Lee Miller, fotógrafa surrealista

Lee-Miller_03
Lee Miller (segunda por la derecha) con otras corresponsales.

Por: Leticia Arredondo (@leetyAV)

El retrato fotográfico, por más espontáneo o planeado que sea, delinea emociones que tal vez con palabras sería intrincado describir; también atesora el resplandor de una mirada, y de alguna forma, es la pista de un momento histórico.

Una fotógrafa que desde los años veinte hasta los sesenta formó un cúmulo de retratos fue Lee Miller, quien atravesó por dos mundos sin duda extrapolados: la guerra y la moda. Mientras el porvenir se arriesgaba en el campo de batalla, y durante cada disparo (de una arma de fuego o de una cámara fotográfica), la tranquilidad péndulaba entre la vida y la muerte, dentro de un estudio fotográfico, el que poseía la cámara controlaba tanto la luz como a los protagonistas. El tiempo en ambos universos se concibe diferente. En la moda, un segundo es la mínima parte de largas horas de sesión para embellecer la textura de una prenda y posicionar un estilo. En los enfrentamientos bélicos, en el mismo lapso de tiempo se define el futuro de un ejercito, de una sociedad civil y del propio fotógrafo.

lee-miller1

Sin embargo, hay capítulos en los que la guerra y la moda no se hallan del todo separados. Se unen por personajes movidos por la vehemencia hacía la imagen, como la ya mencionada Lee Miller, de quien por primera ocasión su obra llega a América Latina. El lugar: el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México.

Modelo, fotógrafa surrealista y fotógrafa de guerra, su nombre se repite en diversos episodios artísticos de Nueva York, Alemania, París e Inglaterra. La exposición Leer Miller, fotógrafa surrealista muestra la diversidad del trabajo de la artista en seis partes: Man Ray: amor y pareja creativa, El estudio en Nueva York, Trabajo independiente en Egipto, Londres bajo las bombas durante la Segunda Guerra Mundial, La liberación de Europa, Amarga desilusión después de la guerra y Vida en Inglaterra: artistas y amigos.

expomiller

Lee Miller fue modelo de su propio padre y después de las páginas de la revista Vogue. Sin embargo, fue en París donde aprendió a expresar la rebeldía que la caracterizó desde pequeña. Esta vez no posó para las cámaras, sino echó mano de ella y debido a un accidente descubrió la solarización, técnica que fue un distintivo en sus fotografías, la cual consistía en exponer a la luz blanca la pieza que se encontraba en proceso de revelado. Con esto, se invierten los tonos y las zonas oscuras aparecen como zonas de luz, creando un borde definido entre las zonas contrastadas.

solarizacipon

Durante seis años fue parte del London War Correspondents Corp. Recorrió Francia, capturando los efectos del napalm en el asedio de Saint Malo, la liberación de París, la batalla de Alsacia y los campos de concentración de Buchenwald y Dachau.

Cada una de las partes de la exposición muestran cómo su trayectoria se desarrolló en contextos muy distintos, lo que nutrió a su trabajo de un sello especial. Un ejemplo es cuando terminó su relación con Man Ray y abandonó el estudio bohemio de Montparnasse para mudarse a Nueva York; en plena recesión económica montó, con su hermano como asistente, un estudio fotográfico al que acudían diversas celebridades como Joseph Cornell, Lilian Harvey y Gertrude Lawrence. Sus aires artísticos parisinos y el surrealismo hicieron de los retratos piezas especiales para los que acudian, especialmente para Joseph Cornell.

lee-miller-joseph-cornell-web
Joseph Cornell. Foto: Lee Miller

Su matrimonio con Aziz Eloui Bey la llevó al Cairo, donde desarrolló un trabajo más libre, sin alguna intención periodística o comercial. Debido a tal relación, Miller tuvo la oportunidad de retratar a Charles Chaplin, ya que era amigo de Aziz. Posteriormente se casó con Roland Penrose y tuvieron un hijo, Antony Penrose, quien en 1978 halló 60 mil negativos, fotos y manuscritos de su madre. A partir de entonces, se ha dedicado a difundir su obra en alrededor de 20 países.

LeMiller1D
Charles Chaplin Foto: Lee Miller

Pablo Picasso, Jean Cocteau, Leonora Carrington y demás artistas viven en las fotografías de Lee Miller. Incluso en la exposición se puede apreciar una imagen inédita en la que aparecen Leonora Carrington y Max Ernst al inicio de su relación y que, por acuerdo entre ambas artistas, no habría de publicarse hasta después de la muerte de la pintora.

Lee Miller, fotógrafa surrealista, se compone de casi 100 fotografías y forma parte de las actividades de Foto México. Estará en exhibición hasta el 21 de febrero de 2016. Se realiza en colaboración con el Lee Miller Archives y el apoyo del British Council, en el contexto del año binacional (UK-México).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s