sueño americano que hemos visto en otras cintas, pero la manera en la que es contada, y las actuaciones de Will Smith y su hijo, desbordan naturalidad y simpatía.

Will Smith interpreta a Chris Gardner, un vendedor con talento, pero su empleo no le permite cubrir sus necesidades más básicas. Tanto es así que acaban echándolo, junto a su hijo, de su casa. Ambos tendrán que afrontar muchas adversidades para hacer realidad su sueño de una vida mejor.

Siete Almas (2008)

La mancuerna de trabajo entre Will Smith y el director Gabriele Muccino había sido todo un éxito en En búsqueda de la felicidad, por lo que quisieron repetir la misma fórmula, pero ahora con menos suerte. Siete almas es de esas películas llenas de drama pero que no terminan por atrapar al espectador. Si se encuentra en esta lista es básicamente por que ayudó a demostrar que Will puede ser un buen actor dramático siempre que se lo proponga.

En esta historia interpreta a Ben Thomas, un inspector de Hacienda de Los Ángeles que se pone en contacto con algunas personas para ayudarlas, pero las razones que lo mueven a actuar así son un misterio.

Ali (Michael Mann, 2001)

Fue la primera vez que Will Smith fue candidato al Oscar como Mejor Actor en la que muchos consideran como su mejor interpretación hasta la fecha. Si eres amante de las historias de boxeo, ya debiste haber visto Ali. Smith interpreta al legendario boxeador Muhammad Ali, captando el carisma de un hombre que abrió camino en la conciencia estadounidense.

El director Michael Mann logra llevar a la pantalla una cinta sobresaliente de la vida del famoso boxeador. Will Smith cuenta con una impecable caracterización y un notable esfuerzo físico que abarca kilos de más, peleas reales y un nuevo registro interpretativo con el que Smith consigue casi calcar la arrogancia de Alí y su forma de moverse en el cuadrilátero.

Deja un comentario