Pueblo Chico, Pistola Grande

pueblo-chico-pistola-grande-poster-2014-2-1

Por Rodrigo Márquez/ @Roderik4

Cada vez que se estrena una película de humor estadounidense en nuestro país, corre el riesgo de no simpatizar con el sentido del humor de los mexicanos. A nuestro parecer, el humor gringo es simplista, rueda en lo absurdo y por tal es objeto de crítica. Sin embargo, las generaciones de los 70 a la fecha continúan riéndose con el Chavo del 8 y observamos que la comedia mexicana de la pantalla chica no puede superar a Eugenio Derbez y la Hora Pico.

En fin, son diferentes elementos culturales, históricos y sociales los que determinan nuestro humor, y para la reseña de esta semana, tenemos un western cómico:

A million ways to die in the west (no sabemos por qué en México la nombraron “Pueblo Chico, Pistola Grande”) es la historia de Albert (Seth MacFarlane), un granjero de mediana edad, con el autoestima por los suelos y cobarde, quien vive con sus padres y está enamoradísimo de su novia Louise (Amanda Seyfried), mujer que decide dejarlo por el adinerado y narcisista Foy (Neil Patrick Harris), quien funge como encargado de la tienda de cosméticos para el cuidado de bigotes en Old Stump, pueblo en donde transcurre la película.

images-3

Con el corazón destrozado, cansado de vivir cuidando un rebaño de ovejas y con una constante preocupación de morir en cualquier minuto por los peligros del salvaje oeste, Albert decide dejar su hogar e irse a San Francisco, sin embargo, la llegada de Anna (Charlize Theron), le cambiará poco a poco la manera de ver la vida y el amor.

El reparto lo complementan Liam Neeson, como Clinch, el forajido que va de pueblo en pueblo buscando saquear a los aldeanos; Giovanni Ribisi y Sarah Silverman, interpretan a Edward y Ruth, una pareja en la que él es un caballero devoto y entregado a su novia y también es el mejor amigo de Albert, mientras que Ruth es la prostituta con más clientes del pueblo, pero enamorada de Edward, a quien le jura que no tendrían relaciones sexuales hasta que estén casados.

El filme fue dirigido y escrito por el mismo MacFarlane, parodiando a los westerns de antaño. Podría decirse que es un “Marcianos al ataque” moderno, pues hay actores y actuaciones destacadas; sin embargo, la película está en un nivel muy inferior a sus protagonistas: chistes malos, humor escatológico y racista en abundancia, momentos cómicos que funcionarían en caricaturas, pero no en una película con seres humanos y una moraleja que invita a la autovaloración de las personas.

PCPG

Seth MacFarlane quiso utilizar la misma fórmula cómica que en Padre de Familia, sin obtener resultados positivos. Tampoco alcanza a presentar un trabajo de calidad como lo hizo en Ted, al dotar de irreverencia e ironía a un elemento muy representativo de la etapa infantil del hombre, e inclusive cargarlo de un poderoso simbolismo que representa la incapacidad de madurar de un sujeto. En Pueblo Chico, Pistola Grande, los personajes son muy superficiales.

Cabe mencionar que la película tiene momentos rescatables gracias a las referencias a otras películas, las cuales sacarán una sonrisa. Pero al final uno abandonará la sala con pregunta ¿cómo es que tales actores aceptaron participar en una película de este tipo?

En conclusión, el filme es recomendable para cuando se tenga un momento de simpleza y sesenta pesos para pagar el boleto del cine.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s