Vivir Michoacán

Por Leticia Arredondo 

@leetyAV

Fotografías: Juan José Estrada Serafín 

Entre su rostro y la temperatura que alcanza tierra caliente cuando las balas se apoderan de las calles, está la cámara con la que ha fotografiado desde el tapiz del descontento que cubrió los rostros de Cherán en 2011, hasta el levantamiento de las autodefensas.

Y al igual que un cuento nos suele asaltar con la sorpresa en su final, la pasión de Juan José Estrada Serafín tomó un rumbo que no tenía planeado cuando estudiaba literatura: la fotografía. Sus manos necesitaban más acción que la de unir vocablos y plasmarlos en un papel, y conquistado por la fuerza del obturador, la cámara fotográfica se convirtió en su más ferviente cómplice. El corresponsal de la agencia Cuartoscuro, comparte con Zoom F.7 su experiencia como fotógrafo en Michoacán.

Guardabosques, levantamiento armado, autodefensas y narcotráfico, son algunos de los escenarios que Serafín ha vivido a tráves de la lente. En tal experiencia ha reforzado la importancia de considerar a la fotografía más allá de una imagen: se trata de una realidad en la que hay que estar presente.

“No puedes llegar un día y ya. Los corresponsales llegan 15 días y se van al DF y creen que se las saben de todas todas, sin embargo, en la prensa se dice sólo un poco de lo que es la realidad aquí”.

Ante las arduas situaciones en temas de seguridad, aquel estado se ha posicionado en la agenda nacional durante el último año y las imágenes de los medios de comunicación han mostrado un Michoacán donde los pobladores han tomado las armas, se han uniformado y organizado por su seguridad. Sin embargo, el fotógrafo considera que la prensa ha realizado una cobertura que no profundiza más allá de la coyuntura: “los medios están retratando lo más atractivo, las armas, los muertos. Nadie toma a los personajes, como aquellos campesinos que se volvieron autodefensas”.

Al remitir a las palabras de Ansel Adams, quien decía que más allá de un accidente, la fotografía se trata de un concepto, el entrevistado expresa que el ejercicio de reportero gráfico consiste en disparar con una cierta prescripción de lo que se pretende reflejar con aquella imagen, “por ejemplo, en un grupo de autodefensas, el hecho de ubicar quién es quién, te hace buscar la foto”.

Serafin vivió el momento en que los comuneros de Cherán se organizaban contra los talamontes en 2011, sin embargo, retratar aquellos rostros no fue cuestión de un abrir y cerrar del diafrágma, sino requirió convivencia permanente con los pobladores. “En un principio la gente no tenía mucha confianza de mí, pero poco a poco me fueron conociendo”.

Por esa razón, el autor de tomas de la Meseta Purepecha y demás regiones michoacanas, resalta la importancia de la constante presencia del fotógrafo en los sitios que pretende mostrar a través de sus encuadres. En el caso de Michoacán, concluye “es necesario decir quién está detrás del arma, hay mucho que retratar y para eso se necesita mucho tiempo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s