Sólo amigos, la vida después de Potter

Por: Orianna Martínez

Sólo amigos no es la película que intenta revolucionar la comedia romántica. Como toda chick flick, o mejor dicho guy flick (ya que es vista desde la óptica masculina) cumple a la perfección su objetivo: entretiene al público mediante una historia amena, sin complicaciones y utilizando siempre al amor como tema central.

Entonces, ¿qué tiene de especial esta película para dedicarle una entrada en Zoom F.7? Fácil, no se deja eclipsar por la gran fama de su protagonista, Daniel Radcliffe, a quien todos identificamos como Harry Potter. Resulta obvio que (para muchos) este factor es el principal atractivo para vender la película: la vida después de Potter. Pero ¿qué tan difícil es separar a Harry de Daniel? ¿Cuántas películas necesita protagonizar un actor para quitarse la imagen del personaje que lo lanzó al estrellato? Y como ejemplo tenemos a Mark Hamill en Star Wars, Linda Blair en El exorcista ,Macauley Culkin en Mi pobre angelito o Michael J. Fox en la trilogía de Volver al futuro.

solo_amigos_de_daniel_radcliffe_5927_620x413

No intento cuestionar el talento de los actores que acabo de mencionar, vaya, por algo gozan de fama mundial y no existe un aficionado al cine que desconozca su trabajo. Mi intención sólo es marcar la versatilidad que empieza a mostrar Daniel Radcliffe en la gran pantalla, ha sabido elegir muy bien sus personajes, lo podemos comprobar en cintas como La dama de negro, Los chicos de diciembre, My boy Jack y Amores asesinos, en la que interpreta al genio de la generación beat, Allen Ginsberg.

Bajo la dirección del canadiense Michael Dowse, Solo amigos gira en torno al personaje de Wallace (Daniel Radcliffe), un chico que atraviesa una dolorosa ruptura sentimental y está a un paso de convertirse en un desadaptado social. Pero un día conoce a Chantry (Zoe Kazan) en una fiesta, de inmediato surge entre ellos una química enorme (de esas que sólo suceden una o dos veces en la vida) sin embargo, todo cambia cuando Chantry le dice a Wallace que ella tiene novio, pero que aún así le encantaría tenerlo como amigo.

Con este pase directo a la terrible friend zone (de ahí que el nombre original de la pelcula sea The F Word), Wallace intentará (fallidamente) mantener esa amistad intacta, pero con la ayuda de su mejor amigo Allan (Adam Driver) hará todo lo posible por conquistar a la chica.

Dentro de una inmensa galería de gags, efectos visuales, referencias a la cultura pop (véase la escena donde se recuerda a Elvis Presley y su famoso Fool’s Gold, un sándwich frito de proporciones bíblicas preparado con crema cacahuate, tocino, mermelada y mantequilla) y situaciones típicas de la comedia romántica, sobresale el trabajo de ambos protagonistas: por primera vez vemos a Radcliffe interpretar a un personaje ordinario en la época actual, asimismo Kazan (a quien tal vez recuerden por Ruby Sparks) brilla con una sutil parsimonia que enamorará a más de uno.

En definitiva, Sólo amigos resulta una película muy disfrutable, sin mayores pretensiones que narrar una historia sobre el romance que oscila entre lo posible y lo irrealizable de la vida cotidiana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s