The Spoils of War

Por: Carlos Zenil

The Spoils of War, dirigido por, es el capitulo más corto de esta séptima temporada. Probablemente estamos ante el capitulo con más desarrollo en un buen tiempo, pero sobre todo, ante el más espectacular desde La batalla de los bastardos.

Saliendo de Highgarden y de ese movimiento con pinzas de parte de Jaime Lannister, es tiempo de tomar los botines de guerra, que tanto necesita Cersei para volver a poner de su lado al poderoso Banco de Bravoos. Qué crucial se han vuelto los movimientos de Cersei, ahora lo sabemos con toda certeza, la difunta del Rey Robert planea darle mate a Daenerys contratando a la Compañía Dorada. Aquellos que no estén muy familiarizados con este nombre, no los culpo. En Game of Thrones se le ha dado muy poca mención a esta compañía de mercenarios de Essos, pero en los libros son esenciales, sobre todo al final del último. Va cerrando la pinza en su estrategia bélica.

Uno de los puntos que debo reconocer de esta temporada es que ha tenido grandes guiños con la primera; no es coincidencia ver a Peter Baelish charlando con Bran y tratando de ganar la confianza del nuevo Cuervo de Tres Ojos, regalándole la daga que comenzó todo, aquella elegante arma con la que quisieron matarlo. Pero Meñique está en evidente desventaja, Bran sabe demasiado, conoce el caos que Baelish ha hecho.

Todavía en Winterfell, Arya ha llegado a casa y a pesar de hallarse con el escepticismo de los guardias, Sansa la encuentra allá donde su intuición la lleva. Sin duda estamos en la temporada de los reencuentros. Ya en el bosque de los dioses uniendo partes con Bran, nos damos cuenta que nadie comprende por completo qué sucede con el pequeño Stark, ya lo vimos en Meera al despedirse de él. Todo ha cambiado tanto en Winterfell que parece un sueño atascado, con Meñique en medio de todo. Sin duda irá subiendo la temperatura de este desarrollo.

Daenerys sigue en su pequeña danza personal con Jon Snow, visitando por primera vez aquella cueva llena de vidriagón, donde el Rey en el Norte le muestra figuras talladas por Los Niños del Bosque, su camino, su guerra, se vuelve a cruzar en el presente. El bastardo está convenciendo de a poco a la Reina Dragón, aunque ella empecinada en lo suyo, quiere a cambio la lealtad del Norte. El ritmo de las escenas de Jon y Dany bailan con energía diferente, creo que es obvio hacia dónde intentarán llevarnos, sin embargo pienso que han sido necesarias. Casi para romper el encanto, Tyrion tiene que traer las pésimas nuevas, lo ocurrido en Highgarden es un duro golpe a la a la causa, así como poco trascendental la toma de Casterly Rock, la supuesta ventaja de la última Targaryen se esfuma. Es por eso que regresa el carácter de La Khalessi que tanto se le extrañaba, está harta de planes astutos, sabe que tomar lo que es suyo por derecho requerirá sangre y su paciencia se ha terminado, la hija del Rey Loco se ha caracterizado siempre por su agresividad, muy típica de la sangre que lleva. Sin embargo habíamos visto un Tyrion suficientemente diplomático para contenerla, parece ser que eso ya no será así.

En los patios de Winterfell, ya veíamos que Brienne se toma en serio el entrenar a Podrick, y como un recurso de guion evidente, Arya quiere entrenar también, no me malinterpreten, para mí es un gran acierto esta escena y aunque no negaré que ya se sabía desde hace meses de la existencia de esto, temía por su desarrollo, pues nada. Les ha quedado más que sobresaliente. El conjunto de ingredientes, con Sansa, Meñique y el asombro de Brienne a las habilidades Bravoosis de Arya serán fundamentales, estoy seguro.

