El excepcional sendero del rock

Captura de pantalla 2014-07-18 a la(s) 14.47.58

Por Orianna Martínez 

@ori_ori 

Ante la música nadie puede resistirse, en especial si se trata de Rock & Roll. Por lo tanto, no es sorpresa que Almoust famous -2000- (Casi famosos) sea un referente obligado para retratar a la perfección la escena musical en la década de los setenta.

Con un soundtrack inmaculado que reúne a intérpretes como Led Zeppelin, The Guess Who, Rod Stewart, The Beach Boys, Yes, Lynyrd Skynyrd, The Velvet Underground, Stevie Wonder, Joni Mitchell etc., resulta complicado no imaginar la exorbitante pasión que se vivía por el rock en aquella época, caracterizada por conciertos en enormes estadios, atuendos psicodélicos, pantalones vaporosos, melenas largas y desenfadadas.

William Miller, el protagonista de la cinta, vive en San Diego con su madre Elaine, (una conservadora profesora de universidad y sobreprotectora en extremo) y su hermana Anita, quien lo introduce al extraordinario mundo del rock cuando ella se va de casa y le obsequia su gran colección de LP’s,

Casi_famosos-147323721-large

A partir de ahí se desprende el deseo de Will por convertirse en periodista musical y escribir en las más destacadas publicaciones de la escena. Con tan sólo 15 años y teniendo como mentor a Lester Bangs, un famoso escritor de rock, es contratado por la revista Rolling Stones para realizar un texto sobre la banda del momento: Stillwater; para esto, Will viajará alrededor de todo el país con la banda, en un tour que  le revelará las dificultades del medio periodístico; conocerá el lado amargo del desamor y tendrá sus primeras experiencias con las drogas, alcohol y sexo.

Casi Famosos es en parte la autobiografía de su director, Cameron Crowe, también conocido por Jerry Maguire y Vanilla Sky. Crowe en su adolescencia colaboró para distintas revistas de rock y realizó viajes con bandas como Led Zeppelin, The Allman Brothers y The Eagles.

Y siguiendo con el propósito de esta sección, Casi Famosos es una joya invaluable del séptimo arte que nos enseña diversas aristas de cómo el Rock & Roll puede salvar al mundo. A continuación les propongo tres escenas que sobresalen por su increíble carga musical y se amoldan a la perfección con la trama de la película.

All gone to look for America

Anita Miller, hermana de Will, empaca sus maletas y decide iniciar el viaje de su vida. Ya no hay severas reglas por parte de su madre u obligaciones escolares, ahora es libre de escuchar cualquier tipo de música, no hay limitaciones y al ritmo de Simon & Garfunkel ella se ha ido a buscar América.

Looking on she sings the songs

Después de una pelea entre los integrantes de Stillwater, el ambiente que se respira dentro de Doris (El autobús del tour) necesita menos de una chispa para explotar. El transcurso en carretera es largo y tedioso, pero el ingrediente musical resulta incendiario de una armonía única cuando de pronto observamos a los personajes entonando con todas  sus fuerzas  la clásica Tiny Dancer de Elton John.

Maybe someday, you’ll see my face among the crowd

¡Ah! La dulce Penny Lane no podía omitir a este gran personaje que tiene una papel importantísimo en la película. En un claro tributo al quinteto de Liverpool, Penny (cuyo nombre verdadero es Lady Goodman) se aleja de los convencionalismos y se autoproclama una Band Aid: no es una “groupie” ni una tonta seguidora que sólo busca fama y aceptación por sus ídolos, ella es una apasionada del rock & roll, ella inspira a la música, ella ama ciegamente a una pieza musical, tanto que hasta duele.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s