El Ziggy que vino de las estrellas

man-who-fell-blu-ray3

Por: Citlalli Vargas Contreras

Bowie. Tan sólo el apellido de un ser al que no es posible definir porque sería encuadrarlo dentro de marcos que él no aprobaría, remite a pensar en melodías cósmicas llenas de polvo de estrellas, en vestuarios extravagantes traídos probablemente de pasarelas en Venus, en ojos disparejos pero llenos de magia. En fin, en un hombre que nunca perteneció a este planeta pero que pasó 69 años viviendo aquí para dejarnos un legado artístico y humano que forma parte del alma de muchos, quienes con cariño podemos llamarlo David simplemente, sin sentirnos culpables por faltarle al respeto.

Man-Who-Fell-To-Earth-poster

Me atrevo a decir que la mayoría lo conocimos por su música, sin embargo, no es una sorpresa que siendo alguien tan multifacético, David buscara expresarse también a través del séptimo arte. Y nuna de esas aproximaciones al cine resultó El hombre que cayó a la tierra.

El título le cayó como anillo al dedo al cantante. David interpreta a Thomas Jerome Newton, un hombre que llega a la Tierra con el afán de recolectar agua para llevarla a su planeta, Anthea, el cual atraviesa una severa sequía.

Luego de asociarse con un abogado de patentes, Newton funda World Enterprises Corporation y comienza a hacerse de una riqueza que será necesaria para poder construir una nave espacial capaz transportar el vital líquido a su lejano hogar. De un momento a otro, el extraterrestre conoce a Mary Lou (Candy Clark), una jovencita sencilla y linda pero solitaria que trabaja en un pequeño hotel. Ambos, en su soledad, crean rápidamente un lazo afectivo que los lleva a iniciar una relación.

Como suele pasar gracias el amor, Newton se vuelve un explorador, un terranauta que comienza a aprender de la vida y a volverse cada día más humano: va a la iglesia, descubre ciertos placeres mundanos como el alcohol y el sexo y sus pies se siembran cada vez más en la Tierra de la mano de Mary Lou, al tiempo que también cultiva una amistad con el Dr. Nathan Bryce, quien trabaja para él en su corporación. No obstante, de una manera súbita y un tanto violenta, Bryce descubre el origen alienígena de su amigo, lo cual orilla a este último a revelarle el secreto a Mary Lou, quien, horrorizada, entra en shock. Su amante prefiere dejarla y marcharse.

Captura de pantalla 2016-02-08 a las 22.27.03

La crisis deriva en que Newton se hunde en el alcohol y se vuelve adicto a los programas de televisión pero, a pesar de esto, logra terminar su primera misión: la nave espacial que rescataría a su planeta. Este suceso lo lleva a los reflectores y principalmente lo pone en el ojo del gobierno, quienes deciden capturarlo y hacer con él inhumanos experimentos para entender su naturaleza extraterrestre. Luego de años, y después de un breve y vacío reencuentro con Mary Lou, logra escaparse. Pero su fracaso al intentar salvar su hogar y la soledad que le causa estar atrapado en la Tierra hacen de él un ser absolutamente deprimido, sin esperanzas, que termina rindiéndose ante la vida terrestre.

Es interesante cómo una película sobre un alienígena puede enseñarnos tanto sobre la propia humanidad y características de ésta que han perdurado a través de los tiempos, como el miedo a aquellos que nos son diferentes o la manera en la que el enamoramiento y luego el amor, cambia violentamente nuestra perspectiva respecto al entorno. Incluso la pérdida de esperanza cuando el fracaso parece inminente; es algo tan humano que no concebimos que otros seres puedan sentirlo.

A diferencia de Newton, David, durante su estancia en la Tierra, nunca se sintió de esa manera, o al menos jamás lo reflejó. Siempre pareció disfrutar de lo que hacía porque hacía lo que quería sin importarle lo que dijeran o pensaran los demás de él. Entendió fácilmente que la vida terrestre es corta aunque parezca larga, y que se debe aprovechar en ser uno mismo para poder decir que se vive, y no sólo existir como un ente pasivo. Aun con sus extravagancias y sus vuelos, siempre supo mantener una buena relación con la gravedad y no perder de vista el piso.

Por eso es que David logró mostrarnos que estaba bien venir de otros planetas y ser diferentes, porque al final, un día nos iremos de aquí a nuestras estrellas de origen y nadie quiere viajar por el infinito cosmos sin tener historias que contar.

Ficha técnica 

Título original: The Man Who Fell to Earth

Dirección: Nicolas Roeg 

Música: John Phillips, Stomu Yamashta

Fotografía: Anthony Richmond.

Guión: Paul Mayersberg, Walter Tevis.

Reparto: David Bowie, Ryp Torn, Candy Clark, Buck Henry. 

Año: 1976.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s