Siguiendo con otro recurso de guion, vemos a Jon Snow recorriendo Dragonstone, bastante ansioso para contenerse, pero utilizando la recomendación de Tyrion, de conocer a los aliados de Daenerys y así convencerse de que ella se ha ganado la lealtad de toda esa gente, independientemente de su legitimo reclamo al trono. Y es aquí donde viene mi única queja a este épico capitulo. La llegada de Theon a Dragonstone después de haber sufrido esa aparatosa derrota a manos de Euron Grevjoy. Los aliados Grevjoy de Daenerys están prácticamente acabados, pero están ahí para pedir ayuda a la Reina Targaryen, es por eso que Theon se topa con Jon después de tantos años, después de todas las atrocidades que éste hizo al traicionar a Robb. Está claro que el bastardo de Winterfell está al tanto de esto, pero el encontronazo que yo esperaba entre ellos, se quedó en muy poco. El Rey en el Norte sabe que Theon ayudó a Sansa en su escape de los Bolton, pero para mi, su desprecio hacia Hediondo se quedó corto. Ya bajo las preguntas de Sir Davos, Theon se entera que la Reina partió, y a pesar de que los desplazamientos geográficos en esta temporada, están siendo demasiado veloces para la extensión territorial que tiene Westeros, aquí llega lo mejor de The Spoils of War.

Todos los que conocemos la obra de George R Martin sabemos que el ejército Lannister probablemente sea el más numeroso y mejor adiestrado de los Siete Reinos. La estrategia de Jaime en el asalto a Highgarden fue prácticamente perfecta.

Pero toda la infantería de Sir Jaime sigue en camino hacia las Tierras de la Corona en aparente tranquilidad cuando Bronn hace notar a todos que un ruido estremecedor se escucha en el horizonte, no cabe duda, están por caer en una emboscada. Siguiendo con los guiños que esta temporada tiene con las anteriores, es imposible no recordar las palabras del Rey Robert Baratheon “Solo un estúpido se atrevería a enfrentar a los Dothraki en campo abierto”.

Robert fue un pésimo Rey, pero siempre un excelente comandante y su sabiduría en este tema era total. Es verdad que Jaime se planta a hacerles frente con su mejor ejercito, pero casi para derretir toda esperanza, se escucha el verdadero terror del que no hay escapatoria, Drogon montado por Daenerys aparece justo arriba de todos sus Jinetes de Sangre y sin piedad, reparte Fuego y Sangre a diestra y siniestra, es un desastre, una masacre más que una batalla, donde las tropas del León dorado se ven aplastadas por todos lados, espectaculares escenas que fueron grabadas en Extremadura, España.

Mientras continua la aplastante victoria de la hija del Rey Loco, vemos a Tyrion, acompañado de algunos Dothraki, contemplar la trágica escena a distancia, sin duda igual de impactado y en total desaprobación por tan despiadada jugada de su Reina.

Pero la causa de Cersei parece tener un pequeño golpe de suerte al herir a Drogon con el escorpión de Qyburn, y cuando creemos que no podemos ver algo más dramático que ver caer al poderoso dragón de Daenerys con ella detrás, la última de los Targaryen controla a su bestia para quemar la casi fatal arma Lannister y aterrizar junto a una laguna para liberar a Drogon de la inmensa lanza que lo impactó. Gran susto para Tyrion a lo lejos, pero no ha terminado. El rostro de Jaime lo dice todo, el impacto y la conmoción de ver a sus tropas bañadas por el fuego de Dragón lo llenan de furia.

Épico final de capitulo, que puso de cabeza a más de uno seguramente y donde vemos que Daenerys Targaryen a base de terror, ha inclinado la balanza hacia ella. Sin duda se viene un cierre espectacular en esta corta temporada, en la que ha renacido el poder Targaryen, aquel poder que en el pasado unificó reinos y conquistó tierras, que derrotó enemigos para forjar el Trono de Hierro, aquel Trono que valdrá poco cuando el verdadero enemigo vaya por todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s