Road Movies

Por: Sebastián Ortiz Casasola y Leticia Arredondo

Estar en una carretera en medio del desierto, conduciendo un poderoso automóvil, es quizá el sueño de muchas personas. Aquellas a quienes sólo les interesa presionar el acelerador y escapar…o llegar a un sitio, y no siempre precisamente físico. En el cine, tal experiencia ha sido retratada un gran número de veces en lo que conocemos como “road movies”. En ellas, el camino suele ser más importante que el destino; ahí, en la carretera, se dibujan aventuras, pero también se desdibujan alegrías entre tragedias y decepciones.

5. ¿Y tú mamá también?  (Alfonso Cuarón, 2001)

La película más icónica del cineasta mexicano. Exquisita mezcla de juventud, amistad, y de un deseo de escape a cualquier sitio lejos de las expectativas morales de la alta sociedad mexicana; todo bajo una fotografía natural y en la que los actores más importantes de la generación muestran una amistad aparentemente infranqueable ante toda adversidad.

Tenoch y Julio, interpretados respectivamente por Diego Luna y Gael García, realizan un viaje acompañados de una española a una playa desconocida. En aquellas horas en la carretera, cada uno da detalles de su propia vida, lo cual llevará a que se conozcan realmente; con esto se plantea una interesante premisa: conocer al otro puede ser la peor forma de alejarse de una persona. Es de las películas más importantes del conocido “Nuevo cine mexicano”.

4. Little Miss Sunshine (Jonathan Dayton y Valerie Faris, 2006)

Una familia disfuncional cuya hija menor tiene el deseo de participar en un concurso de belleza infantil. Aunado a esto, la mamá tiene que encargarse de cuidar a su hermano, quien trató de suicidarse. Todos los planes cambian cuando la niña es seleccionada en el certamen y deben llevarla hasta la soleada California. A bordo de una combi, la familia completa va hacia la competencia donde sucederán todo tipo de experiencias y fuertes golpes a los planes que uno se traza para el futuro.

3. Natural Born Killers (Oliver Stone, 1994) 

Cuenta la leyenda que Quentin Tarantino vendió dos guiones para poder financiar su ópera prima Reservoir Dogs (1992). Uno de éstos llegó a manos de Oliver Stone, quien lo modificó para terminar siendo la historia satírica y crítica sobre dos asesinos que circulan por las carreteras de Estados Unidos.

El amor que se profesan estos dos personajes y la mediatización de sus crímenes muestran sin pedantería la pobreza cultural de un cierto sector estadounidense. Tarantino la odia, pero es sin duda una gran película y las actuaciones de Julliete Lewis y Woody Harrelson son memorables.

 

2.Wild at heart (David Lynch, 1990) 

El maestro Lynch, fiel a su estilo, nos presenta a una pareja de forajidos interpretados por Nicolas Cage y Laura Dern, mezclando la inspiración de las películas de Elvis Presley con elementos surrealistas. Todo sucede después de un escape de la cárcel hacia Nueva Orleans y una persecución para acabar con Sailor (Nicolas Cage). Ganadora de la Palma de Oro de Cannes en 1990 tiene todos los elementos necesarios de una road movie.

1. Easy Rider (Dennis Hopper, 1969) 

Un par de motociclistas emprenden un viaje cruzando Estados Unidos con el fin de llegar a Mardi Gras, con el dinero suficiente que puede ofrecerles el tráfico de cocaína. Con los paisajes desérticos del país del norte, la película se convirtió en un ícono de la contracultura biker. Catapultó la carrera de Dennis Hopper y hasta la fecha es la road movie más destacada.

Sí, amigos, es un top 5, pero creemos que a esta lista no le caerá mal un par de títulos más.

Dulzura americana (Andrea Arnold, 2016) 

La crudeza y el goce enmarcados en una fotografía impecable, que aprovecha al máximo la hora mágica para destacar los rostros de sus personajes, jóvenes que recorren las carreteras de los Estados Unidos con el objetivo de vender suscripciones de revistas, ¿el motivo? Ilusiones desvanecidas a una corta edad, exigencias no cumplidas, un ambiente familiar violento, y muchas razones que suelen quebrar la adolescencia.

Sin exageraciones muestra lo sombrío de la juventud occidental, una juventud que habita un lugar en el que el dinero es primordial, donde cada segundo cuesta.

Marihuana, alcohol, y un soundtrack que suena bastante fuerte, son imprescindibles en la carretera. Cuenta con una muy disfrutable actuación de Sasha Lane.

Güeros (Alonso Ruizpalacios, 2014) 

Una historia de contrastes en todo sentido, en la que destaca la relación de dos hermanos, uno residente en la capital de México y otro en Veracruz. Uno güero y el otro no. El primero completamente desubicado y el segundo, conocedor del orbe capitalino.

Quizá la película mexicana más destacada del 2014, en la que cuatro jóvenes recorren las avenidas de la Ciudad de México en búsqueda de un rockero que no es precisamente una estrella de la escena.  A Alonso Ruizpalacios le resulta inevitable mostrar el descontento social universitario y la distinción de clases.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s