Beyond the wall

Por: Carlos Zenil 

Mención especial se lleva la producción del penúltimo episodio de por su exquisito trabajo en las heladas tierras de Islandia. Siempre es de agradecer el uso de locaciones reales, acompañado de una gran trabajo de post producción con todo el CGI que vemos en Beyond The Wall. La cinematografía de Jonathan Freeman, otro enorme acierto que embona rayando en la perfección.

Jon y compañía han cruzado el Muro desde Eastwatch by The Sea para capturar a un muerto del ejercito del Rey de la Noche. Misión suicida a todas vistas, pero necesaria para lograr la más grande alianza que Westeros haya visto en miles de años. Mezcla de salvajes, caballeros, bastardos y forajidos, que sin duda en su larga caminata tienen mucho que contar entre sí.

Grandes líneas en este capítulo, sobre todo por Tormund, que no duda ni un segundo en hacer comentarios cargados de ironía con el mejor humor negro; a pesar de la socarronería del pelirrojo, hay personajes en esta larga caminata que no se sienten muy a gusto con la compañía que los rodea, es el caso de Renly, que no puede olvidar que Sir Beric Y Thoros lo vendieron a Mellisandre.

Bajo una poderosa tormenta de nieve, Jon y compañía ven a lo lejos un gigantesco oso de ojos azules, miembro sin duda del ejercito de los muertos. Aplausos tangibles al departamento de efectos especiales, porque el CGI es de gran calidad. Ataque sin cuartel del oso muerto que rodeado de fuego por las impresionantes espadas de Beric y Thoros, hiere gravemente a este ultimo. Sin duda están cerca de su objetivo.

En las tierras del eterno invierno, Jon y los otros han encontrado un pequeño destacamento de muertos liderados por un caminante blanco, gran oportunidad de lograr su objetivo y mientras lo llevan acabo, Jon se enfrenta nuevamente a un Caminante, ya que el es único que porta una espada de acero Valyrio, y justo cuando lo vence, casi todos los muertos caen sin más alrededor de Sir Jorah y los demás, algo que no debe pasar desapercibido para el futuro.

Mi única queja grave de esta temporada son sus líneas de tiempo sumamente aceleradas por la clara falta de espacio al tener solamente siete capítulos. 

Ya al final, más allá del muro uno a uno van despertando en la pequeña isla mientras siguen rodeados, la noche, las heridas y el ron se han llevado la vida de Thoros, mientras Sir Jorah y Jon comentan la caída de los muertos al momento de la destrucción de un caminante blanco, detalle que Sir Beric comprende en que todo pasa por destruir al Rey de la Noche, algo que por pura intuición sabemos que en ese momento es imposible.

Mientras la ociosidad y estupidez de El Perro nos causa una risa inevitable, nos damos cuenta que el lago ha vuelto a congelarse y el ejército de los muertos puede moverse a libertad, últimos movimientos en la lucha por sobrevivir donde la misión pasa a segundo plano, duras secuencias donde vemos a caer a varios salvajes y a Tormund a punto de morir si no es por Clegane, es ahí donde el Rey en el Norte les ordena retroceder, lo más que puedan, ya es imposible defenderse contra miles de muertos, comienza a respirarse resignación de parte de todos, cuando de repente en un movimiento evidente y claramente predecible pero sumamente espectacular, llega Daenerys con sus tres dragones, mientras estos comienzan a escupir fuego por todos lados, para ,poder abrir un perímetro sobre los sobrevivientes y rescatarlos lo más pronto posible, el poder de los tres dragones es incuestionable, peor a pesar de su majestuosidad, el Rey de la noche equilibra la batalla al herir mortalmente a Vyseris.

Así, sin más vemos morir por primera vez a un dragón y el rostro de la última Targaryen lo dice todo, ha perdido a uno de sus hijos, pero a pesar del espectacular shock no hay tiempo para relajarse, ya que el Gran Otro está a punto de cargar contra Drogon también, algo que Jon advierte a Daenerys mientras intenta correr hacia ella, un poco de más drama, por si no es suficiente, ya que El bastardo de Wonterfell, no logra subir al dragón y lo vemos perderse en la laguna justo igual que Viserys.

Ya en el barco Targaryen y mientras Sir Davos y Renly tumban a Jon, Daenerys contempla la escena y comprueba que el Rey en el Norte tiene profundas heridas que seguramente platicaran en un futuro. Jon despierta y encuentra a una Reina que busca consuelo, consuelo que éste le da, la química entre los dos es total, es hasta evidente que en las escenas que comparten, si somos atentos, ya hay un soundtrack especial.

El Rey en el norte por fin ha doblado la rodilla, argumentando que Dany es su reina, su aliada y si por el fuera todo lo demás, la hermosa Reina se ha ganado la lealtad del bastardo a cambio del evidente amor de ella, aunque haya perdido a uno de sus hijos en ese tortuoso camino. Su hijo dragón que descansa en la laguna de las tierras muertas y qué es arrastrado a la superficie por los muertos, mientras la personificación de la muerte lo despierta para unirse a el cómo la más poderosa arma.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s