El hombre de mimbre: un choque social y cultural

the-Wicker-Man-6

Por Geovanna Martínez

“En el árbol había una rama, y en la rama había un nido, y en el nido había un huevo, y en el huevo había un pájaro, y en el pájaro había una pluma, y en la pluma había una cama, y en la cama había una mujer, y en la mujer había un muchacho, y en el muchacho había una semilla y en la semilla había un hombre, y en el hombre había una tumba, y en la tumba había un árbol, y en el árbol había una rama…”.

¿Recuerdan aquella época en que se perseguía a mujeres por actos de brujería? Sí, aquella en que ciertas acciones se consideraban indecentes y paganas y, según la iglesia cristiana, debían ir a juicio para tener una condena de muerte, ¿Qué tal si hubiese sido al revés?

El Hombre de Mimbre (The Wicker Man), escrita por Anthony Shaffer y dirigida por Robin Hardy, trata de adentrarnos en un mundo como el que les sugiero; en una isla donde los cultos y el libertinaje son característicos de la religión que profesan.

El hombre de mimbre

Basándose en la novela El Ritual de David Pinner, esta película comienza como una simple historia policiaca: el sargento Neil Howie (Edward Woodward) llega a Summerisle para investigar la desaparición de una pequeña llamada Rowan Morrison. Lo insólito inicia cuando nadie en tal sitio nadie parece conocerla, incluso su propia madre. Sin embargo, Howie no cree palabra alguna de los habitantes y decide quedarse para hacer una investigación a fondo.

el hombre de mimbre 1El sargento es alguien con la moral y el cristianismo por delante, incluso confiesa ser virgen y que se reservará hasta el matrimonio, por ello mismo le ofende todo acto en Summerisle, calificando a sus pobladores como paganos, ya que mantienen relaciones sexuales al aire libre, a los niños se les enseña qué es el falo y las mujeres danzan desnudas para aumentar su fertilidad.

Durante su estancia, el protagonista de este filme de 1973 se da cuenta que Rowan sí existe y que será ofrecida como sacrificio a los dioses para que las cosechas mejoren; entonces decide usar uno de los disfraces del pueblo para no ser descubierto y poder llegar a la niña.

Poco a poco el espectador recolecta las pistas que se van dejando a lo largo de la película para arribar a un final inesperado: justo cuando pensamos que el sargento por fin salvó a Rowan, ella lo entrega a la gente de su pueblo. En este punto es cuando se descubre que todo estaba planeado: un hombre cristiano, con la moral en alto, virgen y que llegó voluntariamente a la isla, será introducido al hombre de mimbre junto a algunos animales de granja y se les prenderá fuego como parte del rito, mientras todo el pueblo canta y baila alrededor de ellos.

Robin HardyÕs THE WICKER MAN (1973). Courtesy: Rialto Pictures/ Studiocanal

El hombre de mimbre sorprende por lo inclasificable de su propuesta, Robin Hardy nos hacen creer que Summerisle existe. Y gracias a los ricos paisajes que Harry Waxman (fotógrafo) pudo capturar, además de la música folklórica de Paul Giovanni, logramos sumergirnos en una sociedad con una cultura muy distinta a lo que conocemos.

Shaffer y Hardy presentaron una historia con varias lecturas, en la cual hay referencias a los cultos paganos en contraste con la religión cristiana, lo que nos permite apreciar un choque social y cultural.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s