Los retos del último capítulo de Game of Thrones

Por: Carlos Zenil  

Han sido dos semanas muy polémicas respecto a Game of Thrones, capítulos que han tenido la enorme tarea de liberarse de la que parecía ser la trama más grande en el arco final de la serie: los vivos contra los muertos. Ahora, con ese tema completamente cerrado, y hasta cierto punto maltratado, nos centramos en lo meramente político y en el reclamo del Trono de Hierro. Tenemos dos frentes, el de Cersei y el de Daenerys.

Esta última vive una auténtica crisis, con el descubrimiento de la verdadera identidad de Jon Snow, la falta de empatía de todos hacia ella, el choque con Sansa y la pérdida de su segundo dragón, así como la de su mejor amiga. Todo eso deriva en una serie de acontecimientos que vienen premeditados, algunos están agarrados con pinzas por los guionistas, y otros los metieron ahí porque ya no quedaba de otra.

Pero, ¿lo que está pasando en la serie es tan malo? No, no lo es. El problema no es lo que está sucediendo, el verdadero desastre es el cómo. Aquello que era tan importante para el desarrollo de este final épico se ha topado con serios problemas de argumentación, pero sobre todo con agujeros negros de coherencia narrativa. Y miren que indignarse porque a Daenerys la han llevado de la idolatría al radicalismo total, tampoco va.

Porque la Reina Dragón lleva varias temporadas pretendiendo quemar ciudades enteras. Hagamos memoria, lo hizo en Astapor y lo intentó en Yunkai (pero fue persuadida dos veces por Sir Jorah) y cuando regresó a Meeren después de volver con la horda Dothraki y fue detenida por Tyrion. Todos recordamos cómo quemó vivos a los Tarly sin ningún tipo de reparo. Y por último ¿recuerdan estas líneas? “Cuando mis dragones crezcan, retomaré lo que se me ha robado y destrozaré a aquellos que me han hecho mal, quemaré ciudades hasta sus cimientos. Dadnos las espalda y os quemaremos a vosotros primero” Esto sucedió en el capítulo 4 de la temporada 2, cuando intenta entrar a Qarth y es rechazada por los Trece. Por lo tanto, no nos demos golpes de pureza cuando la semilla siempre estuvo ahí.

El inconveniente de tal arco y del resto es el cómo suceden, lo cual es responsabilidad de Weiss y Benioff, productores del show en HBO. A continuación enlisto las tramas que Game of Thrones debería cerrar en este último capítulo.

1.- Jon Snow.- Personaje al que esta última temporada se le ha maltratado muchísimo. Ha pasado de ser un protagonista a tener diálogos planos. Como si no supieran qué hacer con él y lo metieran de apoco en pequeños boquetes. Nos queda resolver el motivo por el cuál ha resucitado; su postura e inclusión deben ser fundamentales en este capítulo final. Todo lo que ha hecho la mujer que ama va en contra de lo que es y representa.

2.- El Norte.- Sansa y Bran nunca callaron el verdadero origen de Jon Snow…falta ver en qué posición quedan. Todos sabemos que aquellas visiones que Bran tenía en pasadas temporadas de la sombra de un dragón sobrevolando King’s Landing, corresponden a Drogon y Daenerys antes de que ésta queme la ciudad. ¿El pequeño de los Stark ya sabía el destino de la ciudad? ¿Tendrá algún papel que jugar en esto?

3.- Arya Stark.- Fue sacudida por el Perro al no dejarla consumir su venganza contra Cersei (buen giro), y en cambio la vimos intentando salvar vidas inútilmente casi a costa de la suya. Ahora pareciera que sus metas han cambiado mientras observa con horror el terror causado por Daenerys. Al final un Caballo blanco (Otro Deux Ex Machina, mal ahí) llega milagrosamente para que pueda huir. El arco de Arya está sobregirado. Consecuencia de haberle dado el cierre de cargarse al Rey de la noche. Creo que será pieza clave para concluir este capítulo final pero hasta ahí, ya veremos a dónde la llevan.

4. Tyrion, el último de los Lannister.- Ya finiquitadas las tramas de Cersei, que después de la caída del Rey de la noche parecía que sería la máxima villana y de Jaime, quien después de subir al norte al vuelve a su hermana, porque su destino es dejar este mundo junto a la persona con la que llegó a él. Sin lugar a dudas Lena Headey, Nicolaj Coster – Waldau y Peter Dinklage, nos dejan siempre las mejores escenas y los mejores momentos. Sus personajes nos muestran la mejor construcción de un antagonista y la talla de sus interpretaciones (el vacío de coherencia en screenplay fue disimulada por su exquisito trabajo). Sin embargo queda ver el cierre que le dan a Tyrion, otro personaje que fue llevado a error tras error y hasta ser catalogado como un estúpido en sus últimos movimientos. Esperemos que le den un cierre digno.

5.- ¿Y el resto de Westeros?.- Antes de ser ejecutado por traición, vimos a Varys escribir varias cartas destinadas a no sabemos quién, comunicando el verdadero origen de Jon Snow y de paso también nos dimos cuenta que muy posiblemente la Araña intentaba envenenar a Daenerys por medio de sus pajaritos; todo queda bruscamente ahí porque el Señor de los susurros es ejecutado por traición y abrazado por el fuego de Drogon. Sin embargo, la conclusión de saber a quién se dirigieron esas cartas es algo que el último capítulo de esta saga nos debería contestar.

6.- Daenerys y la parábola Targaryen.- Ya desglosamos la radicalización de la Reina Dragón y lo que conlleva a eso, ahora el punto es lograr concluir los motivos y sobre todo los pasos a seguir que Daenerys llevará a cabo en los últimos 80 minutos. Queda ahí, esa temporada 2 en la que ella tiene una visión de la sala del trono destruida sobre una nevada… ¿Ya se habrán fijado que en el avance del último capítulo también neva? Pues nada, quedan resolver los motivos y sobre todo las consecuencias que le traerán a Khaleesi sus últimas decisiones y si en realidad su destino es unirse a la trágica historia de su familia.

7.- Epílogo.- Por último el cierre de la trama en general. Weiss y Benioff llevan casi 10 años haciendo un trabajo excelente, no se puede negar, claro que no olvidaremos la manera brusca y express a la que estamos llegando al final. Permanece como pregunta al aire, si como siempre sucede en Hollywood, el aspecto comercial se impuso de todas todas, pero independientemente de esto, hay una cosa que queda clara. Más que llegar a la meta, lo importante es cómo llegas a ella. Aunque de por medio haya fuego y sangre, porque como decía Tywin Lannister; mañana, todos nosotros seremos polvo, el legado es lo que permanece.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s