Con celulares y en vertical: las nuevas formas del cine

Quizá el origen del móvil como herramienta para hacer películas se establece a partir del primer iPhone; la cámara no era la mejor, pero la semilla estaba plantada.

La lista de películas hechas con este recurso es cada vez más amplia, destaca Tangerine (2015) de Sean Baker, pionera alabada por la crítica, realizada con un IPhones 5s. En el caso mexicano está Oso Polar (Marcelo Tovar, 2017), que se convirtió en la primer película mexicana rodada en su totalidad con un teléfono.

Estas producciones comparten una particularidad: están hechas en el clásico formato horizontal. Hacer cine en celular aún está en cierta medida estigmatizado, y qué decir de la modalidad vertical, la cual tampoco está vista con buenos ojos. Sin embargo, han surgido propuestas que desafían a las convenciones; en el siguiente video hacemos un recorrido por varios ejemplos:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s